El hijo de Erika Buenfil le puso un límite a su madre

El hijo de Erika Buenfil le puso un límite a su madre

El hijo de Erika Buenfil aprovecha cada oportunidad que surge para dejarle bien en claro que no quiere que tenga novio.

MDZ Espectáculos

MDZ Espectáculos

Hace varios años que no se le conoce un novio a Erika Buenfil, algo que llama la atención porque es una mujer muy simpática y atractiva. Recientemente, ella comentó que está abierta al amor, pero que su hijo de 16 años, Nicolás Buenfil, es el que no quiere que ella tenga pareja.

La actriz asegura que el joven no tiene problemas en que ella tenga amigos o que busque compañía para hacer planes como ir al cine o salir a comer, pero lo que no quiere es que tenga un novio formal. El principal motivo es que él no extraña la versión de su madre con pareja, sino que le gusta como es soltera.

El único momento en el que realmente se preocupa y piensa en que necesita alguien que la acompañe, es cuando se enferma o cuando la ve tranquila, ya que él está acostumbrado a verla siempre del tingo al tango, pues es una mujer muy activa e inquieta.

El hijo de Erika Buenfil está creciendo

Erika Buenfil tiene muy en claro que su hijo está creciendo y que, en algún momento, él decidirá irse de su casa para formar su propia familia. Pero esto no la pone triste, ya que siempre está acompañada: "Hay viajes, hay cruceros, hay amigas, hay comadres, o sea".

Durante una entrevista, un periodista le insistió sobre el tema de la pareja diciendo que las comadres hay algo que no le pueden dar: "Pero el cuerpo pide lo suyo". Ella, entre risas, dijo que lo tiene muy en claro y lo sabe, asegurando que ese es su problema y ella se encarga de eso.

"No hay cosa más deliciosa que tener mi control de la tele, mi baño, mi cama, mi espacio. Y el día que me tenga que rejuntar con alguien, juntos, y luego cada quien a su casa", aseguró Erika Buenfil.

Por el momento, ella continúa afirmando que se encuentra totalmente soltera, algo que quizás sea verdad o tal vez significa que ha sabido mantener su vida sentimental totalmente alejada de las luces y los flashes. Quizás, en algún momento, nos sorprenda compartiéndonos la noticia de que Cupido tocó a su puerta. ¿No crees?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?