No aguantó nada: Dybala entró tocado, volvió a lesionarse y se fue llorando

No aguantó nada: Dybala entró tocado, volvió a lesionarse y se fue llorando

El cordobés Paulo Dybala llegó con lo justo al partido de hoy tras la lesión muscular que sufrió sobre el final de la Serie A, ingresó en el segundo tiempo y a los pocos minutos se resintió, por lo que debió ser reemplazado. La Joya terminó con lágrimas en los ojos.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

El cordobés Paulo Dybala llegó con lo justo al partido de hoy tras la lesión muscular que sufrió sobre el final de la Serie A, ingresó en el segundo tiempo y a los pocos minutos se resintió, por lo que debió ser reemplazado. La Joya terminó con lágrimas en los ojos tras la eliminación de la Juventus en manos del Olympique de Lyon.

El pasado 26 de julio, el día que la Juventus se consagró campeón de Italia por noveno año consecutivo, Paulo Dybala se retiró lesionado del partido ante la Sampdoria, donde sufrió una lesión muscular en el recto femoral del muslo izquierdo.

Dicha lesión requiere generalmente de 10 días de recuperación, por lo que el cordobés llegó con lo justo al partido de hoy ante el conjunto francés por la vuelta de octavos de final de la Champions, y el entrenador Maurizio Sarri decidió cuidarlo y dejarlo en el banco de los suplentes.

Sin embargo el DT lo mandó a la cancha a los 25 minutos del segundo tiempo, cuando la Juventus necesitaba un gol más para lograr la clasificación, y la Joya no aguantó. Apenas 11 minutos después, el 10 se resintió de su lesión tras rematar al arco desviado e instantes después pidió el cambio, por lo que fue reemplazado por Olivieri.

Luego del partido, al ex Instituto de Córdoba se lo vio muy triste afuera del campo de juego no sólo por volver a sufrir la lesión que no le permitió llegar en óptimas condiciones a este trascendental partido, sino también porque otra vez se esfumó el sueño europeo para el máximo campeón italiano.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?