Manzur va por la utopía: apuesta a lo Macri para convencer inversores

Manzur va por la utopía: apuesta a lo Macri para convencer inversores

Clima escéptico de fondos de inversión en el encuentro del viernes pasado en Nueva York. Ante el panorama, el jefe de Gabinete los invitó a un evento en el país, para convencerlos de las bondades de apostar por Argentina. Ofreció, incluso, encuentros con el kirchnerismo.

Carlos Burgueño

Carlos Burgueño

El que manda es el Presidente Alberto Fernández. El kirchnerismo no es un freno al crecimiento y la racionalidad. Habrá un acuerdo sólido con el Fondo Monetario Internacional (FMI). No se debe esperar una megadevaluación, pero sí una política cambiaria seria y competitiva. No habrá radicalizaciones en los próximos dos años de gestión. Habrá políticas fiscales, monetarias y macroeconómicas sustentables. Se buscarán acuerdos con la oposición para temas sensibles. Todas las leyes importantes serán tratadas dentro del Congreso. Las leyes laborales que rigen en el país y las modificaciones que se lanzarán no irán contra los privados. Y, en definitiva, toda inversión, financiera o en la economía real, es bienvenida y respetada. Estos fueron, en líneas generales, los mensajes que el gobierno llevó el viernes pasado a Nueva York. Sin embargo, las cosas no salieron del todo bien.

Juan Manzur, Martín Guzmán y Jorge Arguello escucharon el viernes pasado preguntas directas para las que no tuvieron respuestas concretas de parte de los fondos de inversión con los que se reunieron en el consulado argentino. Especialmente conocer cuál es el tiempo concreto en el que el gobierno de Alberto Fernández quiere cerrar el acuerdo con el FMI. El jefe de Gabinete, el ministro de Economía y el embajador argentino ante los Estados Unidos recitaron los textos habituales que despliegan habitualmente los funcionarios argentinos ante la pregunta sobre el Facilidades Extendidas que se discute con el Fondo. Esto es, la necesidad de lograr un plan sustentable, un acuerdo que garantice el crecimiento y cerrar compromisos que se puedan cumplir.

Sin embargo, el puñado de fondos de inversión que se reunieron con los argentinos querían precisiones más concretas. Con definiciones más exactas sobre el tiempo cierto que evalúa el gobierno argentino para terminar la historia con el FMI, y encarar la próxima etapa de política económica. Escucharon la versión oficial los ejecutivos Pablo Goldberg de BlackRock; Diego Ferro de M2M Capital, Javier Timerman de AdCap, Gustavo Ferraro de Gramercy, Sebastián Vargas de Barclays, Darío Lizzano de PointState Argentum, Alberto Ades de NWI Management, Claudia Castro de Invesco, Andrés Lederman de Fintech; Matias Silvani de Goldentree, Luis Simón de Goldman Sachs, Soledad López de Morgan Stanley y Fernando Grisales de Schroeders, Ruben Kliksberg de Redwood Capital Management); Martín Marron de JP Morgan y Gerardo Bernaldez de CarVal Investors.

Luego, en dos reuniones privadas, se habló con el fondo Templeton y el Pimco, dos de las casas de inversión más compradas en el mercado de capitales argentino, y protagonistas habituales (especialmente el primero) de la demanda insistente de dólares en sus versiones financieras MEP y CCL. En general todos los fondos valoraron la predisposición de los funcionarios, y la voluntad de explicar y no rehusar ninguna pregunta. Sin embargo, quedó claro en la reunión, ya no hay margen para credibilidad desde las potenciales inversiones, si antes no se responde con concreciones serias, directas y concretas sobre tres preguntas puntuales: cuándo habrá acuerdo con el FMI? ¿Qué opina el kirchnerismo del acuerdo y de las metas fiscales y cambiarias innegociables que el país debe adoptar para cerrar un Facilidades Extendidas? ¿Cuál es el plan económico para los últimos dos años de gestión de Alberto Fernández? 

Al no haber respuestas sin eufemismos, el propio Manzur sacó de la galera una idea que no estaba en el catálogo original: que los fondos de inversión vengan a Buenos Aires y se reúnan con todos los representantes de la coalición gobernante y hagan todas las preguntas que necesiten. Y que este encuentro se realice una vez que las Facilidades Extendidas estén seriamente en avance, obviamente luego de las elecciones legislativas del 14 de noviembre y cuando el próximo diseño del Poder Legislativo esté operativo. Sería un "trip investor" similar al que Mauricio Macri organizó en septiembre del 2016, cuando ya avanzada su gestión invitó para tres megajornadas abiertas a inversores internacionales, para vender su plan económico e invitar a todos los interesados a desembarcar en el mercado de capitales criollo que se desarrollaría sin detenimiento a partir de la llegada de Cambiemos al poder.

Muchos de los fondos que aceptaron la invitación, luego accedieron a apostar por el renacimiento argentino, y perdieron miles de millones de dólares. Como Templeton y BlackRock. Esto no amilanó a Manzur, que les aseguró a los fondos de inversión que serán bienvenidos en Buenos Aires en poco tiempo. Y que tendrán libertad para conversar con todos los funcionarios y dirigentes políticos que consideren necesarios. Incluyendo al kirchnerismo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?