Polémico

La autora de ‘Mean Girls’ denunció que Paramount nunca le pagó por el éxito de la película

Rosalind Wiseman es la creadora de la historia que cautivo en 2004 a millones de adolescentes y que se convirtió en uno de los films preferidos para volver a ver.

MDZ Entretenimiento
MDZ Entretenimiento martes, 21 de marzo de 2023 · 16:31 hs
La autora de ‘Mean Girls’ denunció que Paramount nunca le pagó por el éxito de la película
Foto: https://www.okchicas.com/curiosidades/chicas-pesadas-secuela-lindsay-lohan-guion/

Casi veinte años después, se continúa usando referencias sobre Mean Girls, incluso, memes, porque fue una cinta que además de exitosa, logró atrapar por el elenco elegido, la historia divertida e instalar la idea de que las mujeres deben estar para apoyar a la otra pase lo que pase. Ahora, la autora, Rosalind Wiseman, señaló que Tina Fey y Paramount Pictures ganaron millones mientras que ella sólo cobró poco más de 400 mil dólares.

La escritora Rosalind Wiseman ha visto cómo Mean Girls se convirtió en un fenómeno cultural global. Debería estar encantada de que su libro, ‘Queen Bees and Wannabes’, se haya convertido en una exitosa película, luego en un musical de Broadway, y ahora el musical también se convertirá en una película.

Mean Girls fue uno de los mayores éxitos de 2004.

Pero mientras que la escritora y productora Tina Fey y Paramount Pictures ganaron millones con la franquicia, Wiseman sólo obtuvo poco más de 400,000 dólares después de firmar un acuerdo para vender sus derechos cinematográficos en 2002, y ni un centavo más desde entonces.

Ahora, ella habló en contra de la cultura de Mean Girls y la "experiencia dolorosa" que le impidió obtener sus supuestas cuotas, revelando que Paramount incluso le dijo que el estudio no obtuvo ningún beneficio de la franquicia. Sus abogados se están preparando para tomar medidas, y ella le dijo a The Post: “Nos hemos comunicado con Paramount para que las cosas sean más equitativas, pero Paramount no está interesada en eso”.

Rosalind Wiseman es la autora de Mean Girls.

A Wiseman, de 54 años, le ha costado mucho devolver el golpe. “Durante mucho tiempo estuve tan callada al respecto, tan, tan callada, pero siento que la hipocresía es demasiada”, dijo. “Creo que es justo para mí poder ser compensado de alguna manera por el trabajo que ha cambiado nuestra cultura y ha cambiado el espíritu de la época. A lo largo de los años, Tina ha hablado con tanta elocuencia sobre las mujeres que apoyan a otras mujeres, pero cada vez tengo más claro que, en mi propia experiencia personal, esa no será la experiencia. No solo hablas de apoyar a las mujeres, realmente lo haces”.

Wiseman conoció a Fey en 2002, después de que la comediante firmara un contrato con Paramount. Fey pidió comprar los derechos cinematográficos de ‘Queen Bees’, que guía a los papás sobre cómo andar en el mundo de las adolescentes y sus amistades, después de leer el artículo de Wiseman en la revista New York Times. "Cuando fui a conocer a Tina y Lorne Michaels (jefa de SNL y productora de Mean Girls) hace muchos años, fue una experiencia del tipo 'estamos haciendo esto juntos'", dijo Wiseman, quien eligió a Fey por encima de muchas otras ofertas de películas.

Rosalind Wiseman denunció que Paramount y Tina Fey no le pagaron por la fortuna que se cobró por el éxito de Mean Girls.

Fey convirtió el libro en una película de gran éxito protagonizada por Lindsay Lohan, Amanda Seyfried, Rachel McAdams y Lacey Chabert, y ella también interpretó un papel. Lanzada el 30 de abril de 2004, Mean Girls fue un éxito sorpresa y recaudó 130 millones de dólares en todo el mundo. Tenía un presupuesto de 17 millones, que luego se duplicó para incluir costos de marketing y relaciones públicas.

“Creamos esta cosa, Tina tomó mis palabras, hizo un trabajo extraordinario con ella”, dijo Wiseman. “Ella le dio vida y el material ha sido usado y reciclado durante los últimos 20 años. ¿Soy reconocida y, sin embargo, no merezco nada?”. Wiseman agregó: “Para mí, tener una escritora y que eso no suceda no solo ha sido difícil por el dinero, sino que también ha sido doloroso, muy doloroso”.

Rosalind Wiseman exige que se le pague lo que se le negó durante estos casi veinte años por la historia de Mean Girls.

“De eso se trata realmente mi trabajo, especialmente 'Mean Girls'. Las mujeres no tienen que ser las mejores amigas; podemos enojarnos, pero cuando se trata de eso, debemos apoyarnos mutuamente”. Refiriéndose a Fey, dijo: “Eso ha sido especialmente difícil de escritora a escritora”. Al firmar su contrato original, Wiseman cedió a perpetuidad todos los derechos de películas originales y obras derivadas, incluidos musicales y proyectos de televisión, aunque dijo que no se habló de ningún otro proyecto en ese momento. “Sí, tenía un contrato terrible, pero la película ha ganado tanto dinero y siguen reciclando mi trabajo una y otra vez, así que ni siquiera me considera”.

Para hacer las cosas más exasperantes, afirmó Wiseman, Paramount insiste en que no ha ganado dinero con la franquicia. Su contrato original incluía puntos de ganancias netas, es decir, dinero extra dependiendo de qué tan bien le vaya a la película en la taquilla. Sin embargo, el estudio le ha dicho continuamente que no han obtenido ganancias netas de Mean Girls y que en realidad han incurrido en tantos costos adicionales que no queda nada para compartir con ella.

Rosalind Wiseman.

Wiseman le dijo a The Post que un productor de teatro se acercó a ella hace décadas para hacer un musical de Mean Girls. Su agente se puso en contacto con Fey y Paramount y les preguntó si podía seguir adelante, pero le dijeron que no. Wiseman alegó que, en cambio, Paramount evitó que le pagaran por el musical, alegando que eso significaba que ella sabía que no tenía los derechos. “Lo que es difícil es que usaron mi nombre en Playbill”, dijo Wiseman. “Y Tina, en sus entrevistas, dijo que yo era la inspiración y la fuente, pero no hubo pago”. La escritora afirmó: “Nunca me compensaron por el trabajo que hice, nunca me compensaron por el entrenamiento que hice para el elenco y el equipo”.

Archivado en