Gobierno de Manuel Merino: qué hay detrás de las masivas protestas en Perú tras la salida de Vizcarra de la presidencia

Gobierno de Manuel Merino: qué hay detrás de las masivas protestas en Perú tras la salida de Vizcarra de la presidencia

Durante la sexta jornada consecutiva de movilizaciones, se produjeron las dos primeras víctimas mortales tras el inicio de las manifestaciones masivas en Lima y otras ciudades de Perú contra la destitución de Vizcarra. Muchos ciudadanos y organizaciones han calificado a la medida como un golpe.

BBC Mundo

BBC Mundo

Decenas de miles de personas han salido a manifestarse a las calles de Lima y otras ciudades de Perú desde la noche del lunes para manifestar en contra destitución de Martín Vizcarra como presidente.

Este sábado, el país vivió su sexta jornada consecutiva de protesta, durante la cual se produjeron las dos primeras víctimas mortales, así como un número indeterminado de heridos.

El primer fallecido es un hombre de unos 22 años de edad que fue herido con un arma de fuego y que ingresó ya sin vida en el hospital Guillermo Almenara de Lima, según informó el Seguro Social de Perú en su cuenta de Twitter.

La segunda víctima es un hombre de 24 años, quien presentaba heridas por arma de fuego en el tórax a la altura del corazón e ingresó sin signos vitales al hospital Grau de Lima.

La de este sábado fue la segunda marcha nacional organizada tras la destitución de Vizcarra, por lo que hubo grandes manifestaciones masivas en varias ciudades.

Miles de peruanos han salido a las calles a protestar tras la destitución de Vizcarra.

La primera marcha nacional se produjo el pasado jueves y fue considerada como una de las más concurridas de los últimos 20 años en la nación sudamericana, según reportaron medios locales.

Las manifestaciones empezaron después de que el Congreso peruano destituyera por "incapacidad moral permanente" a Vizcarra, en medio de acusaciones de corrupción en su contra, reemplazándolo por el hasta entonces presidente del Parlamento, Manuel Merino.

La controversial decisión -que ocurre cuando faltan pocos meses para las elecciones presidenciales previstas para abril de 2021- generó gran descontento.

Tanto el jueves como este sábado se reportaron enfrentamientos violentos entre los cuerpos de seguridad y los manifestantes.

La Policía peruana dijo este viernes que 11 policías y 16 civiles habían resultado heridos durante las marchas de este jueves.

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), que agrupa a 82 organizaciones peruanas, denunció que el jueves las fuerzas de seguridad usaron perdigones de goma y gases lacrimógenos de forma indiscriminada contra una grupo de manifestantes que intentó acercarse a la sede del Congreso en Lima.

Mientras, la Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) manifestaron su preocupación ante la conducta de la policía.

Contra la vacancia

Organizaciones internacionales manifestaron su preocupación por la conducta de la policía peruana.

Organizaciones como la CNDDHH o el Instituto de Defensa Legal (IDL) denuncian que los congresistas que apoyaron la destitución de Vizcarra el pasado lunes habían cometido un "golpe" legislativo.

Sin embargo, los parlamentarios que votaron a favor de la vacancia del ya expresidente (105 de un total de 130), y el mismo Manuel Merino, defienden constitucionalidad de la medida y piden calma a la población.

Muchos de los manifestantes que han salido a protestar usan proclamas como "Fuera Merino" y "Merino no nos representa" y, si bien no todos apoyan a Vizcarra, una mayoría se oponen a la medida que tomó el Congreso en su contra.

La represión policial ha agregado un elemento más al descontento que impulsa las protestas.
Los manifestantes reportaron que la policía lanzó no solo gases lacrimógenos sino también pelotas de goma.

Hugo Velasco, un joven que está participando en las protestas, le dijo a BBC Mundo que si bien "no defiende" a Vizcarra y está "a favor de que se investiguen las acusaciones" en su contra, considera que "vacarlo fue imprudente pues trae más crisis de la que ya había".

Sin embargo, opina que "se siguió un proceso constitucional", pero que "el descontento de la gente hace que llamen a esta vacancia un golpe".

El martes la CNDDHH emitió un comunicado titulado "No al golpe de estado".

"Rechazamos el golpe de Estado y esta vacancia presidencial que distorsiona el artículo 113 de la Constitución (…) y deja al país en una situación de incertidumbre, cuando enfrentamos la mayor crisis sanitaria, económica y social", se lee en el comunicado.

El IDL emitió también un comunicado en el que condena "el golpe de Estado asestado por el Congreso contra el orden constitucional".

Muchos ciudadanos creen que el Congreso ha perpetrado un "golpe".

Carlos Rivera, abogado de IDL, explicó a BBC Mundo que lo que se cuestiona es "que el Congreso interprete arbitrariamente el contenido de la causal de 'incapacidad moral'" por la que vacó a Vizcarra y que haya aprobado la vacancia "a pesar de existir un proceso pendiente en el Tribunal Constitucional".

El artículo 113 de la Constitución peruana -promulgada en 1993- establece que la presidencia vaca por la "permanente incapacidad moral o física (del mandatario), declarada por el Congreso".

Pero según Rivera y otros expertos, nadie tiene claro el significado de "incapacidad moral" en esta ley.

Precisamente por esta falta de claridad, tras un primer intento de vacancia en septiembre, el gobierno de Vizcarra presentó una demanda competencial en el TC para aclarar el significado de "incapacidad moral".

El TC convocó a una audiencia pública para este 18 de noviembre para escuchar los argumentos de las partes.

Merino se defiende

Mientras tanto, el Congreso difundió un comunicado el martes en el que asegura que "la lucha contra la corrupción, en el marco de lo que manda la Constitución, es lo que motivó la vacancia de Martín Vizcarra".

Miles de personas están saliendo a las calles a protestar contra la vacancia.

El propio Merino dijo este jueves en una entrevista que "un personaje que no resiste ninguna confianza no puede seguir ejerciendo el poder" y que "se han puesto al descubierto serias irregularidades y denuncias" contra Vizcarra, que niega todos los señalamientos en su contra.

Merino añadió que la sucesión en el mando se había llevado a cabo "de la forma más transparente y constitucional".

Los manifestantes piden que Merino deje la presidencia.

"Lo que ha hecho Perú es un acto de responsabilidad absoluta, sin componendas políticas, que se ha llevado a cabo con nueve bancadas de diferente posición política (...) Yo creo que la decisión del Parlamento debe respetarse", dijo también.

Sin embargo, según una encuesta de Ipsos-El Comercio de fines de octubre, un 78% de la población opinaba que Vizcarra debía seguir en el cargo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?