La situación de violencia política es extrema en Nicaragua

El Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU alertó sobre "nacionalismo chauvinista" en Nicaragua y Venezuela, entre otros países.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, denunció hoy que el "nacionalismo chauvinista" es la fuerza más destructiva en el mundo y criticó a lo que llamó "dirigentes egoístas e indiferentes". Incluyó un listado de naciones entre los que aparecen las latinoamericanas Nicaragua y Venezuela.

Más información >> Consejo de Derechos Humanos de la ONU

"Lamento que muchos países adopten políticas encaminadas a hacerlos lo más inhospitalarios posible aumentando el sufrimiento de muchas personas que ya son vulnerables", afirmó Al Hussein en Ginebra en su último discurso como Alto Comisionado ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Al Hussein, cuyo mandato finaliza en agosto, acusó a la ONU de ser demasiado sumisa ante la ola de nacionalismos en el mundo y exigió que la organización levante su voz de protesta.

Según el Alto Comisionado, muchos Gobiernos fingen que están apoyando una causa común cuando en realidad solo están luchando por sus propios intereses.

Al Hussein denunció la situación en numerosos países, entre ellos Siria, Venezuela, Myanmar, Nicaragua y Corea del Norte. También criticó a Hungría, por criminalizar la ayuda para refugiados, y a Estados Unidos, por haber separado a casi 2.000 niños de sus padres, que habían cruzado ilegalmente la frontera de México.

"La idea de que algún Estado intenta disuadir a los padres maltratando a los niños es desaprensivo", dijo Al Hussein, quien llamó a Washington a poner fin inmediatamente a esta práctica.

Según medios estadiounidenses, Washington podría anunciar durante la actual sesión del Consejo de Derechos Humanos, que termina el 6 de julio, su próxima salida de este organismo, que a juicio de la Casa Blanca tiene prejuicios contra Israel y acoge en su seno a países violadores de los derechos humanos.

Al Hussein también pidió al Consejo de Derechos Humanos de la ONU que envíe un equipo de investigadores a Venezuela, "dada la gravedad y la magnitud de las violaciones de los derechos humanos" en el país suramericano.

Al menos 215 muertos por violencia política

Al menos 215 personas murieron en los últimos 60 días en Nicaragua desde el inicio de las protestas contra el presidente, Daniel Ortega, informó la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH). El Gobierno reconoce solamente 46 muertos desde que comenzó el conflicto, el 18 de abril. La muerte más reciente ocurrió ayer en Masaya, al este de Managua, donde un joven fue baleado por policías y paramilitares que intentaban incursionar en la ciudad que se mantiene bajo control de manifestantes y pobladores civiles.

"Tenemos hasta 215 ciudadanos asesinados por el Gobierno y sus órganos paramilitares que están enlutando al país con una desmedida y brutal agresión", afirmó Álvaro Leiva, la ANPDH.

El nuevo recuento de la ANPDH incluye a seis miembros de una familia, incluyendo dos bebés, que fueron quemados vivos el sábado, dentro de su vivienda, en Managua. Los vecinos dijeron haber visto a policías y paramilitares incendiar la casa, pero el Gobierno acusó a "delincuentes de la derecha".

Quemaron viva a toda una familia

Nicaragua

Una familia de siete miembros, incluyendo tres niños, fue quemada viva en su vivienda en Nicaragua; el mismo destino que sufrieron otras dos personas que caminaban en plena calle y fueron rociados con gasolina por desconocidos.

Según un comunicado enviado a CNN por la policía este sábado 16 de junio, la familia asentada en el barrio Carlos Marx, en Managua, sufrió alrededor de las 6:00 a.m. (hora local) un ataque perpetrado por "terroristas y por el crimen organizado" con armas de fuego "artesanales, morteros y bombas molotov".

Tras el crimen otro grupo de desconocidos quemaron vivos a dos hombres que caminaban en las calles de la capital, de acuerdo con un informe de la policía de Nicaragua.

La policía y paramilitares mantienen ataques en los barrios del este de Managua donde la población ha levantado barricadas en protesta contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega. Las protestas contra Ortega comenzaron el 18 de abril tras una fallida reforma de la seguridad social.

Ante los hechos, la Arquidiócesis de Managua emitió un comunicado en el que afirman estar "consternados por los atroces crímenes cometidos durante la noche de ayer y las primeras horas de la mañana de hoy en diversas ciudades y repartos de nuestra capital".

"Condenamos y repudiamos enérgicamente tan deplorables hechos", precisa el texto firmado por el Arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo José Brenes, y el Obispo Auxiliar, Mons. Silvio José Báez.

"Lamentamos en modo particular como pastores el execrable acto de terror que cobró la vida de seis personas, entre ellos dos menores inocentes e indefensos, por lo cual expresamos con corazón afligido nuestros sentimientos de cercanía y solidaridad para con los familiares y deudos", continúan los obispos.

Finalmente, instaron a "que cesen la violencia y las muertes perpetradas por quienes cobardemente se ocultan en el anonimato".

"En el nombre de Dios les exigimos que pongan fin de inmediato a la matanza contra un pueblo indefenso", concluye el comunicado.

Testimonios desde NIcaragua (imágenes y audio de alta sensibilidad):

Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 14:25
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 14:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"