Denuncias, maltratos y más: el escandaloso trasfondo del despido de Gabriel Heinze en Atlanta United
MLS

Denuncias, maltratos y más: el escandaloso trasfondo del despido de Gabriel Heinze en Atlanta United

Fuentes del club revelaron algunas de las situaciones que el argentino hacía atravesar a los jugadores. Según medios estadounidenses, el gremio de jugadores de la MLS intervino y presentó una queja por violaciones al convenio colectivo de trabajo.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

A muchos los sorprendió la abrupta salida de Gabriel Heinze del Atlanta United. El principal motivo, según el comunicado del club, fueron los malos resultados pero horas después de confirmarse su despido, se dieron a conocer escandalosos detalles que fueron revelados por la MLS Players Association, el gremio de futbolistas de la liga estadounidense, quienes presentaron una denuncia en su contra por violaciones al convenio colectivo de trabajo.  

Entre esas violaciones se destacan haber limitado la cantidad de agua que podían beber los jugadores en los entrenamientos -al punto de que los médicos del equipo habrían tenido que intervenir-, la negativa a garantizarles días libres y la obligatoriedad de atender siempre sus teléfonos y de "estar listos para ir al centro de entrenamientos cuando sea que se les pida".

Los mismos informantes sostuvieron que el Gringo casi no les hablaba a sus jugadores y que utilizaba intermediarios, tampoco estableció un lazo con los trabajadores del club. Además, se negaba a compartir la planificación y la programación de los trabajos con anticipación, generando incertidumbre y una baja en la moral entre sus dirigidos.

"La táctica y el juego son una cosa, pero había muchas otras que estaban pasando de manera cotidiana fuera de la cancha que agotaban mentalmente a los jugadores", aseguró una fuente interna del club respecto de la conducta del DT, pero otra persona que es parte de la institución fue más allá y aseguró: "Estos seis meses fueron un infierno".

Al mismo tiempo, sus números con Atlanta United dejaban mucho que desear. Es que en su breve paso por el club, Heinze dirigió 17 partidos en los que ganó cuatro, empató ocho y perdió cinco. Encima, marcó 16 goles y recibió 20, muy lejos de los equipos sólidos y animadores que supo comandar en el fútbol argentino.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?