Llega a la Argentina la economista Deirdre McCloskey

La prestigiosa y aclamada economista e historiadora estadounidense, tiene un currículo impresionante. Y único: autora de 17 libros y de alrededor de 400 artículos académicos, estudió en la Universidad de Harvard, dio clases durante 12 años en la Universidad de Chicago y enseñó durante casi dos décadas en la Universidad de Iowa. Ahora es profesora en Illinois, en Chicago. Dará una conferencia en el auditorio de la Ucema en Buenos Aires, organizado por la Fundación libertad.

MDZ Dinero

Deirdre McCloskey.

La prestigiosa economista, pero además, multifacética Deirdre McCloskey, disertará en el auditorio de la Ucema en Buenos Aires el 17 de mayo desde las 17.30, en una actividad organizada por la Fundación Libertad.

En una entrevista realizada con los socios de MDZ, BBC Mundo, en Colombia por Irene Hernández Velasco, se la presentó así: "Soy economista, pero también enseño y escribo sobre historia, inglés, comunicación, filosofía, arte y estudios culturales. Como diría May West: 'Yo era Blancanieves... ¡pero me desvié!'. Hasta 1995 me llamaba -y era- 'Donald'. Criada en Boston, trabajé siempre en el Medio Oeste (de Estados Unidos). Casado durante 30 años felices, con dos hijos mayores (que no me hablan desde 1995), vivo en Printer's Row, Chicago, con mi Norwich terrier llamado Will Shakespeare y mi iglesia episcopal al otro lado de la calle, razón por la cual siempre llego tarde a misa".

Así se presenta a sí misma Deirdre McCloskey (1942) en su página web.

La prestigiosa y aclamada economista e historiadora estadounidense, tiene un currículo impresionante. Y único: autora de 17 libros y de alrededor de 400 artículos académicos, estudió en la Universidad de Harvard, dio clases durante 12 años en la Universidad de Chicago y enseñó durante casi dos décadas en la Universidad de Iowa. Ahora es profesora en Illinois, en Chicago.

Sus posiciones económicas conservadoras y su firme, inmovible y apasionada defensa del libre mercado ha hecho alzar las cejas a más de un colega.

Pero lo que a muchos dejó directamente boquiabiertos fue la operación de cambio de sexo a la que se sometió a los 53 años, y gracias a la cual pasó de ser Donald McCloskey a la flamante Deirdre McCloskey.

Esta fue la entrevista a la que se prestó gentilmente:

- Si no me equivoco, de joven usted era anarco-comunista, pero posteriormente se convirtió en una gran defensora del libre mercado. ¿Qué le hizo cambiar de postura?

- La evidencia. Robert Heilbroner (1919-2005), durante décadas socialista y profesor en la New School for Social Research (de tendencia marxista), escribió en 1989, justo antes del repentino e impredecible colapso de la Unión Soviética: "Menos de 75 años después de su inicio oficial, la pugna entre capitalismo y socialismo ha llegado a su fin: el capitalismo ha ganado… El capitalismo organiza los asuntos materiales de la humanidad de manera más satisfactoria que el socialismo". Actualmente puede ver un ejemplo de ello en Cuba o en Venezuela, en contraste con Chile o Colombia. Y en 1992 el mismo Heilbroner escribió: "El capitalismo ha sido un éxito tan incuestionable como fracaso ha sido el socialismo". Alabó a los liberales Milton Friedman, Friedrich Hayek y Ludwig von Mises por su defensa de la libertad, destacando que "las libertades democráticas no aparecen, excepto fugazmente, en ninguna nación que se haya declarado fundamentalmente anti-capitalista".

¿Cuáles son en su opinión los principales beneficios del libre mercado?

- El ejercicio de la libertad por parte de individuos adultos, a los que proporciona la dignidad de cuidar de sí mismos y de sus familias.

- El gigantesco enriquecimiento de los pobres, que han pasado de disponer de US$2 al día a US$50 o US$100, como ha ocurrido en todas las economías que se han guiado por un liberalismo real. El desplome de la tiranía. El enriquecimiento cultural de todos los países ricos.

- Entonces, ¿por qué el capitalismo concentra tantas críticas? Usted habla de un clima de pesimismo cultural, ¿no es así? 

- El gran y ya desaparecido Hans Rosling trata de explicar ese pesimismo en su libro póstumo "Factfulness" (2018). Rosling pensaba que ese pesimismo se debe a que la gente no conoce los hechos, como por ejemplo que desde los años 60 la renta per cápita ha crecido más rápidamente que en cualquier otro momento en la historia, sacando a los más pobres de entre los pobres (en China, en India o en Latinoamérica, por ejemplo) de la peor de las miserias.

También destaca que la gente tiende a asumir que los ricos actuales lo son porque les viene dado de manera natural, lo que les lleva a ignorar qué los hizo ricos.  Personalmente, también creo que el anticapitalismo tiene mucho que ver con la propia palabra "capitalismo", que hace que la gente piense que acumular capital es lo que nos ha hecho ricos en comparación con nuestros míseros antepasados. Y no, no lo es. Leé la nota completa haciendo clic aquí.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?