¿Conflictos de identidad?

Por qué Anne Hathaway y Emma Stone odian sus nombres artísticos: así se llaman en realidad

Independientemente de sus motivos, las actrices Anne Hathaway y Emma Stone tienen algo en común: odian sus nombres artísticos.

MDZ Entretenimiento
MDZ Entretenimiento domingo, 9 de julio de 2023 · 09:46 hs
Por qué Anne Hathaway y Emma Stone odian sus nombres artísticos: así se llaman en realidad
Anne Hathaway y Emma Stone tienen algo en común: odian sus nombres artísticos. Foto: Jaime McCarthy // Swan Gallet

Hay artistas que, al momento de iniciar una carrera artística, optan por elegir una nueva forma de llamarse, casi como para separar lo privado de lo escénico. Pero también puede pasar que, con el tiempo, renieguen de esos nombres artísticos y los terminen odiando, como les sucede a Anne Hathaway y Emma Stone.

Desde Diario de una princesa, Hathaway ha destacado como una intérprete muy talentosa, así como también se desempeñó como una celebridad muy carismática. Hoy en día, a sus 40 años, ya es una leyenda viviente de Hollywood con gran versatilidad y, además, un ícono de la moda.

Por su parte, Stone hizo su camino actoral desde pequeña, protagonizando obras de teatro, y pasó a la pantalla chica en su adolescencia, pero ganó fama mundial  al interpretar a Gwen Stacy en las dos entregas de The Amazing Spider-Man.

“Cuando tenía 14 años hice un comercial y me dieron mi tarjeta del Sindicato de Actores (SAG). En esa situación, me pidieron que elija mi nombre profesional y, sin pensar demasiado, respondí: ‘Bueno, debería ser mi nombre, mi nombre es Anne Hathaway’.  Me parecía que había tomado la decisión correcta, pero nunca pensé que durante toda mi vida la gente me iba a llamar Anne en los sets”, le contó a Jimmy Fallon en una entrevista.

“Nadie me dice Anne en mi vida cotidiana, todo el mundo me conoce como Annie, así que lamento que no se me haya ocurrido decirlo cuando empecé a trabajar”, agregó la actriz que, en otra oportunidad, reconoció que su nombre de pila, Anne Jacqueline, le desagrada, hasta lo odia, y que ha considerado cambiárselo, pero también piensa que es muy tarde para hacerlo.

Diferente es la situación de Emma Stone, pero sí tienen algo en común, la inconsciencia de la juventud. “Tenía 16 años, entonces me entusiasmaba la idea de inventarme un nombre y el primero que elegí fue Riley, pero lo mantuve solo por seis meses”, contó y agregó: “Me decían: ‘Riley, te necesitamos en el set’, y yo no me daba por aludida, así que modifiqué mi nombre nuevamente y elegí Emma”.

Ahora bien, ¿por qué eligió ese nombre que la distingue hasta hoy en día? Para empezar, su nombre real es Emily Jean Stone, y para buscar alguno que le sea de fácil asociación, optó por el nombre de una de las Spice Girls, Emma Lee Bunton, la Baby Spice, según también le contó a Jimmy Fallon.

Sin embargo, volvió a arrepentirse poco después. “Creo que me tendría que haber llamado siempre Riley, extraño mi nombre legal a veces”, le confesó a una revista. Es por eso que, aunque no lo parezca, las celebridades deben pensar detenidamente sus nombres artístios, pues las perseguirán toda su carrera.

Archivado en