Muy particular

En este impactante pueblo se filmó La Casa del Dragón

Este enclave está en una región occidental española que limita con Portugal. Se lo ha catalogado de "pueblo noble".

MDZ Trip lunes, 8 de julio de 2024 · 17:01 hs
En este impactante pueblo se filmó La Casa del Dragón
Foto: Shutterstock

En los últimos años, España ha sido el escenario escogido para múltiples producciones cinematográficas y televisivas. Un ejemplo destacado es Trujillo, un pueblo medieval situado en la provincia de Cáceres, que cobró vida en la pantalla como la ciudad de Desembarco del Rey en las temporadas de "La Casa del Dragón", la precuela de "Juego de Tronos".

Durante meses, el casco histórico de Trujillo fue meticulosamente preparado para adaptarse a las necesidades de la producción. Las plazas de San Mateo, Veletas, Santa María y San Jorge, junto con las calles adyacentes y el Arco de la Estrella, fueron algunos de los espacios clave utilizados para recrear el entorno de la serie.

Una imagen de Trujillo, en España.

¿Cómo es Trujillo?

Trujillo es un municipio y localidad española de la provincia de Cáceres, en la comunidad autónoma de Extremadura. Que emociona por su belleza

El corazón de Trujillo, la Plaza Mayor, es conocido por su vasta extensión y la impresionante arquitectura de sus fachadas, consideradas entre las más hermosas de España. Este emblemático lugar no solo atrae a los turistas por su belleza, sino también por las actividades que ofrece, como las terrazas desde donde se puede disfrutar del ambiente y una Oficina de Turismo donde los visitantes pueden obtener información sobre qué ver y hacer en el área.

Trujillo tiene un rico historial que se extiende desde sus días como asentamiento romano hasta su estatus como ciudad medieval. Esto se puede ver en su increíble arquitectura y entorno que le valen para ser reconocida como "Ciudad Muy Noble, Muy Leal, Insigne y Muy Heroica".

Palacio Juan Pizarro de Orellana. Fuente: Wikipedia.

Desde 1528, fue capital de la provincia de Trujillo hasta la creación de la provincia de Extremadura en 1653. Figuras históricas como Francisco Pizarro, el conquistador del Perú, y Francisco de Orellana, el descubridor del río Amazonas, nacieron allí, dejando un legado perdurable que se refleja en monumentos como la escultura ecuestre de Pizarro en la Plaza Mayor.

El Castillo de Trujillo es otro punto destacado que no se debe perder. Este castillo, construido sobre restos romanos y árabes, ofrece vistas panorámicas espectaculares de la ciudad y el campo circundante. Su arquitectura medieval y sus murallas bien conservadas proporcionan una experiencia inmersiva en la historia de Trujillo.

Plaza Mayor de Trujillo, en la noche. Fuente: Wikipedia.

Para completar la visita, es esencial explorar las numerosas iglesias y palacios que adornan la ciudad, como la Iglesia de Santa María la Mayor y el Palacio de los Duques de San Carlos. Trujillo también cuenta con una vibrante oferta gastronómica, donde se pueden degustar platos típicos de la región extremeña, como la Torta del Casar y el jamón ibérico.

Archivado en