Federer se quedó con el "duelo suizo" y avanza en Roland Garros

Roger Federer le ganó a su compatriota Stanislas Wawrinka por 7-6, 4-6, 7-5 y 6-4 para meterse en semifinales del Abierto de Francia. 

sección deportes

Roger Federer.

ATP TOUR

El tenista español Rafa Nadal volverá a verse las caras con el suizo Roger Federer en Roland Garros, segundo 'Grand Slam' de la temporada, ocho años después de su último duelo en la capital francesa tras solventar sus compromisos de cuartos de final ante el japonés Nei Nishikori y el también suizo Stanislas Wawrinka, respectivamente.

Nadal fue el primero en certificar su pase en un cómodo encuentro. El balear hizo valer su dominio sobre Nishikori -al que tiene tomada la medida en tierra batida- y no tuvo problemas para seguir defendiendo el cetro. El mallorquín también aguantó el revés que supuso el aplazamiento por lluvia cuando tan solo restaban dos juegos para finiquitar su victoria.

Nishikori agradeció el respiro. El nipón se había plantado en esta antepenúltima ronda tras dos duros partidos ante el serbio Laslo Djere y el francés Benoit Paire, resueltos a cinco sets. Además, en el último, tuvo que jugarlo entre el domingo y el lunes y ese esfuerzo pareció pasarle factura, con el añadido de que Nadal jugó a un gran nivel y muy agresivo.

Cuatro horas de desgaste separaban las piernas de uno y otro y desde el principio el español hizo valer esa ventaja. Sólido y firme desde el fondo, el balear apabulló al asiático a base de ganadores y sin permitirle nunca llevar el ritmo del encuentro.

En algo más de una hora, Nadal ya había solventado las dos primeras mangas por sendos contundentes 6-1. Como si tuviera más prisa aún por la amenaza del cielo, el exnúmero uno del mundo acumulaba ya 20 ganadores para desarbolar al japonés siempre a remolque y que ni siquiera sacó provecho al 'break' del segundo parcial con el que igualó momentáneamente el marcador.

Tampoco pudo mantener la igualdad Nishikori al inicio del tercer parcial, jugado ya con la clara amenaza de la tormenta. Nadal volvió a romper pronto y no bajó el ritmo en un intento de cerrar el partido y evitar el aplazamiento.

Pero tras ponerse 4-2, le ordenaron marcharse y esperar a que el tiempo mejorase para sentenciar su duodécima semifinal en París, una ronda en la que nunca ha perdido y en la que se medirá este viernes a Roger Federer, que se deshizo de su compatriota Wawrinka en cuatro sets (7-6(4), 4-6, 7-6(5) y 6-4) y un final apretado.

EL VIERNES, CITA DE ALTURA EN PARÍS

La Philippe Chatrier acogerá este viernes un duelo de altura. Nadal tendrá enfrente a un Federer que ha evitado en París desde la final del año 2011, que terminó del lado del español por 7-5, 7-6(3), 5-7 y 6-1. El once veces campeón de Roland Garros tendrá delante un desafío aún mayor pues ha perdido sus seis últimos enfrentamientos con el helvético.

Sin embargo, de esa media docena de choques, ninguno ha sido en polvo de ladrillo, una superficie donde Nadal impone su dominio con claridad. De hecho, desde 2009, en Madrid, Federer -que disputará su semifinal número 44 en un 'grande'- no vence al español en tierra batida y jamás ha sido capaz de conseguirlo sobre la tierra parisina.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?