¿Arrugó Campazzo? El divertido cruce con Santiago Ponzinibbio, la estrella argentina de la UFC

¿Arrugó Campazzo? El divertido cruce con Santiago Ponzinibbio, la estrella argentina de la UFC

El luchador argentino de la UFC pasó a saludar a la Selección argentina de básquet que se encuentra en Las Vegas ultimando detalles para los Juegos Olímpicos y allí tuvo un divertido cara a cara con

MDZ Deportes

MDZ Deportes

La Selección argentina de básquet continúa ultimando detalles en Las Vegas, de cara a los Juegos Olímpicos que comenzarán la próxima semana, y en las últimas horas recibió una visita de lujo: Santiago Ponzinibbio, estrella argentina de la UFC, pasó por el hotel y vivió un divertido momento junto a los jugadores de El Alma.

"¿Cómo están, muchachos? Qué bueno que pude venir a conocerlos, me encanta poder estar acá... Yo viví mucho tiempo afuera y encontrarme con compatriotas, tan lejos de casa, me hace bien", comenzó diciendo mientras saludaba a cada uno de los integrantes del plantel.

Con su metro setenta de estatura quedó chico al lado de los basquetbolistas de la Selección, pero compensó con su físico imponente, digno de una figura de las artes marciales mixtas, y rápidamente comienzan las bromas y los desafíos. "Nos estamos preparando, pero no tan bien como vos", le responde Facu Campazzo, quien rápidamente entiende la onda del visitante y toma la voz del grupo, cuando recibe la pregunta de Santi sobre el trabajo del Seleccionado en Las Vegas.

Ponzinibbio pasó un buen momento con la Selección de básquet (prensa CAB)

Luego de hablar de los amistosos que encaró Argentina en estos días, Campazzo lo sorprende: "Te firmamos este camiseta", y Ponzinibbio reacciona como un niño. "Noooo, mirá que bueno, me firmaron la camiseta", grita, y no duda en ponérsela. 

Todos entran en confianza y alguien tira, en broma, el nombre de un jugador que puede desafiar al peleador. “Dale, Taya, animate”, se escucha mientras Gallizzi, musculoso y rocoso pivote, se ríe y gana el medio de la ronda. "Yo hincho por por McGregor eh", avisa, sabiendo que Santi se entrena con Poirier y había dicho que ganaría él. Santi entiende el show, como buen luchador. "Un cara a cara", pide y pone cara de malo, como en los pesajes en los que quiere intimidar al rival. Todos se ríen. El pivote de 2m06 se para, mirando hacia abajo, y hacen la clásica foto. "Menos mal que juega al básquet", bromea Ponzinibbio, 36 centímetros más bajo.

Alguien desafía a Campazzo para que se anime al cara a cara. Y la estrella de los Nuggets va al encuentro, pero no puede sostener la mirada. Cierra los ojos y, como pibe ocurrente que es, mira la cámara y hace la seña de agitar una bandera blanca, como de rendición. Ponzinibbio lo sorprende, va a su espalda y lo toma del cuello con su brazo. "Esto es un choke. Te dejo sin aire y te dormís en un segundo, a veces ni te das cuenta", explica sobre esa llave tan usada en UFC que permite ganar por nocaut luego de soltarlo.

Fuente: Prensa CAB

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?