Leonardo DiCaprio volvió a compartir consejos para la nuevas figuras de Hollywood

Leonardo DiCaprio volvió a compartir consejos para la nuevas figuras de Hollywood

Su trayectoria es amplia y exitosa, por eso, siente que está capacitado para aconsejar a sus colegas más jóvenes y puedan tener una carrera marcada por la experiencia y la magia de hacer películas durante el tiempo que lo deseen.

MDZ Entretenimiento

MDZ Entretenimiento

Como todo trabajo, el mundo de la actuación también tiene sus sube y bajas emocionales, sus momentos de esplendor y otros en lo que todo cuesta mucho más. Leonardo DiCaprio es un actor ya consagrado entre las celebridades de Hollywood que pasó por todas estas experiencias, por eso, siempre que puede, se siente con el poder de brindar sus consejos a las generaciones de actores más jóvenes para que el camino les resulte lo más sencillo posible.

El actor no suele dar entrevistas ni hablar sobre temas profesionales o personales en redes sociales. Sin embargo, se conocen algunos de sus consejos gracias a que sostiene una estupenda relación de amistad con algunas figuras como Tobey Maguire -mejor conocido por el primer actor en interpretar a Spider-Man en la pantalla grande-, con quien forjó un fuerte lazo cuando eran jóvenes.

En alguna ocasión Leonardo DiCaprio confesó que desde su juventud suele consultar todas sus opciones profesionales con Tobey Maguire, pues considera que sus diferentes puntos de vista en interminables conversaciones contribuyen a que ambos tomen decisiones certeras, así su amistad pasó a ser un soporte en su vida personal a un respaldo en sus carreras. Esta visión puede interpretarse como un consejo para los aspirantes a estrellas de Hollywood, pero no es la única.

Leonardo DiCaprio le dio consejos a las generaciones más jóvenes que arrancan en Hollywood.

Hace tan sólo unos días Timothée Chalamet -considerado como uno de los actores más importantes del momento por su trabajo en Call Me by Your Name y Bones and All-, confesó que Leonardo DiCaprio se acercó a él para compartirle un consejo profesional. Con una simple, pero precisa frase dejó entrever que le augura un buen futuro, pero fuera del Universo Cinematográfico de Marvel o DC. También le advirtió sobre el consumo de sustancias nocivas para la salud. “Nada de drogas duras o películas de superhéroes”, contó el actor de 26 años para la revista Vogue en su edición para Gran Bretaña.

Posiblemente Leonardo DiCaprio lanzó este comentario durante las grabaciones de Don’t Look Up (No miren arriba), una película de Adam McKay donde compartieron créditos con Jennifer Lawrence, Cate Blanchett, Merly Streep, Ariana Grande y Jonah Hill. Cabe recordar que este proyecto fue nominado al Oscar y actualmente se encuentra disponible en Netflix.

Y es que en los últimos años Timothée Chalamet se ha posicionado en el gusto popular por sus interpretaciones en la pantalla grande, pero también por sus icónicos looks, pues ha portado atrevidas prendas en múltiples pasarelas convirtiéndose en un ícono de la moda actual a sus 26 años. Este nivel de fama puede resultar contraproducente, pues muchas estrellas como quienes integran El club de los 27 no lograron lidiar con ella y salir adelante.

Leonardo DiCaprio de joven en Titanic.

En otra ocasión, el estadounidense cedió una entrevista para la revista Parade como parte de la promoción que hizo sobre The Revenant -una película donde tuvo la oportunidad de trabajar con el reconocido director mexicano Alejandro González Iñárritu-. Durante la charla reconoció que quienes son actores tienen la oportunidad de experimentar vidas ajenas y, hacer cosas que posiblemente nunca harían en su vida real, pero también conocer otras culturas, vivir en otros tiempos y verse reflejados en sus acciones.

“La vida puede ser monótona y actuar es como vivir muchas vidas. Cuando haces una película, vas a distintos lugares, vives otras culturas, investigas la realidad de otras personas, intentas reflejarlo lo mejor que puedas. Te abre los ojos, por eso adoro actuar“, declaró. No hay nada tan transformador como un filme, un documental, que pueden hacer que a la gente le importe algo más allá de su vida propia.

Con ello, la estrella de Hollywood reafirmó que vive para la actuación al igual que muchos de sus colegas. Explicó que su profesión es complicada porque cuando existe cierto nivel de fama es complicado mantener una línea entre lo privado y lo público, sin embargo, considera que vale la pena por la magia que ocurre en la pantalla y las emociones que desata en los espectadores.

Leonardo DiCaprio ganó su primer Oscar por su papel en El Renacido.

“Si quisiera renunciar a la actuación, lo hubiera hecho hace tiempo. Adoro hacer películas. Me siento afortunado de poder hacerlo, y vale la pena sacrificar algo de mi vida privada. No creo que nadie famoso se acostumbre completamente a esto. Siempre es surreal”, dijo. Y agregó: “Al final del día hay gente con trabajos mucho más difíciles que sacrifican mucho más de sus vidas para hacer, como la gente en las Fuerzas Armadas. No quiero nunca escucharme a mí mismo hablar sobre las dificultades de ser famoso porque tengo la libertad de detenerme si quiero”.

De esta manera, Leonardo DiCaprio aconsejó valorar las riquezas profesionales de la actuación y aprender a lidiar con los escándalos que de alguna u otra manera siempre van a estar presentes en la vida de los famosos. Asimismo, el actor de 47 años compartió una enseñanza que le dejó su padre, siempre ser feliz sin importar el alcance de su profesión. “Mi papá siempre me dijo: ‘Sal ahí afuera hijo y hagas lo que hagas, no me importa si tienes éxito o no, simplemente ten una vida interesante; sé feliz de ponerte los pantalones cada mañana’. Y creo que hago eso”, declaró para el mismo medio.

Leonardo DiCaprio junto a Timothée Chalamet y Jennifer Lawrence en Don't look up.

Por último, confesó que desde su niñez supo que quería ser actor, pues disfrutaba jugar a imitar a las personas que veía en calles de California por sus reacciones. Considera que su profesión fue un escape a la realidad que vivió día a día no sólo por el divorcio de sus padres, también por lo complicado que puede ser crecer en Los Ángeles.

“Desde temprano estaba interpretando personajes e imitando a la gente que pasaba. Adoraba hacer eso y ver la reacción de la gente. Ves la risa de tus padres... es una experiencia familiar. Además actuar siempre representó una salida para mí. Vi muchas cosas en el vecindario donde crecí que eran aterradoras. La actuación te aleja de la realidad. Poder escapar es importante. Para mí esa es la magia de las películas”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?