La bodega más antigua de la Argentina no es mendocina: ¿Lo sabías?

La bodega más antigua de la Argentina no es mendocina: ¿Lo sabías?

Se trata de la salteña Colomé, quien ostenta otro rúcord: su finca Altura Máxima está ubicada a exactamente 3.111 metros de altitud, y se considera el punto más alto en el mundo en donde hoy existen viñedos plantados y en plena actividad.

MDZ Divinos

MDZ Divinos

La Bodega Colomé, ubicada en la provincia de Salta, fue fundada en el año 1831, y fue el gobernador español de Salta en ese entonces, Nicolás Severo de Isasmendi y Echalar, quien la crea. En el año 1854, su hija Ascensión, quien se casó con José Benjamín Dávalos, plantó en Colomé las variedades francesas Malbec y Cabernet Sauvignon pre-filoxera. Hoy hay tres viñedos de ese entonces que todavía producen uvas que forman parte del vino Colomé Reserva.

Colomé perteneció a las familias Isasmendi-Dávalos a lo largo de 170 años. Donald Hess la adquirió en el año 2001.

Donald y Úrsula Hess estuvieron por primera vez en los Valles Calchaquíes allá por 1998. Estaban buscando el terroir perfecto y el clima ideal para hacer vinos auténticamente únicos en Argentina. Sin embargo, ellos expresan que no solo encontraron eso en Salta, sino que este lugar se transformó para ellos en un segundo hogar. La imponencia y la belleza natural de Colomé los colmaron de inspiración; y fue por eso que en el año 2001 compraron la bodega. Ellos son quienes escriben la historia reciente de Colomé, que puede afirmarse que es la más importante en cuanto a logros y desarrollo, tanto para la bodega como para el pueblo.

Bodega Colomé, desde 1831, es la bodega en funcionamiento más antigua de la Argentina. Se encuentra ubicada en el Alto Valle Calchaquí y tiene cuatro fincas que van desde los 1.700 hasta los 3.111 metros sobre el nivel del mar, siendo lo más alto de Argentina y del mundo, haciendo de Colomé un proyecto único y exclusivo, ostentando dos récords al mismo tiempo: ser la bodega más antigua de Argentina, y poseer los viñedos más altos del mundo.

“Se sacrifica cantidad, para obtener calidad, con lo cual se minimiza la carga en el viñedo, por medio del raleo, como parte de las tareas de laboreo. Al momento de la cosecha y elaboración se realiza una selección manual de racimos y bayas. Luego se fermenta con levaduras indígenas y se minimiza la intervención en todos los procesos. Por ejemplo, gracias a la altura, las uvas generan una buena acidez natural y no hace falta ningún agregado. Resaltar la fruta de la uva minimizando el uso de la madera para mantener el sabor singular, la frescura, la concentración y robustez natural que obtenemos en Colomé. Si bien nuestros tintos se añejan, se utiliza poca barrica nueva”, explican desde la casa vitivinícola.

Actualmente, la bodega tiene tres líneas de vinos: Lote Especial, Colomé, y Altura Máxima. La línea Lote Especial tiene los siguientes ejemplares: Malbec de Colomé, Malbec de El Arenal, Malbec de La Brava, Syrah, Tannat, Bonarda, Pinot Noir y Sauvignon Blanc. En tanto, la línea Colomé se subdivide en Torrontés, Malbec Estate, Auténtico, 180 Años y Reserva Malbec. Finalmente, Altura Máxima, es un único ejemplar 100% Malbec.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?