Muere a los 7 años un nieto del expresidente de Brasil Lula da Silva de meningitis meningocócica

Muere a los 7 años un nieto del expresidente de Brasil Lula da Silva de meningitis meningocócica

La muerte del nieto de Lula se produce poco más de un mes después de que falleciera el hermano mayor del expresidente, luego que un tipo de raro de cáncer afectara sus vasos sanguíneos

Uno de los seis nietos del expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, murió este viernes a los 7 años de edad como consecuencia de una meningitis meningocócica.

Arthur Lula da Silva falleció en el hospital de Bartira, en la localidad de Santo André (Sao Paulo), "debido a una agravamiento de un cuadro infeccioso", según informó la red D'Or São Luiz, de la cual el hospital forma parte.

La meningitis es un proceso inflamatorio de las meninges, membranas que envuelven el cerebro y la médula espinal. Puede ser causada por diversos agentes infecciosos (bacterias, virus o hongos).

La meningocócica es de origen bacteriano y, junto con la neumocócica, se considera una de las formas más graves de la enfermedad.

Puede causar importantes daños cerebrales y es mortal en el 50% de los casos no tratados.

La meningitis meningocósica es una infección bacteriana.

El exmandatario solicitó autorización para abandonar la cárcel temporalmente para asistir al velorio y se lo concedieron. Será la segunda vez que sale temporalmente de prisión, en la que cumple una sentencia de 12 años por cargos de corrupción, que él rechaza y que considera que tienen motivación política.

La muerte del nieto de Lula se produce poco más de un mes después de que falleciera el hermano mayor del expresidente, luego que un tipo de raro de cáncer afectara sus vasos sanguíneos.

?En aquella ocasión, Lula quería acudir al entierro de su hermano, pero la justicia tan sólo le permitió una reunión familiar cuando el cuerpo de Genival Inácio da Silva, conocido como Vavá, ya había sido sepultado, por lo que decidió permanecer en su celda.

La petición fue negada después de que la Policía Federal argumentara problemas logísticos para su traslado y para garantizarle la seguridad en medio del entierro.

La justicia brasileña ha condenado en dos ocasiones al expresidente, quien se encuentra preso desde abril del año pasado por los delitos de corrupción y lavado de dinero.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?