Joe Biden acusa al equipo de Trump de obstaculizar la transición en temas de seguridad nacional: "Es una irresponsabilidad"

Joe Biden acusa al equipo de Trump de obstaculizar la transición en temas de seguridad nacional: "Es una irresponsabilidad"

En noviembre, Donald Trump había accedido a permitir el proceso de transición formal de poder, gesto que Joe Biden elogió. Sin embargo, este lunes el tono del presidente electo cambió con contundencia.

BBC Mundo

BBC Mundo

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, calificó como "una irresponsabilidad" la postura asumida por el Departamento de Defensa de Estados Unidos, al que acusó de no proporcionar a su equipo la información que necesita para la transición de poder en la Casa Blanca.

El líder demócrata dijo que su grupo de trabajo se había topado con "obstrucción por parte del liderazgo político".

Biden también afirmó que las agencias claves para la seguridad de Estados Unidos habían sufrido "daños enormes" bajo el gobierno de Donald Trump.

Sin embargo, un portavoz del Pentágono dijo que la postura ha sido "completamente transparente".

Se prevé que Biden asuma el cargo el 20 de enero, pero el presidente Trump aún se niega a concederle la victoria e insiste, sin pruebas, en que hubo fraude en los comicios del 3 de noviembre.

Durante semanas, después de las elecciones, a Biden se le impidió recibir informes de inteligencia fundamental, lo cual forma parte de una dinámica esencial y rutinaria de cualquier transición presidencial.

Después de que Trump finalmente accediera a permitir el proceso de transición formal el mes pasado, Biden elogió a la Casa Blanca por su colaboración en el proceso. Pero su tono cambió este lunes.

"Obstáculos"

El mandatario electo ofreció sus declaraciones después de una sesión informativa que lideraron asesores en temas de seguridad nacional y política exterior.

Christopher Miller fue nombrado secretario de Defensa interino por el presidente Trump después de que despidiera a Mark Esper.

 

En un discurso que publicó en Twitter, Biden dijo que su equipo se enfrentaba a "obstáculos" en el departamento de defensa y la Oficina de Gestión y Presupuesto.

"En este momento, simplemente no estamos obteniendo toda la información que necesitamos del gobierno saliente en áreas clave de seguridad nacional", dijo.

"No es nada menos que, en mi opinión, una irresponsabilidad".

El presidente electo agregó que su equipo necesitaba una "imagen clara de la postura de nuestra fuerza en todo el mundo" y que los enemigos de Estados Unidos podrían aprovechar cualquier confusión que se pudiera producir.

5.000 páginas de documentos

Tras las declaraciones de Biden, el secretario de Defensa interino, Christopher Miller, dijo que los funcionarios de ese despacho habían estado "trabajando con el mayor profesionalismo para apoyar las actividades de transición".

Tras unas elecciones muy polarizas, EE.UU. se enfrenta a unas tensas semanas de transición de poder.

 

"El Departamento de Defensa ha realizado 164 entrevistas con más de 400 funcionarios y ha proporcionado más de 5.000 páginas de documentos, mucho más de lo solicitado inicialmente por el equipo de transición de Biden", dijo Miller.

El proceso de transición presidencial es la transferencia de información y obligaciones importantes que el gobierno saliente le entrega al presidente electo y a su equipo, con lo cual se asegura que estén completamente al día cuando lleguen a la Casa Blanca el 20 de enero.

El presidente electo señaló que las agencias de seguridad clave habían sido "vaciadas" en personal, capacidad y moral.

"Los procesos de políticas públicas se han atrofiado o se han dejado de lado", lo cual ha creado desolación de cara a "nuestras alianzas".

Varios

Trump despidió a su secretario de Defensa, Mark Esper, poco después de las elecciones del 3 de noviembre, aparentemente porque el funcionario no estaba de acuerdo con desplegar el ejército en las manifestaciones contra el racismo que se produjeron en ese país.

Mark Esper fue despedido por Trump a inicios de noviembre.

 

La posterior designación de funcionarios leales a Trump en ese despacho fue vista con preocupación por la oposición, que lo consideraron un intento de sembrar el caos en las últimas semanas de su gobierno.

El presidente no ha emitido ningún comentario sobre las últimas declaraciones de Biden.

Esper fue secretario de Defensa en 2019. El primer funcionario en desempeñar ese cargo durante el gobierno de Trump fue el general Jim Mattis, quien dejó la posición después de que sus puntos de vista y los del presidente divergieran cada vez más.

Otros altos funcionarios de seguridad que han dejado sus puestos en el gobierno saliente son: el secretario de la Marina, Richard Spencer, despedido en noviembre de 2019, y John Bolton, quien dejó su rol como asesor de seguridad nacional en septiembre de 2019. Fue la tercera persona en ocupar ese cargo bajo el liderazgo de Trump.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?