Acciones argentinas vs. Cedears: ¿en qué activos conviene invertir?

Acciones argentinas vs. Cedears: ¿en qué activos conviene invertir?

Aunque ambos activos son instrumentos de renta variable, poseen una serie de características que los diferencian entre sí.

Gonzalo Andrés Castillo

Gonzalo Andrés Castillo

Tanto las acciones argentinas como los Cedears representan parte del capital social de empresas. Ambos instrumentos financieros cotizan en pesos en el mercado local y son activos de renta variable. A simple vista, podrían parecer alternativas de inversión equivalentes, sin embargo, poseen algunas claras diferencias entre sí.

Diferentes mercados

La principal y más clara diferencia entre las acciones argentinas y los Cedears es que los primeros activos están estrechamente vinculados a la evolución del país, ya que representan el capital de empresas locales, mientras que los Certificados de Depósito Argentinos equivalen a compañías del exterior que fueron listadas en mercados extranjeros.

Esto quiere decir que las acciones locales son susceptibles al comportamiento económico, político y social de Argentina (además del contexto global y propio de la empresa), pero los Cedears no se ven afectados por la situación argentina, ya que se trata de grandes corporaciones internacionales y en su mayoría estadounidenses.

Oferta de compañías

Por otra parte, dentro del mercado de acciones argentinas no existe una gran variedad de empresas que puedan negociarse, más allá de aquellas pertenecientes al sector bancario, energético, de consumo o de construcción.

En cambio, el mercado de Cedears permite invertir en compañías de todo tipo: tecnología, industria automotriz, comercio electrónico, software, consumo masivo, rubro farmacéutico, etc. Y dentro de estos núcleos, se comercializan las mejores y más grandes e importantes empresas del mundo.

Vínculo con el dólar

Otra de las diferencias entre las acciones argentinas y los Cedears es que solo algunas acciones locales están vinculadas al comportamiento del dólar CCL, y son aquellas que cuentan con ADR (la acción también cotiza en el exterior), como Galicia, YPF, Pampa, Macro, etc.

Sin embargo, todos los Cedears que se operan en el mercado local están ligados a la evolución del dólar debido a que todos tienen una contraparte en el mercado exterior que se arbitra por el tipo de cambio.

Estabilidad y volatilidad

Por último, es muy importante tener en cuenta la estabilidad y la volatilidad de las compañías. Producto de los factores políticos, económicos, sociales y financieros que rodean a cada activo en particular, la historia demostró a lo largo de las décadas que las acciones argentinas no suelen ser rentables en periodos de tiempo muy largos, mientras que las acciones estadounidenses, representadas por los Cedears, sí lo fueron.

Sin embargo, los activos locales fueron mucho más volátiles y atravesaron periodos de variaciones de precios mucho más violentas, lo que se tradujo en grandes oportunidades de corto y mediano plazo, y más aún si se adopta una mentalidad de trading y se utilizan derivados financieros.

Además, producto de esta estabilidad, la mayoría de los Cedears reparte dividendos en dólares de forma trimestral, permitiendo obtener rentas anuales de alrededor de un 3,5% en moneda dura, en promedio.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?