¿Es cierto que tenemos personalidades distintas dependiendo del orden de nacimiento?

¿Es cierto que tenemos personalidades distintas dependiendo del orden de nacimiento?

Hay muchos estereotipos sobre el hijo mayor, el hijo menor y el hijo mediano... Pero, ¿hay realmente características de orden de nacimiento?

BBC Mundo

BBC Mundo

La manera en la que el orden de nacimiento afecta a nuestras personalidades nos fascina a muchos, señala la doctora Radha Modgil, autora de este texto.

Aunque es posible que no te des cuenta, probablemente hayas absorbido estereotipos de la teoría del orden de nacimiento.

La teoría del orden de nacimiento es la idea de que nuestra posición en nuestra familia afecta nuestras características de personalidad, nuestro coeficiente intelectual e incluso nuestro éxito en la vida, y que sus efectos perduran hasta la edad adulta.

Uno de los personajes más influyentes en esta historia fue Alfred Adler, un médico y psicoterapeuta austríaco, quien trató de entender por qué niños criados en la misma familia parecían tener personalidades diferentes.

Adler era un hijo del medio, el segundo de 7 hijos.

En 1927, Adler teorizó que el orden de nacimiento afectaba enormemente la personalidad porque los padres trataban a los niños de manera diferente según fueran mayores o menores.

También creía que los padres que comparaban a unos hermanos con otros creaban una sensación de inferioridad.

Desde entonces, los investigadores han agregado elementos a su lista de características según el orden de nacimiento.

Estas son solo algunas de ellas (y puede que te identifiques con ellas):

Por ejemplo, se cree que el hijo mayor es una persona complaciente, responsable, confiable, cautelosa, pero quizás mandona y controladora.

Tradicionalmente, se ha pensado que el niño mayor recibe mucha atención de los padres, por lo que cuando llega el segundo hermano, a menudo pueden sentirse descuidados o destronados.

La lista de hermanos mayores famosos incluye a Winston Churchill y JK Rowling.

Sobre el hijo del medio se cree que a menudo se deja de lado, se ignora, por lo que tiende a ser el pacificador.

Tiende a adaptar su personalidad para acoplarse a lo que quizás el niño mayor ya se ha llevado en ese nicho familiar.

Entre los hijos del medio famosos están Bill Gates y Madonna.

A menudo se piensa que el hijo más pequeño es egocéntrico, manipulador, divertido, entretenido y encantador.

Se cree que es porque debe hacer más esfuerzo para llamar la atención, mantener su independencia y parecer diferente de sus hermanos.

La lista de niños menores famosos incluye a Cameron Diaz y Mahatma Gandhi.

Y si eres hijo único, no te sientas excluido porque Adler tenía algo que decir sobre las características de personalidad de las personas sin hermanos.

Dicen que tienden a ser egocéntricos, independientes, ávidos de aprobación y maduros.

Como no tienen hermanos mayores o menores, a menudo adoptan las características de personalidad del hijo mayor o del menor.

Entre los hijos únicos famosos están Daniel Radcliffe y Leonardo da Vinci.

Supervivencia

En 1996, el psicólogo estadounidense Frank Sulloway teorizó que estas diferencias pueden deberse a la teoría de la competencia y la supervivencia de Charles Darwin.

Dentro de cada familia, cada niño tiene que competir por la atención e inversión de los padres para sobrevivir.

Entonces, por ejemplo, si el hermano mayor asume el papel responsable de cuidar a los hermanos menores, el hijo que llegue después tiene que encontrar otro rol que no sea ese y desarrollar una forma diferente de participar en esa familia siendo, por ejemplo, más aventurero.

Al hacer eso, reducen la competencia y mejoran la cooperación dentro de la familia, por lo que aumentan las posibilidades de supervivencia para todos.

¿Será que sí?

Con el tiempo, los resultados de otros estudios han sido inconsistentes. Algunos han respaldado totalmente la teoría de Adler, otros la han negado totalmente.

Algunos estudios han demostrado que existen diferencias, pero estas no son significativas y otros han demostrado que en realidad cualquier diferencia encontrada se debe al diseño del estudio. Por ejemplo, cuántos hermanos hay en una familia o las edades relativas de los hermanos.

Entonces, ¿quién sabe?

El orden de nacimiento es un tema fascinante, pero precisar exactamente qué impacto tiene, si es que tiene alguno, sigue siendo un desafío enorme.

Pero desde una perspectiva personal, sigo pensando que el niño más pequeño es muy superior (¡lo sé porque yo soy la menor de 4 hermanos!).

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?