Vitalidad

La hija de Raúl de Molina debuta en la pantalla y se roba todas las miradas

A sus 23 años, Mia de Molina entrevistó a su padre Raúl de Molina en las vísperas del 25º Aniversario de "El Gordo y la Flaca".

MDZ Entretenimiento
MDZ Entretenimiento jueves, 28 de septiembre de 2023 · 15:02 hs
La hija de Raúl de Molina debuta en la pantalla y se roba todas las miradas
La hija de Raúl de Molina debutó en la televisión como entrevistadora. Foto: Raúl de Molina / Instagram

En “El Gordo y La Flaca” están de aniversario. Raúl de Molina y Lili Estefan festejan 25 años del programa al aire. Para la ocasión, la producción del espacio televisivo preparó un encuentro muy especial con la hija del conductor Mia de Molina, que debutó como entrevistadora y se robó todas las miradas. 

La joven de 23 años fue cómplice de los productores de “El Gordo y La Flaca” y se convirtió en la entrevistadora de su padre Raúl de Molina. Recordaron viejos momentos y también trajeron a la memoria algunas transmisiones que fueron arriesgadas como la del Mundial de Fútbol de Sudáfrica 2010. 

Mia de Molina acompañó a su padre en el 25 aniversario del programa "El Gordo y la Flaca".

De hecho, Mia de Molina no había nacido cuando su padre se adueñó de las pantallas. Raúl de Molina recordó que el nacimiento de su hija fue televisado por Univisión dos horas después de que naciera. “Pusimos tu nacimiento en el programa. A las 4 de la tarde ya estabas en el show”, dijo el presentador.

Mia de Molina le hizo saber a su padre lo orgullosa que se siente y además dejó en claro que él y Lili Estefan son una de las parejas de la televisión que aún perdura en las pantallas. “Tú la conoces perfectamente. Para mí es como una hermana”, dijo Raúl de Molina y Mia contestó: “Claro, la tía Lili”. 

Mira el video

Luego Raúl de Molina resaltó que él y Lili Estefan son los únicos que llevan tanto tiempo juntos haciendo televisión. Otra de las anécdotas que Mia de Molina le sacó a su padre fue cuando en 2010 durante la transmisión del Mundial de Fútbol de Sudáfrica lo llevaron a un safari y el carro empezó a echar humo, pero les habían advertido que no se bajaran porque los leones podían comérselos. Fueron 15 minutos de terror.

Archivado en