Todos los detalles del pasado oscuro de Danny Trejo

Todos los detalles del pasado oscuro de Danny Trejo

Danny Trejo no buscaba ser actor y la oportunidad le llegó de una manera inesperada. Su infancia estuvo rodeada de drogas y delincuencia.

MDZ Espectáculos

MDZ Espectáculos

Danny Trejo filmó muchas películas de Hollywood y decidió aprovechar esta fama para llevar un mensaje esperanzador a todos aquellos que estén atravesando un mal momento. El actor lanzó el documental "Inmate #1: The rise of Danny Trejo" donde cuenta su pasado oscuro e intenta utilizarlo para cambiar la vida de las personas.

Nació en la localidad californiana de Pacoima, ubicada en el Valle de San Fernando, una de las comunidades latinas más peligrosas, al punto tal que es llamada "La capital del asesinato en Los Ángeles". Trejo es de ascendencia mexicana y sus padres se separaron cuando tenía tres años, motivo por el que lo enviaron a vivir con su abuela.

Pero su vida dio un giro cuando su padre lo llevó a vivir con él, con su abuelo, que era muy estricto, además de otros familiares. El actor tenía una gran admiración por su tío Gilbert, un hombre con dinero y mujeres, pero que obtenía todo robando e incluso era un prófugo de la justicia.

Pese a que también era un adicto, Danny Trejo lo admiraba porque Gilbert era el único que no le tenía miedo a su abuelo y además le enseñaba a boxear y pasaban mucho tiempo juntos. Fue justamente su tío quien lo sumergió en el mundo de la delincuencia cuando era apenas un adolescente.

Adicciones y delincuencia

Gilbert le dio de probar heroína convirtiéndolo en un adicto y lo incentivó a que lo acompañe durante los robos en las tiendas de la zona. Siempre llevaban un arma en la mano y Trejo pasó toda su adolescencia entrando y saliendo de cárceles juveniles, lo que se convirtió en un círculo destructivo.

En su último paso por prisión estuvo encerrado 5 años y fue testigo de muchos hechos de violencia, inclusive de muertes. Allí también estuvo relacionado con la mafia mexicana y fue un campeón de boxeo. "La gente habla de prisiones como centros de corrección, pero no lo son. Son lugares para recordarte que eres una mierd* y que cuando salgas lo seguirás siendo", explicó su compañera de reparto y amiga, Michelle Rodríguez, en el documental.

En 1969, Danny Trejo salió de la cárcel convertido en un hombre duro y con pocas emociones, pero decidió volver a empezar. Por ello se mudó a un barrio en el que ayudaba a los vecinos, desde cortar el césped, acompañarlos con las bolsas del supermercado y aconsejar a los adictos para que salieran adelante hasta que uno de ellos le volvió a cambiar la vida.

Esta persona lo llamó para pedirle ayuda porque el sitio en el que estaba había mucha droga y cuando Trejo llegó se dio cuenta que era el set de filmación de la película "El tren del infierno" (1985). Al ver su imagen el guionista le preguntó si quería un papel como entrenador de boxeo para lo cual le pagaría 320 dólares.

Rápidamente se hicieron amigos y Trejo comenzó a trabajar como extra en varias películas sin saber que el destino le tenía preparado algo grande. En 1995 interpretó al villano de la película "Desperado" de Antonio Banderas y Salma Hayek, luego hizo "Heat" junto a Al Pacino y Robert De Niro.

La vida de Trejo es una inspiración para muchos aquellos que se encuentran atravesando un mal momento al sobrevivir a una familia violenta, a la delincuencia, a la cárcel y hasta tuvo cáncer de hígado. Nunca esperó ni buscó este giro en su vida, que da el mejor ejemplo: nunca es tarde para empezar de nuevo.

¿Cuál de sus papeles te gustó más?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?