Vida y muerte del más sanguinario agente de la CIA anticastrista

Fue agente de la CIA en los años 60, 70 y 80. Estuvo detrás de la bomba que dejó 73 muertos en un vuelo comercial.Su enemistad con Fidel fue legendaria.

Murió a los 90 años Luis Posada Carriles , uno de los principales adversarios del Castrismo en Cuba, al punto que intentó varias veces asesinar a Fidel.

Posada Carriles padecía un cáncer de garganta y residía en un hogar de veteranos en Miramar, al sur de Florida, Estados Unidos. Su salud había empeorado notoriamente luego de un derrame cerebral y un accidente de auto sufrido en 2015.

No obstante tuvo una vida intensa y polémica. Fue reclutado por la CIA en su juventud y estuvo al frente del operativo Bahía de Cochinos en 1961 con el que Estados Unidos quiso deponer al régimen comunista que acababa de instalarse en la isla caribeña.

Había nacido en Cienfuegos en 1928 y en 1954 se instaló en La Habana para estudiar Medicina.

Nunca adhirió a la revolución cubana,. En 1959 se unió a la resistencia y en 1961 se refugió en Argentina. Poco después viajó a México y de allí a Estados Unidos, donde rápidamente se unió a la CIA y la denominada Operación 40 para derrocar a los Castro.

Su entrenamiento -esoecialmente en explosivos y en torturas- lo llevó a varios países de América Latina en los años 70 para combatir movimientos insurgentes.

Fungió como «asesor de Seguridad» de los servicios secretos de Venezuela, Guatemala, El Salvador, Chile y Argentina.

Pero quizá el momento clave de su vida fue el atentado en Barbados contra un vuelo de Cubana de Aviación en 1976 en el que murieron 73 personas. Posada reclutó a los venezolanos Hernán Ricardo Losano y a Freddy Lugo, quienes son considerados los autores materiales.

Llegó a estar preso en Venezuela por este asunto, pero en 1985 se fugó de la prisión, disfrazado y con un documento falso.

También fue acusado de ser el organizador de una serie de atentados con bombas contra hoteles de La Habana en 1997.

Esta serie de actos terroristas lo puso a la cabeza de la lista negra de Fidel Castro. Durante años uno y otro intentaron terminar con sus vidas.

Uno de sus intentos ocurrió en Chile, aprovechando la presencia de Fidel en Chile en 1971 durante la presidencia de Allende.

Posada Carriles y su grupo llegaron a Santiago con documentación falsa como periodistas de Venevisión de Venezuela. Estuvieron a punto lograrlo.

En el año 2000, Castro denunció un plan para asesinarlo en Panamá, donde asistía a una Cumbre Iberoamericana. Por ello, Posada Carriles fue detenido en Panamá, donde se encontraba,"casualmente".

Curiosamente pese a su colaboración con la CIA, el FBI lo tenía en su lista de terroristas. Entre los cubanos exiliados, sin embargo, era considerado un auténtico héroe.

Entre 2005 y 2007 tuvo problemas migratorios. Había ingresado irregularmente a Estados Unidos, un país que se desentendió de él después de los "servicios prestados" en los años 70 y 80. Venezuea reclamaba su extradición, pero a último momento la justicia lo liberó.

Su última aparición pública ocurrió finales de marzo de 2010. Se le vio en una manifestación convocada en Miami por Gloria Estefan en favor de las Damas de Blanco (un movimiento opositor que milita dentro de la isla) y afirmó ante los medios: "Estoy firmemente apoyando la libertad de Estados Unidos y allá en Cuba"

Opiniones (0)
19 de julio de 2018 | 09:46
1
ERROR
19 de julio de 2018 | 09:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"