Increíble historia

El lado oscuro de Larry de Los Tres Chiflados: del éxito a morir en la miseria

Larry Fine fue uno de los personajes que integró el icónico grupo de Los Tres Chiflados. Sin embargo, detrás de los flashes, su vida se vio sumergida en problemas y tragedia.

MDZ Entretenimiento
MDZ Entretenimiento martes, 29 de agosto de 2023 · 20:15 hs
El lado oscuro de Larry de Los Tres Chiflados: del éxito a morir en la miseria
Larry Fine, uno de los icónicos personajes de Los Tres Chiflados.

Los Tres Chiflados es sin dudas una de las comedias más exitosas de todos los tiempos. Pasen los años que pasen, el trío conformado por Moe Howard, Larry Fine y Curly Howard será recordado como uno de los más graciosos de la televisión, cuando todo era aún blanco y negro.

Sin embargo, lejos de los flashes, el reconocido trío de comediantes tiene un trasfondo oscuro y lleno de tragedia. En este caso nos centraremos en la historia de Larry Fine, que pasó del éxito total a vida llena de problemas hasta el día de su muerte.

Larry Fine junto a Moe y Curly Howard, el trío emblemático de Los Tres Chiflados.

Nacido el 5 de octubre de 1902, el actor fue uno de los que integró el trío humorístico casi siempre en los 47 años que duró la serie. Con su particular cabellera, rápidamente encontró un lugar y se metió al televidente en el bolsillo. Era uno de los preferidos.

Su historia fue particular, dedicándose a la música casi por casualidad. Era apenas un niño cuando, por una travesura, se derramó ácido en su brazo (casi se lo toma, pero su padre llegó a tiempo para impedir algo que hubiese sido peor aún).

Se sometió a muchas cirugías para recuperarse, y por eso empezó a tocar instrumentos de cuerdas para recuperar la movilidad de los músculos y tendones de la extremidad afectada. Así se convirtió en un violinista profesional.

Fuera de la música, comenzó a dedicarse a la actuación y su fuerte desde el principio fue el humor. En una obra conoció a Mabel Haney, con quien al principio comenzó una relación clandestina -él era judío y ella católica- y luego se casaría, ya siendo parte del éxito de Los Tres Chiflados.

Larry Fine en sus últimos años de vida.

Pero fuera de los grandes flashes, lo que pocos conocían de su vida privada eran sus problemas de adicción.  Era ludópata y derrochaba fortunas que afectaron a su familia. Gastaba mucho dinero en el casino, juegos de cartas y carreras de caballos.

Cuando Los Tres Chiflados dejaron de emitirse, los ingresos de dinero fueron menores que los egresos. Encima en su biografía contó que nadie en la familia quería hacer tareas cotidianas del hogar, por lo que se fueron a vivir a un hotel con todas las comodidades, además de comer siempre en restaurantes y viajar seguido.

Los problemas de juego y los golpes de que le dio la vida fueron demasiado para Larry Fine.

Pero los lujos y la ludopatía fueron simplemente un punto de partida para Larry Fine. Su historia se agravó cuando en 1961, su hijo mayor Johnny falleció en un accidente automovilístico a los 24 años. Y seis años más tarde, su esposa falleció repentinamente de un ataque al corazón.

A la par, su salud se fue deteriorando progresivamente. En 1970, justo en el último año de la serie, sufrió una hemiplejia que lo obligó, con 69 años, a alejarse para siempre de los escenarios. Su luz de apagó el 24 de enero de 1975, en la tranquilidad del sanatorio al que llegó por su condición de actor, porque ya no tenía dinero para elegir.

Archivado en