Huracán Laura: el incendio de la planta química y otras imágenes de la devastación que dejó en el sur de EE.UU.

Huracán Laura: el incendio de la planta química y otras imágenes de la devastación que dejó en el sur de EE.UU.

Laura llegó a las costas de Luisiana y Texas como huracán categoría 4, una de las tormentas más intensas que hayan tocado tierra en territorio de EE.UU. en décadas. Localidades de ambos estados sufrieron los estragos.

BBC Mundo

BBC Mundo

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, informó que al menos cuatro personas fallecieron por la caída de árboles. Entre las víctimas estaba una joven de 14 años que murió por esa causa en el área de Leesville.
La luz del día mostró los daños en viviendas y edificios comerciales. Lake Charles, una ciudad costera de Luisiana, fue una de las más afectadas. Un almacén perdió una de sus paredes.
En el estado vecino de Texas, poblaciones cercanas a la costa como Orange también fueron sacudidas por los fuertes vientos y la lluvia que descargó Laura en unas pocas horas.
Teri Goleman, residente de Sulphur, Luisiana, regresó a su vivienda solo para encontrarse con algunas pocas pertenencias. Más de medio millón de personas fueron alertadas para evacuar sus hogares antes de la tormenta.
Los daños a la red eléctrica fueron considerables. En Luisiana más de 600.000 clientes se quedaron sin servicio. En Texas los apagones afectaron a unos 180.000, informó el sitio PowerOutage.
En Lake Charles, además de la alerta por inundaciones, los residentes temían que un incendio en una zona industrial química escalara rápidamente. Se pudo apreciar una enorme columna de humo, pero no pasó a una situación grave.
Uno de los edificios más altos en Lake Charles sufrió daños en toda su fachada. El gobernador Edwards dijo que hubo más daños estructurales por los vientos de lo previsto en Luisiana, pero que el golpe del agua fue menor de lo que se temía.
En un momento los vientos fueron tan intensos que tuvieron la fuerza para volcar vehículos grandes, incluido un camión.
En un principio, se esperaba que Laura llegara con mayor fuerza. Pero un ligero cambio en la dirección del viento evitó que algunas áreas sufrieran inundaciones de hasta 6 metros. "Tuvimos un poco de suerte. Fue grande y poderoso (el huracán), pero pasó rápidamente", dijo el presidente Donald Trump.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?