Los mapas que muestran cómo el Talibán ha recuperado la mitad de Afganistán

Los mapas que muestran cómo el Talibán ha recuperado la mitad de Afganistán

Una investigación de la BBC muestra como los militantes tienen ahora una fuerte presencia en todo el país

BBC News Mundo

El Talibán ha regresado y tomado más territorio en Afganistán en los últimos dos meses que en cualquier otro momento desde que fueron derrocados del poder en 2001.

Durante los últimos 20 años, el mapa de control de Afganistán ha sido un área en constante cambio. En esta publicación observamos la imagen cambiante de quién controla qué áreas.

Parece que los talibanes se han envalentonado en las últimas semanas con la retirada de las tropas estadounidenses, retomando muchos distritos de las fuerzas gubernamentales.

La investigación del servicio afgano de la BBC muestra que los militantes musulmanes radicales ahora tienen una fuerte presencia en todo el país, incluso en las provincias del norte, noreste y centro, como Ghazni y Maidan Wardak.

También se están acercando a las principales ciudades como Kunduz, Herat, Kandahar y Lashkar Gah.

Por control nos referimos a distritos donde el centro administrativo, el cuartel general de la policía y todas las demás instituciones gubernamentales están controladas por los talibanes.

Las tropas estadounidenses y sus aliados regionales y de la OTAN obligaron a los talibanes a abandonar el poder en noviembre de 2001. El grupo había estado protegiendo a Osama Bin Laden y otras figuras de al-Qaeda vinculadas a los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Pero a pesar de una presencia internacional continua en la región y miles de millones de dólares en apoyo y entrenamiento a las fuerzas del gobierno afgano, los talibanes se reagruparon y gradualmente recuperaron fuerza en áreas más remotas.

Sus principales áreas de influencia estaban alrededor de sus fortalezas tradicionales en el sur y el suroeste: las provincias del norte de Helmand, Kandahar, Uruzgan y Zabul. Pero también, en las colinas de Faryab en el noroeste y las montañas de Badakhshan en el noreste.

Una investigación de la BBC de 2017 mostró quelos talibanes tenían el control total de varios distritos. Pero la investigación también mostró que estaban activos en muchas otras partes del país, montando ataques semanales o mensuales en algunas áreas, lo que sugiere una fuerza significativamente mayor que las estimaciones anteriores.

Se sabe que alrededor de 15 millones de personas, la mitad de la población, vivían en áreas controladas por los talibanes o donde estos estaban presentes abiertamente y lanzaban ataques contra las fuerzas gubernamentales regularmente.

¿Están los talibanes ganando terreno?

Aunque ahora controlan más territorio del que han tenido desde 2001, la situación sobre el terreno es cambiante.

El gobierno se ha visto obligado a abandonar algunos centros administrativos, donde no ha podido resistir la presión de los talibanes. Otros han sido tomados a la fuerza.

Allí donde el gobierno ha podido reorganizar sus fuerzas o reunir milicias locales, ha recuperado algunas áreas que se perdieron; o es donde los combates continúan.

Aunque la mayoría de las tropas estadounidenses se fueron en junio, un puñado permanece en Kabul. La Fuerza Aérea de los EE.UU. ha llevado a cabo ataques aéreos contra las posiciones de los talibanes en los últimos días.

Las fuerzas del gobierno afgano controlan principalmente las ciudades y distritos que se encuentran en las llanuras o en los valles de los ríos, que es también donde vive la mayoría de la población.

Las áreas donde los talibanes son más fuertes están escasamente pobladas, con menos de 50 personas por kilómetro cuadrado en muchas de ellas.

El gobierno dice que ha enviado refuerzos a todas las ciudades importantes que están amenazadas por los talibanes y ha impuesto un toque de queda nocturno de un mes en casi todo el país en un intento por evitar que los talibanes invadan ciudades.

Aunque parece que se están acercando a ciudades como Herat y Kandahar, los talibanes no han podido todavía tomar ninguna de ellas.

Sin embargo, el avance sobre el terreno fortalece su posición en las negociaciones y también genera ingresos en forma de impuestos y botines de guerra.

Un número récord de civiles ha muerto como resultado del conflicto en el primer semestre de este año.

La ONU culpa de la mayoría de las 1.600 muertes de civiles a los talibanes y otros elementos antigubernamentales.

Los enfrentamientos también han obligado a muchas personas a huir de sus hogares: alrededor de 300.000 han sido desplazadas desde principios de año.

ACNUR dice que una nueva ola de desplazamiento interno en las provincias de Badakhshan, Kunduz, Balkh, Baghlan y Takhar se produce cuando los talibanes han capturado grandes extensiones de territorio rural.

Algunas personas huyen a aldeas o distritos vecinos y regresan a sus hogares días después, otras permanecen desplazadas durante algún tiempo.

La agencia de noticias AFP informó que las ofensivas de los talibanes también han obligado a refugiados afganos y tropas gubernamentales a cruzar la frontera hacia Tayikistán.

Algunas familias han huido ante el avance de los talibanes Foto: GETTY IMAGES

También se cree que los talibanes controlan varios cruces fronterizos importantes, incluido Spin Boldak, una importante puerta de entrada a Pakistán.

Los talibanes cobran ahora los aranceles aduaneros sobre las mercancías que ingresan al país a través de los cruces que controlan, aunque las cantidades exactas no están claras, ya que el volumen del comercio ha caído como resultado de los combates.

Como ejemplo, el cruce de Islam Qala, en la frontera con Irán, es capaz de generar más de 20 millones de dólares al mes.

La interrupción del flujo de importaciones y exportaciones ha afectado los precios de los bienes esenciales en los mercados, en particular los combustibles y los alimentos.

Con información del servicio afgano de la BBC.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?