Confirmaron qué provocó el tenebroso final del MH370

Los restos del avión de Malaysia Airlines siguen sin aparecer, pero los investigadores concluyeron la investigación con un resultado sorpresivo.

A más de cuatro años de su desaparición, los investigadores concluyeron que el vuelo MH370 de Malaysia Airlines se precipitó por una acción deliberada del piloto. En otras palabras, se trató de una "misión suicida", tal como sugerían previamente algunas hipótesis.

El MH370 desapareció el 8 de marzo de 2014 con 239 personas a bordo. De acuerdo con los investigadores, el piloto Zaharie Amad Shah "eludió deliberadamente los radares" e hizo precipitar el avión en una misión suicida y muy bien planificada, según pudieron reconstruir.

Seis días después de la desaparición, las casas del comandante y del copiloto (Zaharie Amad Shah y Fariq Abdul Hamid) fueron registradas y algunas computadoras fueron incautadas. En una había un simulador de vuelo que había sido usado por el piloto para estudiar el cambio de ruta del avión.

ByO9WDORz 720x0 1

Zaharie Amad Shah y Fariq Abdul Hamid.

Según el investigador Larry Vance, Zaharie Amad Shah se puso una máscara de oxígeno y despresurizó el avión para que los pasajeros y los tripulantes perdieran la conciencia. "Se estaba suicidando y desafortunadamente estaba matando a todos los otros a bordo y lo hizo deliberadamente", añadió.

De acuerdo con los registros disponibles, el avión cayó una vez que agotó su combustible. La teoría de que la tripulación, salvo el piloto, y los pasajeros estaban desmayados explica por qué ninguna persona intentó impedir el trágico desenlace.

Los datos satelitales indican que el avión, partido de Kuala Lumpur, agotó su combustible y cayó al Océano Indico, al oeste de Australia, a miles de kilómetros de Pekín, su destino previsto. Algunos objetos y partes del avión fueron hallados en playas bañadas por el Indico.

De acuerdo con las conclusiones de la investigación, se trata de un episodio similar al del vuelo de Germanwings 9525 en ruta entre Barcelona y Duesseldorf, hecho precipitar sobre los Alpes de Provenza franceses por el copiloto alemán Andreas Lubitz, de 27 años, en marzo de 2015.

Opiniones (0)
23 de mayo de 2018 | 12:03
1
ERROR
23 de mayo de 2018 | 12:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"