Revelador

El secreto que nadie sabía de Steve Irwin, el cazador de cocodrilos que murió de manera tonta

Steve Irwin, el cazador de cocodrilos que murió de manera tonta, guardaba un secreto que nadie sabía acerca de los inicios de su icónico programa en Animal Planet.

MDZ Entretenimiento
MDZ Entretenimiento lunes, 18 de septiembre de 2023 · 11:15 hs
El secreto que nadie sabía de Steve Irwin, el cazador de cocodrilos que murió de manera tonta
Steve Irwin, el cazador de cocodrilos que murió de manera tonta, guardaba un secreto que nadie sabía de su icónico programa. Foto: Australia Zoo

Hace poco se cumplió un nuevo aniversario del deceso de Steve Irwin, mundialmente conocido como “el cazador de cocodrilos”. Después de 17 años de que murió de una manera bastante tonta, teniendo en cuenta los riesgos a los que de por sí ya se enfrentaba, es un personaje que aún guarda un secreto que nadie sabía.

Nacido en Melbourne, Australia, un 22 de febrero de 1962, su amor por la naturaleza fue algo que mamó desde la cuna, algo que heredó de sus padres. Él mismo repitió el ciclo, ya que también se los pasó a sus hijos Bindi Sue y Robert, fruto de su matrimonio con Terri, su compañera de aventuras.

Fue muy doloroso para el mundo conocer la noticia, aquel 4 de septiembre de 2006, que una raya, nadando en aguas poco profundas, perpetró el ataque que le puso fin a diez años de mostrarle al mundo la vida silvestre, así como también la vida de un hombre de 44 años lleno de energía.

“(Steve) Se ubicó justo encima de una de ellas y el espolón de la raya lo picó en medio del pecho, justo en el corazón”, contó John Stainton, colega de Irwin y testigo del suceso acontecido en Batt Reef, área perteneciente a la Gran Barrera de Coral ubicada en el estado australiano de Queensland, mientras filmaban un documental llamado Los más mortales del océano que, por supuesto, no fue puesto al aire.

Las vueltas de la vida hicieron que un animal mucho menos agresivo que aquellos con los que se ponía cara a cara, en la década que le dedicó a los programas emitidos por el canal Animal Planet a más de 130 países, sea el que firme su partida de defunción, dejando a dos niños sin un padre pero con un legado que mantener vivo.

Junto con Terri, Steve fundó la ONG Guerreros de la Vida Silvestre, dedicada a enseñar y difundir la importancia sobre la vida animal y su entorno a la comunidad, haciendo énfasis en la juventud. Y ahora, Bindi Sue y Robert tomaron la posta junto con su madre y siguen trabajando en la preservación de la vida silvestre, actualmente dirigiendo el zoológico nacional.

Sin lugar a dudas, El cazador de cocodrilos fue un programa que se ganó el corazón de los televidentes por más de diez años, permitiéndoles conocer y fascinarse con las especies de su Australia natal, como del mundo. Sin embargo, nadie sabía que el formato nació de un video casero de la luna de miel de los Irwin. Solo ellos podían celebrar sus nupcias pasando el rato con cocodrilos gigantes.

Sin lugar a dudas, Steve amaba a los animales, y contagió ese amor tanto a su familia como a los millones de personas a las que alcanzó, mostrándole la pasión y el conocimiento acerca de las otras especies que comparten este mundo con los seres humanos.

Archivado en