Los emigrantes y Desocupados, la actualidad de Antonio Berni a 40 años de su partida

Los emigrantes y Desocupados, la actualidad de Antonio Berni a 40 años de su partida

La semana pasada rememoramos, con motivo del medio siglo de su fallecimiento, a Emilio Pettoruti a través de sus obras cumbre pertenecientes al Museo Nacional de Bellas Artes y recurriendo al agudo juicio de Rafael Squirru.

Carlos María Pinasco

Hoy, nuestro homenaje es para Antonio Berni, que murió el 13 de octubre de 1981, a la edad de 76 años y en plena etapa productiva, a causa de un pueril accidente doméstico.

La amplia bibliografía disponible sobre su trayectoria y el sinnúmero de distinciones a las que se hizo acreedor harían redundante cualquier reseña de su trascendencia, tarea que además sería imposible en este marco.

En efecto, un repaso por sus períodos, desde sus inicios vinculados al impresionismo, luego al surrealismo tras su segunda estadía en Europa, su pintura de fuerte denuncia social de marcado tono realista y sus hallazgos dentro del informalismo que le significaron el Gran Premio de la Bienal de Venecia en 1962, requerirían un estante completo de la biblioteca.

El mundo de Berni, sus Juanito Laguna y Ramona Montiel, sus monstruos y sus grabados, las instalaciones tan distantes de “Primeros Pasos” o “Lily” las maravillosas obras que nuestro museo mayor atesora, son sencillamente inabordables en un par de carillas.

Precios récord

Aun aceptando que los valores del mercado no necesariamente deban reflejar la calidad e importancia de una obra, siempre son un parámetro que causa interés. Repasamos entonces las cotizaciones más altas de las obras del maestro rosarino.

“Desocupados”

Berni pinta la obra en 1934 y la titula “Desocupación”. Junto con “Manifestación” del mismo año son el inicio del nuevo realismo y ambas aluden a los efectos de la crisis del treinta que también golpea a nuestro país.

En el año 1995 la galerista Ruth Benzacar vende la obra en forma privada en un valor estimado de u$ 800.000. Recientemente el periodista Fernando García en La Nación manifestó que el comprador fue Hugo Sigman y el precio de un millón de dólares.

“Desocupados”
Temple sobre arpillera de 218 x 310 cm

“Ramona espera”

Pintada el mismo año en que el maestro gana el Gran Premio de Grabado y dibujo en la Bienal de Venecia (1962) el cuadro retrata a la costurerita que dio el mal paso (así la define Berni, parafraseando a Carriego), en su espera de los clientes, junto a sus compañeras.

Fue rematada en noviembre de 1977 por Sotheby’s en New York en u$ 717.500. Hoy puede admirarse en la Colección Fortabat de Puerto Madero.

“Ramona espera”
Acrílico sobre lienzo de 199 x 321 cm

“La gallina ciega”

La obra, fechada en 1973, mezcla un paisaje naturalista (con tinte metafísico) con la utilización de collages. Sunula, su última mujer, contó alguna vez que Berni le sacó el vestido de broderie blanco de la niña de su placard, sin pedirle ni siquiera permiso.

Rematada en noviembre de 1997 en New York por Christie’s en U$607.500

“La gallina ciega”
Técnica mixta de 160 x 200 cm

“Los emigrantes”

Fechado en 1956, este cuadro remite a una problemática muy presente en nuestro país: los dolores del desarraigo y las penurias de la travesía. Antonio mismo, es hijo de un inmigrante italiano y su madre (Margarita Pico) es descendiente de Piamonteses. La escena narrada en un crudo realismo está tomada desde un punto de mira elevado (diríase desde la cofa) poco habitual en las obras del maestro.

Fue rematada por Christie’s en NY en noviembre de 1996 en U$563.000

“Los emigrantes”
Temple sobre lienzo de 300 x 190 cm

“Pesadilla de los injustos” - La conspiración del mundo de Juanito Laguna trastorna el sueño de los injustos (1961)

Es un antecedente de la serie de los monstruos, esculturas en distintos materiales que Berni hizo años después en París y que hace 20 años fueron exhibidas por primera vez en Buenos Aires  en el Centro Cultural Borges de las viejas Galerías Pacífico.

Adquirida por el Museo Nacional de Bellas Artes a Lily Berni, hija del artista que había nacido en 1930 en U$500.000. 

“Pesadilla de los injustos”
A???crílico sobre lienzo de 300 x 400 cm 

“La fogata de San Juan” (1943)

Describe la celebración de la fiesta de San Juan Bautista, que por tradición europea se realiza todos los 21 de junio (inicio del verano en el hemisferio norte) con grandes fogatas callejeras. Quinquela hizo el mismo tema unos cuantos años antes (1936) y más tarde (1949) también Molina Campos abordó el asunto.

Se adjudicó en subasta en NY en junio de 2000 en U$468.000.

“La fogata de San Juan”
Óleo sobre lienzo de 155 x 236 cm

“Chelsea Hotel” (1977)

Pintada en el amplio estudio en el 12° piso del Chelsea Hotel de New York, donde Berni trabajó durante más de 5 meses, fue presentada en “The magic of everyday life”, en la sede que la Galería Bonino tenía en aquella ciudad.  La obra está inspirada en su mujer por entonces (Sunula) y tiene una versión más pequeña pintada el año anterior.

Fue subastada por Christie`s en New York en junio de 1999 en U$442.500. Hoy puede admirarse en el MALBA de Buenos Aires. 

“Chelsea Hotel”
Acrílico sobre lienzo de 201 x 163 cm

“Juanito dormido” (1974)

Refleja la desgarradora imagen de pobreza que golpeaba por aquellos años la sensibilidad del artista. Cabe al respecto decir, que, lamentablemente, la situación hoy no es diferente. Como nota anecdótica:  el pobre Juanito duerme sobre un cajón de manzanas cuya marca todavía se comercializa.

Rematado este en mayo de año por Sotheby’s en NY en U$441.000.

“Juanito dormido”
Óleo y collage de 161 x 105 cm

“Orquesta típica”

El propio Berni dijo en 1975 acerca de la obra: “comenzada hace muchos años a partir de apuntes tomados en cafés y bares porteños, hoy desaparecidos, ha sido terminada recientemente en un deseo de ver perdurar algo vivido y sentido y que de otra manera hubiera quedado definitivamente trunco o inconcluso… yo soy hijo de la época de oro del tango. He vivido el porteñismo. He sido, simultáneamente, hombre del interior, del campo. La posibilidad que he tenido de vivir tantas situaciones ha sido la razón por la cual, dentro de mí, persiste una diversidad para visualizar el mundo».

Adquirida por el Museo Nacional de Bellas Artes con la intervención del entonces Secretario de Cultura Dn. Mario O’Donnell en U$400.000. 

“Orquesta típica”
Óleo sobre lienzo de 198 x 290 cm

 

*Carlos María Pinasco es consultor de arte

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?