Trump dio marcha atrás y se reunirá con su par norcoreano

La cumbre se realizará el 12 de junio, sostuvo hoy el presidente estadounidense en Washington, tras haber cancelado la cita la semana pasada.

La cumbre entre Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un sí se realizará el 12 de junio, sostuvo hoy el presidente estadounidense en Washington, tras haber cancelado la cita la semana pasada.

El mandatario estadounidense hizo este anuncio tras reunirse durante más de una hora con el negociador norcoreano Kim Yong-chol. "Creo que construiremos una relación y que comenzaremos con ello el 12 de junio", dijo Trump.

El presidente estadounidense aseguró que habló con Kim Yong-chol sobre una serie de cosas, incluidas cientos de sanciones que podría imponer si la diplomacia no funciona y la posibilidad de firmar un documento formal que ponga fin a la Guerra de Corea.

Trump canceló la cumbre la semana pasada, pero luego dio a entender que seguía teniendo interés en celebrarla y ambas partes llevaron adelante negociaciones al respecto en diferentes lugares.

Kim Yong-chol, considerado la mano derecha del líder norcoreano, le entregó a Trump una carta de Kim Jong-un.

El líder norcoreano comunicó hoy a través de la agencia estatal norcoreana KCNA que sigue sintiéndose comprometido a la desnuclearización y que espera que esa meta se pueda alcanzar en varios pasos y en el interés de todas las partes.

La disputa en torno a la desnuclearización es compleja, porque Estados Unidos y Corea del Norte consideran que son dos cosas diferentes, lo que dificulta las negociaciones sobre desarme atómico en general y la cumbre en particular. Corea del Norte no quiere abandonar unilateralmente sus armas atómicas.

Estados Unidos espera convencer a Corea del Norte de desmontar de manera completa y comprobable su programa nuclear lo más rápidamente posible.

Corea del Norte, a su vez, quiere salir del aislamiento internacional para generar mayor bienestar a su población a través del comercio exterior y las inversiones. Para ello, necesita quitarse de encima las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos.

La última vez que un funcionario de alto rango norcoreano visitó la Casa Blanca fue en 2000. El entonces presidente demócrata Bill Clinton y su secretaria de Estado Madeleine Albright recibieron al que era la mano derecha del entonces líder Kim Jong-il, Jo Myong Rok.

DPA

Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 00:37
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 00:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"