Hazlo tú mismo

Cultiva las rosas más hermosas con este truco del aloe vera

Las propiedades nutritivas y protectoras del aloe vera harán una gran diferencia en el cultivo de tus rosas.

MDZ Estar Mejor
MDZ Estar Mejor viernes, 21 de junio de 2024 · 15:47 hs
Cultiva las rosas más hermosas con este truco del aloe vera
Dale vida a tu jardín con este trucazo. Foto: Archivo

El aloe vera será un gran aliado en el cultivo de tus rosas. Las rosas prosperan en lugares donde reciben mucho sol y en suelos con buen drenaje. Aunque se pueden plantar durante todo el año, evita plantarlas en suelos demasiado húmedos, ya que esto provoca el crecimiento de hongos y otras enfermedades que afecten a la planta

Un truco adicional es mezclar un poco de arcilla en el suelo para mejorar la retención de humedad, lo cual beneficia enormemente a las rosas. Para comenzar la plantación, necesitarás una planta de aloe vera, una rosa, tierra para macetas y una maceta espaciosa. 

Tu rosa se beneficiará de las propiedades del aloe vera.

Primero, corta la punta de una hoja de aloe vera. Luego, corta un trozo de aproximadamente cuatro centímetros. Asegúrate de que este trozo sea lo suficientemente grueso para acomodar un tallo de rosa. El aloe vera actúa como un estimulante natural del crecimiento de la otra planta.

Inserta la parte inferior del tallo de rosa en la porción húmeda del aloe vera. Esto proporciona un entorno rico en nutrientes y protegido para el tallo de la rosa, fomentando un enraizamiento más rápido y saludable. Luego, corta la rosa por la mitad con tijeras de podar, preferiblemente justo debajo de una hoja del tallo. Este corte ayudará a estimular el crecimiento de nuevas raíces y brotes.

Las rosas necesitan mucho sol.

Llena una maceta con tierra y haz un pequeño agujero en el centro. Inserta el tallo de rosa, ahora recubierto con aloe vera, en el agujero y cúbrelo con tierra. Riega bien la planta después de plantarla, asegurándote de que el agua llegue a todas las partes del suelo sin dejarlo demasiado húmedo.

Una vez que hayas plantado tu rosal, mantenlo en las condiciones óptimas: mucho sol, buena protección contra el viento y riego adecuado. Además, considera agregar una capa de arcilla alrededor de la base del rosal para ayudar a retener la humedad y controlar las malezas.

Archivado en