Dueños de casas rodantes, en pie de guerra contra la Agencia de Seguridad Vial

Dueños de casas rodantes, en pie de guerra contra la Agencia de Seguridad Vial

La repartición publicó hace un mes nuevas exigencias para homologar casas rodantes, lo que, para los propietarios, atenta contra sus intereses. Este fin de semana hubo protestas en todo el país.

MDZ Autos

MDZ Autos

Miles de propietarios de casas rodantes salieron a protestas en todo el país este sábado en contra de una normativa de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) que los obliga a homologar sus vehículos en un tiempo perentorio.

Según asociaciones de propietarios, para poder hacer frente a la homologación obligatoria, es necesario contar con entre 300 mil y 400 mil pesos, por lo que piden una prórroga de la normativa de al menos dos años.

La disposición de la ANSV fue dictada en marzo y daba 8 meses para cumplir, por lo que a finales de este mes de noviembre se termina el plazo. Por eso este sábado 26, después del mediodía, se llevó adelante una protesta en las principales ciudades del país, incluida Mendoza.

En Argentina el parque de casas rodantes sería de más de 15.000, que en su mayoría pertenecen a la categoría 01 (hasta 750 kilos) y 02 (750 a 3.500 kg). Según los propietarios, el segmento que está presentando inconvenientes es el 01 de tráilers pequeños, ya que la homologación se puede hacer solamente con fabricantes y muchas de estas unidades están hechas en forma artesanal, por lo que requieren pasar por un informe técnico que cuesta entre 300 y 400 mil pesos. A esto se le agrega que los talleres verificadores están en su totalidad en Buenos Aires, lo que complica la situación de acceso a la revisión a los usuarios del interior del país.

Pero además, los propietarios remarcan que hay exigencias en la norma de la ANSV que son insólitas, como el de que el tráiler sea más angosto que el vehículo que lo tira. eso no ocurre en ninguna parte del mundo: no hay ningún auto que sea más ancho que una casa rodante”, ha explicado Pablo Calegari, presidente de la Asociación de Rodanteros Argentinos (ARA), a medios de comunicación.

Los “Rodanteros” también critican el hecho de que la Resolución de la ANVS se dictó en marzo pero recién en agosto se emitió el informe técnico específico requerido para las casas rodantes, por lo que el plazo para cumplir con las regulaciones de hecho es sólo de tres meses.

No obstante, Calegari remarcó que algunos cambios que establece la ANSV son positivos. Y dice: “Hay mejoras que exige la Ley y son beneficiosas. Por ejemplo un eje de frenos, la tortuga, las luces y un freno de mano. No obstante sería interesante preguntarse por qué los fabricantes no vendieron los vehículos con estos elementos que se piden ahora. Esto afecta directamente al turismo”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?