Fútbol, Morro y dirigentes: Miguel Simón estuvo en MDZ y habló de todo

Fútbol, Morro y dirigentes: Miguel Simón estuvo en MDZ y habló de todo

El prestigioso periodista deportivo Miguel Simón estuvo de vacaciones en Mendoza y habló sobre la muerte del Morro García, la dirigencia actual del fútbol argentino y su vínculo con Maradona, entre otros temas. "Argentina es especialista en ir detrás del problema", aseguró el columnista de MDZ Radio

Pablo Villarruel

Pablo Villarruel

Miguel Simón es uno de los periodistas deportivos más importantes del país. Preparado y detallista como pocos, supo cultivar un estilo ligado a los datos y al análisis del deporte sin caer en especulaciones forzadas ni en presunciones que no conducen a nada, ambas tan presentes en los programas deportivos de la actualidad.

Con una amabilidad sorprendente y alejado del divismo en el que muchos periodistas famosos, aún menos destacados, suelen emanar, Miguel Simón dialogó con MDZ sobre fútbol. El suicidio del Morro García, la muerte de Diego Maradona, el presente de la dirigencia argentina y la actualidad de Lionel Messi, fueron los tópicos por los que el también columnista de MDZ Radio se explayó con el rigor y la sensatez que lo caracteriza.

Por una cuestión de mediatez, el primer tema que se impuso en la charla fue el suicidio de Santiago García y Miguel Simón hizo hincapié en la olvidada condición humana de los deportistas, actualmente sometidos por demás a las presiones del negocio que los rodea y a la permanente exposición de las redes sociales.

"El tema de la salud mental es una cuestión que hay que visibilizar bastante más porque mucha gente lo asocia a lo voluntario y a situaciones puntuales y no tiene que ver solo con eso, aclarando que no soy psiquiatra. Cuando ha pasado con futbolistas no se lo ve venir y la Argentina es especialista en ir detrás del problema. La gente cree que el deportista no es un ser humano y aparecen comentarios ridículos sobre cómo puede haber pasado esto si ganan cierto dinero o pueden viajar o cosas así", comenzó diciendo Simón.

"El deportista está más expuesto a presiones a partir de las redes sociales y habría que hablar con un profesional para ver si esa exposición los hace personas de mayor riesgo. Le doy mucha importancia a las redes sociales porque me doy cuenta que los deportistas le dan mucha importancia y veo que los afecta más de lo que los alimenta. Estar expuesto permanentemente parece un detalle menor, pero no lo es", ahondó.

"Uno de los temas es pensar que lo que hacen algunos lo pueden hacer todos. Decir 'el jugador de fútbol' es o actúa de una determinada manera. No es así, es una locura generalizar a los futbolistas y los clubes van a tener que empezar a particularizar el tema mental. No hay 'el futbolista, el periodista, el arquitecto', hay personas individuales que deben ser contenidas de la manera más conveniente", reflexionó.

La muerte del Morro García puso en el ojo de la tormenta la función de los dirigentes deportivos y Simón dio su mirada sobre el momento actual de la dirigencia en el fútbol argentino afirmando que hubo un cambio de nombres desde la muerte de Julio Grondona, pero no de maneras e intenciones para conducir los destinos de los clubes y de la AFA.

"El fútbol argentino tuvo un mandamás durante mucho tiempo que tejió mucho poder y yo lo que noto es que el fútbol argentino que se quejaba de ese mandamás y de ese poder tejido quiere repetir lo que hizo el mandamás, por llamar de alguna manera a Julio Grondona. El objetivo del dirigente actual es el mismo que tenía Grondona: quedarse el mayor tiempo posible en el poder. El dirigente argentino no piensa en favor de la competencia. El dirigente es valorado por su gente, su hinchada y su afición si logra la injusticia a favor de su club", dijo sin vueltas.

"Si saca ventaja, ese dirigente sirve y es aplaudido, pero cuando los dirigentes comienzan a sacarse ventajas la que pierde es la competencia. Hay estructuras como las del básquet que son sociedades, piensan en la competencia. En la Premier League parece que se han puesto de acuerdo para lograr un buen espectáculo y que haya fidelidad en el juego sin querer sacarse ventajas. El dirigente argentino no ve al otro como un socio. Boca no ve a River como un socio y viceversa, solo cuando les tocan el bolsillo por derechos de televisión", se lamentó el periodista y relator.

"La llegada de Tinelli parecía ser algo distinto en su momento, pero ahora parece que está tratando de adecuarse al medio. Quiso luchar contra el medio y para sobrevivir tuvo que adecuarse a él", completó desesperanzado.

El fútbol europeo es una de las materias que mejor maneja Miguel Simón, por eso su análisis de la etapa que está atravesando Lionel Messi en el Barcelona es interesante de conocer. El periodista reconoce que 'Leo' no tuvo un año fácil, pero no deja de destacar el hambre de superación que posee y se ilusiona con que mantenga ese fuego interno hasta el mundial de Qatar.

"A Messi lo veo mejor que al inicio de temporada, cuando era una sombra de lo que puede ser. Lo veo más enganchado después de haber tenido una pretemporada casi inexistente y haber pasado por una decisión traumática como es la de dejar el Barcelona y después tener que aceptar que no se podía ir. Ahora ha hecho un 'click' porque lo veo más motivado, más líder con los chicos y siendo el centro de un grupo que festeja los goles con una unión distinta", analizó Simón.

"Que esté mejor es importante para Argentina. Messi tiene como gran virtud que es un tipo muy voraz por crecer. Quizás no lo exterioriza en declaraciones o en gestos pero es un pibe que se ha dedicado a crecer. De no patear tiros libres se convirtió en un especialista, de no dar tantas asistencias a ser uno de los mejores del mundo y así en varios rubros donde fue superándose. Incluso no era el mejor jugador de PlayStation, lo cargaban porque le llegó tarde y hasta en eso mejoró", dijo entre risas.

La charla finalmente decantó en el costado aún más futbolero de Miguel Simón y fue cuando Diego Maradona se metió una vez más entre los temas ineludibles cuando se habla de fútbol. La muerte de Diego supuso una tristeza muy grande para el periodista y más allá de la famosa distancia profesional no dudó en echar mano a los sentimientos más profundos para referirse a la pérdida. 

"Sentí lo mismo que si se hubiese muerto un gran amigo. Y yo no era amigo de Maradona, lo conocía y le tenía mucho cariño. Sentí que formaba parte de mi vida. Es como cuando se va alguien que estuvo con vos mucho tiempo. Me provocó mucho dolor y me sigue produciendo, más allá que yo no tenía un trato frecuente con él. Lo de amigo también tiene que ver con que formó parte de la charla con mis amigos durante casi toda mi vida", confesó.

"En la mesa con mis amigos Maradona estaba casi siempre. Tarde o temprano iba a aparecer Diego en la mesa. O porque se peleaba con la novia o pareja de turno, o porque tenía problemas con sus hijos, o porque se iba a México y Dorados funcionaba, o porque aparecía en los Emiratos, o porque lo comparaban con Messi, o porque había que hablar de liderazgo, por lo que fuera. Maradona nos hacía hablar de todo", explicó el comunicador.

"De eso no se ha tomado mucha conciencia. Maradona nos hacía hablar de cuestiones legales, de cuestiones deportivas, de cuestiones éticas, de cuestiones morales, más allá de que si se estaba de acuerdo o no. La persona que no lo quería también hablaba y reflexionaba a través de él aunque sea desde el mal ejemplo. El sentimiento que tuve es como que me dijeran que había muerto un gran amigo", finalizó Miguel Simón.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?