Western Union, la principal compañía de envío de remesas de EE.UU. a Cuba, cierra en la isla tras sanciones del gobierno de Trump

Western Union, la principal compañía de envío de remesas de EE.UU. a Cuba, cierra en la isla tras sanciones del gobierno de Trump

Según anunció este martes FINCIMEX, la empresa cubana que maneja las remesas desde EE.UU., las operaciones de 407 oficinas de WU en toda la isla "serán interrumpidas totalmente".

BBC Mundo

BBC Mundo

Western Union (WU), la principal compañía para el envío de remesas a Cuba desde EE.UU., cerrará sus operaciones en la isla como resultado de nuevas sanciones de Washington hacia el gobierno de La Habana, anunció este martes FINCIMEX, la empresa cubana que maneja el envío de dinero desde EE.UU.

De acuerdo con un comunicado de la compañía financiera cubana, las operaciones de los 407 "puntos de pago" de WU en la isla "serán interrumpidas totalmente", luego de que el gobierno de Donald Trump informara el viernes nuevas restricciones al envío de remesas a partir del 27 de noviembre próximo.

"La inclusión de FINCIMEX en la lista de entidades restringidas del Departamento de Estado de EE.UU. el pasado mes de junio, y las modificaciones anunciadas por el Departamento del Tesoro a las regulaciones para el control de activos cubanos el viernes 23 de octubre, impedirán las remesas a Cuba a través de compañías estadounidenses con licencias generales", indica el texto.

"Recae en el gobierno norteamericano la responsabilidad por la interrupción del servicio de remesas entre los dos países", agrega.

BBC Mundo contactó a Western Union para conocer su posición sobre el anuncio de Cuba, pero no obtuvo respuesta inmediata.

El comunicado de FINCIMEX no aclara cuándo se hará efectivo el cierre de los "puestos de pago" y el portal de Western Union no ofrecía en la noche del martes ninguna información sobre su salida de Cuba.

Previamente, el fin de semana la empresa había dicho a medios independientes cubanos que "estudiaba" el alcance de las medidas y que continuaría "de momento" sus operaciones en la isla.

Aunque se desconocen las cifras oficiales, grupos de investigación en Miami estiman que en torno a la tercera parte de la población de Cuba recibe dinero desde el extranjero y que las remesas son la segunda fuente de ingresos de la isla.

Según la consultora Havana Consulting Group, que rastrea las remesas a Cuba, cada año se envía un promedio de US$3.700 millones.

Sin embargo, varios estudios realizados en EE.UU. sugieren que los envíos de remesas a la isla se han diversificado y no solo ocurren a través de Western Union o de agencias de viaje, sino también a través de canales no oficiales como "mulas" o viajeros que ingresan a Cuba con dinero en efectivo.

La salida

El anuncio de la salida de WU de Cuba tiene lugar luego de que EE.UU. informara el pasado viernes que prohibiría a partir del 26 de noviembre el envío de dinero a través de empresas cubanas como Fincimex y AIS, que la Casa Blanca sancionó en junio por considerar que están controladas por militares.

"AIS es una institución financiera controlada por el ejército cubano que procesa las remesas enviadas al pueblo cubano", dijo el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

"El ejército cubano también utiliza AIS, su empresa matriz FINCIMEX y otras entidades para cobrar tarifas y manipular el mercado de remesas y divisas como parte de los esquemas del régimen para ganar dinero y apoyar su aparato represivo", agregó en un comunicado.

Las compañías extranjeras que quieren operar en Cuba deben contar con una contraparte estatal y, en el caso de Western Union, ese socio es desde 2016 Fincimex, una poderosa compañía que también procesa las operaciones con tarjetas Visa y Mastercard, así como parte de los pagos de Airbnb a los anfitriones cubanos.

La tercera parte de la población de Cuba recibe remesas.

 

Así, aunque parte de los envíos de remesas hacia Cuba desde EE.UU. se realizan a través de Western Union, es FINCIMEX quien se encarga de procesar las divisas en la isla.

"FINCIMEX, como parte del sistema financiero cubano, es la entidad que por decisión soberana del gobierno cubano ha sido encargada de garantizar las remesas a Cuba desde EE.UU.", indica el comunicado de la entidad.

Sin embargo, aunque las remesas se envían en dólares, los cubanos reciben la transferencia en "moneda libremente convertible" (MLC o CUC), una de las dos que circula oficialmente en la isla, lo que según EE.UU. hace que la moneda dura se quede en manos de los militares.

FINCIMEX fue constituida como una "sociedad privada cubana" en Panamá en 1984, pero ha sido acusada por el gobierno de EE.UU. de pertenecer al Grupo de Administración Empresarial (GAESA), la empresa cubana que controla el turismo y otras industrias y compañías en la isla.

GAESA es controlada por el exyerno de Raúl Castro, el general Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, quien recientemente fue sancionado también por Estados Unidos.

Qué dijo Cuba

En su comunicado, FINCIMEX cuestionó que EE.UU. tome la medida en medio de la pandemia de coronavirus , lo que en su criterio, "recalca el cinismo, el desprecio por el pueblo cubano y el oportunismo del gobierno estadounidense".

"Las recientes disposiciones atacan directamente a las remesas familiares aun cuando los voceros de Washington mienten e intentan hacer ver que las limitaciones son solo a una entidad en específico", indica el comunicado.

De acuerdo con la empresa, las nuevas disposiciones de Washington impiden también "las negociaciones que a solicitud de FINCIMEX se desarrollaban desde hace meses para lanzar el servicio de remesas a cuentas bancarias en MLC".

Según informó el diario The Miami Herald, luego de que el Departamento de Estado incluyera a AIS en su lista de entidades restringidas a fines de septiembre, las agencias con sede en Miami que enviaban remesas en dólares a Cuba habían reanudado el servicio a través de dos bancos gubernamentales cubanos.

Qué dice EE.UU.

Según las nuevas disposiciones del Departamento del Tesoro publicadas en el Registro Federal este martes, la autorización para las remesas a la isla excluirá "cualquier transacción que involucre entidades o subentidades identificadas en la Lista Restringida de Cuba".

Las regulaciones indican que los ciudadanos y las empresas estadounidenses tendrán prohibido realizar transacciones financieras con estas compañías a partir de los próximos 30 días.

Las nuevas sanciones forman parte de otro grupo de medidas que ha tomado el gobierno de Trump en los últimos meses para limitar el envío de remesas a la isla, que fueron desde limitar la cantidad de envío hasta la inclusión de las empresas financieras cubanas en poder de los militares en la lista negra del Departamento del Tesoro.

Según Washington, las medidas buscan evitar que los dólares estadounidenses vayan a parar a manos de los militares cubanos y que "los fondos fluyan a las agencias de seguridad e inteligencia cubanas", que EE.UU. acusa de estar detrás de violaciones de derechos humanos tanto en la isla como en Venezuela.

La medida fue anunciada poco más de una semana antes de las elecciones de EE.UU. para las que Trump ha buscado ganar el apoyo de la comunidad cubana asentada en lugares como Florida, donde algunos de sus miembros apoyan que se impongan sanciones fuertes contra La Habana.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?