Medellín rinde homenaje a Carlos Gardel a 84 años de su muerte

Medellín rinde homenaje a Carlos Gardel a 84 años de su muerte

Poco antes de las tres de la tarde del 24 de junio de 1935, el avión que llevaba a Carlitos Gardel estalló tras chocar contra otra aeronave en el aeropuerto de esta ciudad. Su muerte fue instantánea. En la foto, un cuadro del museo dedicado a la leyenda.

Medellín, la ciudad más musical de Colombia y, tal vez, de América Latina, es la sede del 13° festival Internacional de Tango, que recuerda el 84° aniversario de la muerte de uno de sus más predilectos engreídos: Carlos Gardel.

En esta urbe de 3.5 millones de habitantes se ama el reguetón y la salsa, y en forma especial, el tango.

Poco antes de las tres de la tarde del 24 de junio de 1935, el avión que llevaba a Carlitos Gardel estalló tras chocar contra otra aeronave en el aeropuerto de esta ciudad. Su muerte fue instantánea. En la foto, un cuadro del museo dedicado a la leyenda.

La estatua del cantante, en la que sus seguidores colocan ofrendas florales, está ubicada en un populoso barrio de Medellín, cerca del museo de la Casa Gardeliana.
La prensa dio cuenta del hecho.

El Festival de Tango de Medellín, según el diario El Colombiano:

David Marcelo Mesa y Alejandra Sánchez son pareja de baile. Viven a casi nueve horas de distancia por carretera, una en avión, así que se ven con poca frecuencia: ella está en Cali y él en Medellín. Sin embargo, cuando se ven, el abrazo los une. Con él se conectan, dialogan sin pronunciar palabras y saben qué quiere el otro con solo una mirada. Ella con elegantes movimientos que hace usando altos tacones, él con unos sigilosos. Tan acoplados que se llevaron las felicitaciones en el XIII Festival Internacional de Tango.

En el campeonato de baile que se realizó en la decimotercera edición del festival, David y Alejandra obtuvieron el primer lugar en Milonga de Pista y Tango de Pista, igual que en la edición pasada, y tercero en Tango de Escenario (en 2018 ocuparon el primero).

El esfuerzo, la dedicación y la disciplina se pudieron ver reflejadas en cada paso, en la belleza de los vestuarios y en los refinados movimientos. Son de los pocos que se llevaron más de un premio. Los ganadores fueron galardonados el pasado martes en el Teatro Metropolitano.

Llegar ahí no solo es cuestión de talento, la disciplina es un factor que ayuda a perfeccionar el arte. Marcelo ha dedicado 22 años de su vida a bailar y de lo que más le gusta del género es poder entenderse entre diferentes culturas a través del lenguaje del cuerpo.

La conexión es una de las causas para alcanzar el éxito, dice él, pero siguen existiendo otras formas que ayudan a que el baile sea impecable, perfecto: ir al gimnasio, escuchar mucha música, investigar sobre el tema constantemente y ensayar siempre que se pueda con el par. Así es la rutina de Marcelo.

Además, fortalece el ejercicio mediante la enseñanza. “Busco la manera de darles lo mejor a mis alumnos, pero a la vez reaprendo de ellos”, dice él.

Llegar al puesto uno se da gracias al esfuerzo que realizan los bailarines. Son muchas las horas las que dedican a ensayar, aquí no importa la distancia, solo vale la pasión. “Ha sido un esfuerzo y una gran inversión económica y por eso siempre nos exigimos más para mejorar”, cuenta Alejandra. Por lo general, se ven fines de semana y desde horas muy tempranas ensayan cuatro horas, descansan y comienzan de nuevo hasta que sus pies les piden descansar.

Otro de los secretos para haber logrado ser campeones fue escucharse el uno al otro, complementarse las ideas y no distraerse.

Pura emoción

“El sentimiento al escuchar que fuimos ganadores en varias categorías es indescriptible. Además, haber ocupado primeros lugares el año anterior nos tenía muy nerviosos, pero lo volvimos a lograr”, describe el bailarín.

Añade que el volver a ganar les da a entender que están haciendo un muy buen proceso y que más que una recompensa monetaria, es obtener la credibilidad de quienes los buscan para aprender a bailar.

Por el lado de Alejandra haber ganado es el fruto de todo lo que ha cosechado junto a Marcelo. “Tenemos mucha afinidad y muchos proyectos fijos. Es realmente gratificante conseguir triunfos”.

Canciones como el Indio manso de Carlos di Sarli y Nochero Soy de Osvaldo Pugliese acompañaron la victoria de estos bailarines.

Para aprender

Marcelo aconseja que lo primero para formarse en el arte es tener gusto por lo que se escucha y por el ambiente cultural. Lo otro es dedicar demasiado tiempo, la perfección requiere más. Alejandra precisa que hay que resistir, insistir y persistir y sobre todo tener amor por el tango. Todos los miércoles del año de 7:30 p.m a 9:00 p.m. el ganador y otros docentes ofrecen clases sin ningún costo en Patio Gardel, dentro del Aeropuerto Olaya Herrera.

Otros ganadores

Durante el festival, además del Campeonato de baile, que tiene seis categorías, se realiza el concurso de canto, que terminó ayer en la noche.

Los otros ganadores en baile fueron Andrés Urán Naranjo y Estefanía Arango Patiño ocuparon el primer puesto en categoría escenario adultos. Los más pequeños fueron Eduar Ibarra y Sharon Carrillo. En categoría de grupos coreográficos el primer puesto en infantil lo ocupó la agrupación Al ritmo de tus zapatos y de los mayores fue Infectango.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?