Wim Wenders: tras "Buena Vista Social Club", llega "Papa Francisco"

El guionista, productor, actor y director de cine alemán, anuncia su película comercial sobre el pontífice argentino con apoyo del Vaticano.

 La noticia la da la revista que refleja más claramenbte el espíritu neoyorkino: The New Yorker. Allí, la foto destaca: Jorge Mario Bergoglio, el papa Francisco, aparece con Wilhelm "Wim" Ernst Wenders, el cineasta alemán del que se recuerdan producciones tales como "París/Texas", "¡Tan lejos, tan cerca!", "Las alas del deseo" y "El estado de las cosas", además del celebrado documental "Buena Vista Social Club". ¿Por qué? Porque en 2013 fue invitado a hacer una película sobre el líder argentino por monseñor Darío Viganò, por entonces jefe del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales. Wenders, un católico que, sin embargo, se divorció tantas veces como esposas tuvo, cinco, se declaró seguidor de Francisco pero pidió la suficiente independencia para hacer su trabajo y, según The New Yorker, la consiguió.

"Papa Francisco: un hombre de su palabra", tal el título de su película que fue estrenada en el Festival de Cannes, presenta a Bergoglio en su rol pontificio como "una persona de una integridad poco común, que ha caminado el camino de la fe cristiana hasta la Basílica de San Pedro", y "transmitirá esa integridad a través de sus palabras: largos tramos filmados del hombre que habla, en italiano y español, dando énfasis a sus palabras con sus ojos y su sonrisa", según la revista estadounidense.

Paul Elie, el periodista de The New Yoker que tuvo acceso al material, relató que "los minutos iniciales de la película alejan al espectador de las expectativas, de lo que podríamos esperar del director y de lo que podríamos esperar de la primera película comercial realizada con la cooperación de un Papa".

Muestra, además, la escena de una plaza abarrotada en Argentina en 1989, y un clérigo vestido con traje negro y cuello clerical hablando apasionadamente: más delgado y más severo que el hombre que conocemos ahora, pero reconociblemente Jorge Mario Bergoglio-papa Francisco".

En los detalles del filme, Elie cuenta que "en una secuencia espectacular (una vez más, hecha a partir de imágenes del Vaticano), la imagen de un montón gigante de celulares desechados se proyecta, como en una pantalla gigante, en la fachada de. Basílica de San Pedro en la noche. Con mayor frecuencia, las imágenes de una catástrofe global -por ejemplo, personas que hurgan en la basura en un basurero enorme- se comparan con las imágenes de Francisco hablando de los problemas. El efecto es similar al de la adaptación cinematográfica del libro de Al Gore 'An Inconvenient Truth', que emplea a una persona íntegra para hacer que los problemas abstractos abrumadores parezcan reales, urgentes y posibles de resolver".

Y agregó: "En Nueva York, la semana pasada, después del estreno de la película en Cannes, Wenders rápidamente aceptó la idea de que la película trata sobre la cercanía. Dijo Wenders: "El papa Francisco llama a San Francisco de Asís 'el apóstol de la oreja.' Cuando le prestas la oreja a alguien, te estás acercando a esa persona, acercándote. El papa Francisco tiene una extraña habilidad para crear esa cercanía. Me dieron una oportunidad increíble de estar cerca de él: cuatro sesiones, dos horas cada una, cara a cara, ojo con ojo. Sabía que no podría tener esta experiencia solo para mí. Así que traté de encontrar una forma de compartir la experiencia. Esa fue toda la tarea: crear cercanía, traducirlo a la audiencia ".

Opiniones (0)
22 de junio de 2018 | 08:17
1
ERROR
22 de junio de 2018 | 08:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"