Tres mujeres que se reencuentran y vendimian juntas para hacer vinos sorprendentes

Tres mujeres que se reencuentran y vendimian juntas para hacer vinos sorprendentes

Marchiori & Barraud incorporó a su equipo a las enólogas Noelia Torres y Victoria Pons. Ambas profesionales formaron parte del proyecto anteriormente y hoy vuelven a trabajar juntas en lo que es un significativo reencuentro.

Federico Croce

Federico Croce

La vida de algunos proyectos se parece a una obra de arte en constante despliegue y construcción, en donde algunas personas pasan dejando una pincelada tenue y otras un trazo fuerte, sin embargo, todas realizan su contribución única a la obra conjunta.

Mujeres "power" del vino que sorprenden y sorprenderán.

Andrea Marchiori y Luis Barraud son una familia de enólogos consagrados quienes, desde que se conocieron en la universidad, comenzaron a dar vida a proyectos, anhelos, hijos y vinos.

En 1999 fundaron Viña Cobos, alcanzando un gran reconocimiento internacional al elaborar vinos que son un referente de calidad de Argentina.

Paralelamente en 2004, iniciaron su sueño propio con algunas barricas para disfrutar con amigos. Ambos proyectos fueron en paralelo hasta que, en 2016, decidieron emprender su propia marca, Marchiori Barraud, guiados por su filosofía de trabajo y valores.

Desde aquel comienzo, al abrigo de su marca, ellos continúan generando oportunidades y proyectos que, no solo contemplan la calidad y evolución de los vinos sino también el cuidado de la vida en sus múltiples formas y el desarrollo del potencial humano, sobre todo de jóvenes profesionales que aprenden a valorar y cuidar la naturaleza en todos los procesos.

Victoria Pons.

Es el caso de la enóloga Victoria Pons quien conoció a Luis y Andrea en 2011 al realizar una pasantía para Viña Cobos. En agosto de ese año, hizo una temporada en los valles de Napa y Sonoma en California y desde su regreso trabajó en Melipal como enóloga principal bajo la dirección de Marchiori Barraud ya que fueron sus consultores durante varios años.

Noelia Torres.

Y es también la experiencia de la reconocida enóloga Noelia Torres, quien trabajó con ellos durante 15 años. Comenzó como analista en junio del 2002, antes de recibirse, hasta llegar a ser gerente de enología. Realizó cosechas en Napa y Sonoma, USA y en Cahors, Francia. En diciembre del 2017 se hizo responsable, como gerente de enología de Bodega Ruca Malen, de los vinos tranquilos y espumantes, hasta octubre de este año.

Numerosas historias y experiencias tejen un profundo vínculo entre los integrantes de este equipo y confirman que, “cuando una organización está alineada con su propósito aparecen las personas, los recursos y todo lo necesario para que expanda su potencial”. (Simon Sinek)

“Tengo miles de recuerdos con ellos de aquella etapa. Felizmente hoy nos volvemos a juntar para hacer 'lo nuestro' y hacerlo crecer”. comparte Noelia.

El centro de vida de Marchiori Barraud es la familia, y sus vinos son la expresión de su manera de ser y hacer de profundo respeto hacia el ecosistema, buscando generar el menor impacto y crear consciencia en quienes los rodean.

“Yo aprendí muchísimo de caminar las fincas con ellos, de los procesos cuidados, de acompañar sin interferir para obtener el mejor resultado. Ellos elaboran con mucho respeto, ese es su estilo.” Victoria Pons.

“Cuando nos preguntamos por qué hacemos lo que hacemos, podemos ver a nuestro lado a todas las personas que forman parte de esta gran familia, es a ellas a quienes nos debemos. Con Noe y Vicky, y con el resto de las personas buscamos formar un equipo y hacer aquello que siempre nos ha distinguido: crecer compartiendo valores, disfrutar, divertirnos y lograr vinos de los que nos sintamos orgullosos", expresa Andrea Marchiori.

En esta vendimia, la llegada de las dos jóvenes y talentosas enólogas le da la bienvenida a un nuevo capítulo en la historia de Marchiori Barraud.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?