Gestión del hogar

La técnica de la compra inversa que te permite ahorrar dinero

Este método evita compras innecesarias y desperdicios de alimentos

MDZ Estar Mejor
MDZ Estar Mejor miércoles, 22 de mayo de 2024 · 21:46 hs
La técnica de la compra inversa que te permite ahorrar dinero
Este método alternativo de compra te ahorrará tiempo y dinero Foto: Shutterstock

Hacer las compras con una lista es una práctica común y eficiente para muchas personas. Tradicionalmente, se anotan los productos que faltan en el hogar para ir a adquirirlos en el supermercado. Sin embargo, existe una técnica alternativa llamada “compra inversa” que promete mayor eficiencia y te permite ahorra dinero.

La compra inversa, a diferencia del método tradicional, consiste en hacer un inventario de todos los productos disponibles en casa en lugar de listar solo lo que falta. Este enfoque permite tener un control más preciso sobre lo que se tiene, lo que está por caducar y lo que realmente se necesita reponer, evitando así compras innecesarias y desperdicio de alimentos.

La compra inversa consiste en hacer un inventario de lo que se tiene en la despensa de la casa. Foto: Shutterstock

El proceso de la compra inversa comienza con un inventario detallado de los artículos en la despensa, heladera y congelador. Aunque puede parecer una tarea tediosa al principio, esta técnica permite a los consumidores tomar conciencia de la cantidad de productos que tienen y utilizan regularmente. Organizar el inventario por categorías, como especias, conservas, cereales, pastas, legumbres, frutas y bebidas, facilita la gestión y visualización de los alimentos disponibles.

Por ejemplo, en muchas despensas se encuentran productos básicos como garbanzos cocidos, tomate triturado, pimientos de piquillo y caballa en aceite de oliva. En los congeladores, las verduras como setas, coliflor y espinacas son comunes, mientras que en las heladeras, los huevos, queso y verduras frescas son esenciales. Estos productos forman parte del inventario habitual y se reponen cuando están a punto de acabarse.

La técnica de compra inversa es una estrategia efectiva para gestionar la economía doméstica. Foto: Shutterstock

Una vez que se tiene un inventario completo, es más fácil planificar el menú semanal, asegurando que los ingredientes próximos a caducar se utilicen primero. Esto no solo reduce el desperdicio de comida, sino que también optimiza el uso de los recursos disponibles, permitiendo un ahorro significativo de tiempo y dinero.

Además de evitar compras impulsivas y el desorden en la cocina, la compra inversa ayuda a mantener los estantes y la heladera organizados. Con el tiempo, este método simplifica la tarea de hacer las compras, ya que el inventario general se mantiene constante y solo se añaden los productos que se usan habitualmente.

La compra inversa es una estrategia efectiva para mejorar la eficiencia y economía doméstica. Al centrarse en lo que se tiene en lugar de lo que falta, se consigue una gestión más racional de los alimentos, se reduce el desperdicio y se ahorra dinero. Este método demuestra que, con un poco de planificación, es posible optimizar los recursos y maximizar los beneficios en el hogar.

Archivado en