Jennette McCurdy reveló cómo era la relación que tenía con su mamá autoritaria en los tiempos en que era una niña actriz

Jennette McCurdy reveló cómo era la relación que tenía con su mamá autoritaria en los tiempos en que era una niña actriz

Situaciones de abuso, su lucha como ex actriz infantil, trastornos alimentarios, adicciones, la relación complicada con su mamá y cómo pudo retomar su vida tras abandonar el espectáculo, todo ello resumido en su libro ‘I’m glad my mom died’.

MDZ Entretenimiento

MDZ Entretenimiento

Solemos pensar que el mejor tiempo para vivir es la infancia, sin embargo, no siempre resulta tan liviana y divertida como creemos o como la recordamos. Sobre todo, cuando tenes responsabilidades como trabajar desde muy pequeño y las presiones que conlleva eso con la familia, los amigos, el mundo de la fama y con uno mismo. Una de esas niñas fue Jennette McCurdy, quien de pequeña no la tuvo nada fácil y, además de todos sus problemas e inseguridades, debía lidiar con una madre exigente que se hacía cargo de su carrera profesional.

El pasado 9 de agosto salió a la venta para todo público una de las publicaciones impresas más esperadas por el mundo del entretenimiento, I’m Glad My Mom Died escrito por Jennette McCurdy, conocida por su papel de Sam Puckett en la serie de televisión iCarly. En dicha publicación, la conocida intérprete estadunidense se dio a la tarea de escribir una serie de anécdotas de abuso, su lucha como ex actriz infantil, los trastornos alimentarios que padeció, las adicciones, su relación complicada con su autoritaria madre y cómo retomó el control de su vida después de alejarse de la escena del espectáculo.

Sin embargo, no todas las anécdotas que toca en su libro son experiencias tortuosas, ya que también relata algunos pasajes fructíferos en el mundo de la actuación, tal y como fue su participación en la exitosa serie Malcolm in the Middle cuando tuvo dos personajes cercanos a Dewey (Erik Per Sullivan).

Jennette McCurdy en Malcolm in the middle.

A pesar de que la actriz que da vida a Sam Puckett tuvo varias apariciones en la serie, una de las más recordadas es la de la cuarta temporada de la serie en el episodio “Si los chicos fueran chicas” donde interpretó a Daisy, la versión femenina de Dewey. Para esta interpretación Jennette McCurdy contó que necesitaba parecerse más a Dewey por lo que decidieron resaltar una de las características físicas más evidentes del personaje, sus orejas, por lo que le aplicaron cera para que estas dieran esa impresión.

“Tuve que usar cera muy dura detrás de las orejas para que se me notaran más, algo que identifica a Dewey son sus orejas grandes. Me dolía, pero no le tomaba mucha importancia”, comenta en su libro “Me gustaba el estudio donde grabábamos y el director (Linwood Boomer) era muy amable conmigo”, contó como una de las experiencias que mas le divirtieron en set de grabación.

Jennette MaCurdy actriz de niña.

Al conocido director de la extinta Fox, le agradó tanto su actuación que le da el papel de Penélope, durante el periodo en que Dewey asistía a las clases de niños especiales. Cuando ya formaba parte del elenco y con más interacción detrás de cámaras con los protagonistas, Jennette McCurdy contó en su momento que le atraía Frankie Muniz por lo que hacía todo lo posible por saludarlo, hasta que su mamá la evidenció al gritarle en el set de grabación. “Me encantaba saludar a Frankie Muniz, creí que era suficientemente discreta con mis sentimientos hasta que mi madre me gritó: ¡Ni siquiera lo pienses, es demasiado mayor para ti!”, rememoró en una parte de I’m Glad My Mom Died.

Tapa del libro I'm glad my mom died de Jennette McCurdy.

Desde su publicación impresa, el libro de la conocida ex actriz de 30 años ha abierto el panorama de diversas situaciones de acoso y abuso dentro del espectáculo, hecho que ha causado gran controversia dentro de Hollywood. Sus declaraciones han causado una ola de indignación entre los fanáticos de Nickelodeon, hace poco llegaron a los oídos de la protagonista de iCarly, Miranda Cosgrove.

Fue a través de una entrevista con el New York Times, cuando Miranda Cosgrove -quien hace poco retomó de nueva cuenta su papel como Carly Shay en iCarly en 2021 para Paramount Plus-, narró que desconocía la difícil situación que vivía su compañera de trabajo. “Cuando eres joven, estás demasiado metido en tu propio mundo y no te das cuenta de que otras personas están pasando por cosas mucho más difíciles que tú”, indicó la también compositora de 29 años.

La también cantante explicó que su coprotagonista siempre tenía una sonrisa en su rostro durante su tiempo en el programa: “No te imaginas eso de la persona que hace reír a todo el set todos los días”, añadió.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?