Godoy Cruz cambió la cara en el debut de Diego Flores y logró una tremenda goleada ante Gimnasia

Godoy Cruz cambió la cara en el debut de Diego Flores y logró una tremenda goleada ante Gimnasia

Tras la abrupta salida del Gallego Méndez, Diego Flores tomó las riendas de Godoy Cruz y debutó con una gran goleada por 4 a 0 en el Feliciano Gambarte ante Gimnasia y Esgrima La Plata.

Diego Zárate

Diego Zárate

El ciclo de Diego Flores en Godoy Cruz comenzó con una gran victoria ante Gimnasia y Esgrima La Plata en el Feliciano Gambarte por 4 a 0. El equipo Bodeguero mostró desde el arranque una disposición muy diferente a la que tenía con Sebastián Méndez y controló el partido a base de posesión, con mucha presión.

Durante la primera mitad contó con algunas ocasiones pero no consiguió acertar en la puntada final. Con Martín Ojeda tirado unos metros atrás, y con tres puntas definidas, el Tomba dominó las acciones. Tomás Badaloni tuvo un par, una de ellas clara que Rodrigo Rey mandó al córner, y después fueron todas aproximaciones. 

La visita se plantó con una línea de cinco, y no encontró juego. Tanto el Pulga Rodríguez, como Brahian Alemán, no gravitaron y Leandro Contín debió arreglarse como pudo contra la firme defensa mendocina que no sufrió apremios durante los 45 minutos iniciales. 

El complemento arrancó con todo. Godoy Cruz manteniendo su postura y Gimnasia esperando algún error para dar el golpe. Y casi sucede. Contín, a pura potencia, sacó provecho de una confusión en el fondo mendocino, asistió a Miranda y Espínola tapó un mano a mano que tenía destino de gol. 

Inmediatamente, la tuvo Ojeda. La visita intentó salir jugando, el volante la robó y encaró hacia el arco de Rey, pero definió mal. A los quince, llegó la justicia en el marcador. Damián Pérez apareció por sorpresa por izquierda y con un certero remate, que se desvió en Morales, puso adelante al Expreso.

El equipo de Gorosito buscó reaccionar, movió le banco pero no consiguió su cometido. La pelota siguió siendo del local y a los treinta, tras una buena tapada de Rey, Bullaude sacó provecho del rebote para aumentar al tanteador.

Y cuatro después fue Ojeda que, con un zurdazo cruzado, venció la resistencia del ex arquero tombino para conseguir una victoria necesaria, muy necesaria. 

A uno del final volvió a ser Ojeda quien decoró la goleada, picándola ante la desesperada salida de Rey. La primera imagen de este nuevo ciclo es por demás positivo aunque, claro está, necesita tiempo para encontrar el ideal. 

Por lo pronto, todo es bueno y ahora se viene una semana larga que seguramente aprovechará para seguir metiendo mano en un equipo que parecía abatido pero que este domingo reaccionó. El próximo lunes, en Mar del Plata y ante Aldosivi, lo deberá confirmar.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?