FinCEN Files: los asentamientos judíos financiados por Roman Abramovich, el multimillonario ruso dueño del Chelsea FC

FinCEN Files: los asentamientos judíos financiados por Roman Abramovich, el multimillonario ruso dueño del Chelsea FC

Elad, una organización de colonos israelíes que opera en los territorios ocupados de Jerusalén Oriental, se refiere al barrio palestino de Silwan como "Ir David", la "Ciudad de David", en hebrero.

BBC Mundo

BBC Mundo

Elad, una organización de colonos israelíes que opera en los territorios ocupados de Jerusalén Oriental, se refiere al barrio palestino de Silwan como "Ir David", la "Ciudad de David", en hebrero.

Desde su fundación en 1986, Elad ha ayudado a familias judías en establecerse en aproximadamente 75 hogares en Silwan.

También administra los sitios arqueológicos de la Ciudad de David, una importante atracción turística visitada por más de un millón de personas al año.

El exdirector de marketing de Elad, Shahar Shilo, le dijo a la BBC que la estrategia de Elad es utilizar el turismo "para crear una realidad política diferente en la Ciudad de David".

Elad depende de donantes para financiar su trabajo.

Casi la mitad de las donaciones que recibió entre 2005 y 2018 provinieron de cuatro empresas registradas en las Islas Vírgenes Británicas.

Pero la persona detrás de esas empresas había permanecido en el anonimato. Hasta hoy.

Los nombres de las cuatro empresas donantes aparecen en un los documentos bancarios conocidos como FinCEN Files, que incluyen reportes de transacciones financieras y propiedad de empresas.

Los archivos fueron filtrados a Buzzfeed News, quien los compartió con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) y la BBC.

Y en los mismos aparece el nombre Roman Abramovich, quien es identificado como propietario beneficiario final de tres empresas que han hecho donaciones a Elad además de controlar una cuarta.

Una investigación de la BBC descubrió que empresas de Abramovich han donado US$100 millones a Elad.

Las cuentas de Elad muestran que esas empresas han donado a la organización más de US$100 millones, a la actual tasa de cambio.

Eso significa que el propietario del club de fútbol Chelsea ha sido el mayor donante de Elad durante los últimos 15 años.

Otros documentos en los FinCEN Files también revelaron que Abramovich invirtió en secreto en jugadores de fútbol no vinculados a su club.

Entre los jugadores vinculados a su empresa Leighton Holdings, también registrada en las Islas Vírgenes Británicas, estaba el peruano André Carrillo, quien jugó contra el Chelsea en la Champions League en 2014.

Ocupación debatida

En ninguno de los dos casos Abramovich actuó por fuera de la ley, aunque la inversión en futbolistas por parte de terceros fue prohibida por FIFA en 2015.

Por su parte, las excavaciones arqueológicas en territorio ocupado se rigen por leyes muy debatidas e Israel podría estar infringiendo el derecho internacional al permitir que Elad lleve a cabo trabajos de exploración en Silwan.

Millones de personas han visitado el sitio arqueológico de la Ciudad de David de Elad en la zona ocupada de Jerusalén Oriental.

Israel también ha sido acusado de infringir el derecho internacional al permitir asentamientos en la zona. Pero Israel no considera que el área esté ocupada y disiente de esas opiniones.

Elad, por su parte, sostiene que el trabajo arqueológico es necesario para proteger el patrimonio cultural judío.

La organización también le dijo a la BBC que cumplen con las leyes y regulaciones israelíes para las organizaciones sin fines de lucro, incluyendo los requisitos de transparencia.

Preguntada si Roman Abramovich es un donante de Elad, la respuesta fue que su política es respetar la privacidad de sus donantes.

Pero un portavoz de Abramovich le dijo a la BBC que el billonario ruso "es un partidario comprometido y generoso de la sociedad civil israelí y judía".

Casi la mitad de las donaciones a Elad entre 2005 y 2018 provino de las cuatro compañías de Abramovich en las Islas Vírgenes Británicas.

El portavoz también confirmó que "durante los últimos 20 años (Abramovich) ha donado más de US$500 millones para apoyar la atención médica, la ciencia, la educación y las comunidades judías. en Israel y en todo el mundo ".

Sin esos fondos, Elad no habría podido perseguir con tanta rapidez y éxito su objetivo de fortalecer la presencia judía en este vecindario palestino.

Desalojos

Algunas de las casas donde viven los colonos de Elad fueron compradas a sus anteriores propietarios palestinos.

Pero otras familias palestinas fueron desalojadas sobre la base de una controvertida ley israelí titulada "Ley de Propiedad de Ausentes".

Elad maneja varias atracciones turísticas en la zona y también ha ayudado al establecimiento de familiar judías en el territorio ocupado.

La ley permite a Israel apoderarse de la propiedad de los palestinos que, según Israel, abandonaron o huyeron de sus casas durante el conflicto.

Y supuestamente una de esas casas es la de la familia Sumarin, ubicada justo al lado del centro de visitantes de Elad. Actualmente viven allí 19 miembros de la familia, el más joven tiene menos de dos meses.

"Cuando me casé, me mudé aquí. Mi esposo vivía aquí con su tío Haj Moussa Sumarin", cuenta Amal Sumarin, la madre de la familia.

Después de la muerte de su esposa, ella comenzó a cuidarlo, cocinando para él y alimentándolo.

"Mi esposo solía ayudarlo en la ducha y lo llevaba al médico. Él solía decirme: 'Esta casa es tuya, mi niña. Es para ti y tu marido'", recuerda.

Pero Moussa Sumarin falleció en 1983, y su casa fue reclamada por el estado de Israel en 1987 bajo la ley de ausencias. Luego fue vendida a Hemnutah, una subsidiaria del Fondo Nacional Judío (FNJ).

La familia Sumarin ha estado luchando contra una orden de desalojo israelí desde 1991.

Uno de los objetivos declarados del FNJ es comprar y desarrollar tierras en nombre del pueblo judío.

En 1991, Hemnutah pidió al tribunal que desalojara a los Sumarin de su hogar. Pero con el apoyo y el financiamientos de ONG y de la Autoridad Nacional Palestina, los Sumarin han estado dando una batalla legal desde entonces.

Mohammed Dahle, el abogado de la familia durante 10 años, le dijo a la BBC que "la probabilidad de supervivencia de una propiedad palestina, después de que se haya declarado que es una propiedad judía o israelí ... es muy probablemente cero".

Y, efectivamente, en agosto la familia perdió su apelación ante el tribunal de distrito de Jerusalén. Ahora están apelando a la Corte Suprema de Israel, que escuchará el caso en abril de 2021.

Batalla legal

BBC News Arabic descubrió que Elad ha estado apoyando el desalojo de la familia Sumarin al aceptar pagar todos los costos legales asociados con el caso, junto con los casos de desalojo de varias otras familias en el área de Silwan.

A Elad se la ha relacionado con el desalojo de numerosas familias palestinas en Silwan.

La oferta consta en una carta enviada a Hemnutah en 1991, pero la entidad no respondió a las preguntas sobre el caso y Elad no ha confirmado si han continuado financiándolo.

Elad, sin embargo, dijo que todas sus propiedades se han obtenido de manera justa y legal.

"Ningún palestino ha sido sacado de su hogar en la Ciudad de David sin el debido proceso, sin un tribunal, sin un caso, sin que ellos puedan presentar su caso", dijo Doron Spielman, de Elad.

Pero para Mohammed Dahle esto no necesariamente garantiza justicia.

"Es una situación en la que un grupo étnico hace leyes para sus propios intereses y otro grupo étnico sufre bajo estas leyes", dijo.

La mayoría de las donaciones recibidas en 2007, incluyendo las de las empresas de Abramovich, fueron empleadas en proyectos vinculados a los asentamientos en Ir David.

Por lopronto, la influencia de Elad ha crecido junto con su financiación.

El embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, es un firme partidario de los asentamientos israelíes y participó en una ceremonia de apertura en la Ciudad de David.

Friedman también fue uno de los patrocinadores del reconocimiento estadounidense de Jerusalén como la capital de Israel en 2019.

Y en 2020, cuando el presidente Trump anunció su plan de paz, nombró a muchos de los sitios de Elad como lugares históricos o espirituales que necesitan protección. Todos ellos en territorio ocupado.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?