F. Pérez Osán

Cobra Kai: YouTube golpea fuerte con la nostalgia

La continuación de la historia de Karate Kid funciona porque supieron adaptarla a los tiempos que corren. Humor y acción con una dosis de buenos recuerdos.

"Dale en la rodilla" - Sensei Kreese, The karate kid

Durante los últimos años el mundo de las series se convenció a sí mismo de que es más fácil mirar al pasado y aprovecharse de la nostalgia que intentar crear shows originales. El resultado fue una seguidilla de series y remakes que, en general, fracasaron estrepitosamente.

Las excepciones, sin embargo, se transformaron el exitazos, con Stranger Things como mejor ejemplo, lo que hace que hacer un reboot sea arriesgado, pero con grandes beneficios si funciona. Mitad por eso, y mitad para dar a conocer su servicio pago es que YouTube lanzó Cobra Kai, una serie que continúa con la historia de Karate Kid (el título incluye un "the" al principio que se perdió en la traducción a los cines locales), la película estrenada en 1984 que le marcó la infancia a varias generaciones.

Las circunstancias de original y secuela son notablemente diferentes: en el 84 estaba en su segundo auge la fascinación por las artes marciales, y las producciones sobre ninjas y karatecas inundaban a los espectadores. Karate Kid supo capitalizar esa tendencia y se transformó, quizás, en la película de artes marciales más recordada de esa época (los primeros éxitos del género llegaron más de una década antes, con el inigualable Bruce Lee). Ahora, en cambio, el interés por las artes marciales -las tradicionales, no así las artes marciales mixtas- está, por lo menos en la TV, en peligro de extinción.

Esto no impidió que durante la primera semana en la que estuvieron disponibles, los primeros capítulos de Cobra Kai -que son gratis-fueran vistos más de 20 millones de veces. Esta es la primer gran apuesta del sitio de videos para promocionar su servicio pago, YouYube Red, que por el momento no está disponible en la Argentina. Sin embargo, es posible comprar cada episodio de la serie de manera individual por $16. Es decir, que ver la serie completa cuesta menos de $130.

Viejos conocidos

karate kid

El atractivo principal de la serie, más allá de la nostalgia, está en que consiguieron convocar a los actores originales de las películas. Ralph Macchio vuelve a encarnar a Daniel LaRusso, y William Zabka es Johnny Lawrence. Los archirrivales se encuentran en momentos muy distintos de su vida: Daniel se transformó en un exitoso empresario, mientras que Johnny no puede mantener un trabajo estable, está divorciado y no parece poder hacer nada bien.

Que los mismos actores de las películas estén en la serie lleva, de manera casi obligada, a que la historia sea un tanto similar a la de las películas: dos formas de enseñar karate muy diferentes llevan a un enfrentamiento entre adultos y chicos, en una historia que mezcla bullying con la vida sentimental de jóvenes de secundaria con los problemas de "los grandes". Es decir, exactamente lo mismo que pasaba hace más de 30 años.

Por suerte los guionistas y productores son conscientes de eso, y consiguen renovar las ideas de manera muy efectiva, y utiliza mucho el humor para mostrar cómo lo que funcionaba en 1984, probablemente no funcione en el 2018. Los contrastes son constantes, sobre todo en el personaje de Johnny, que aparece como un sujeto levemente racista -o no tan levemente- que considera que las nuevas generaciones se ablandaron al punto de que no sirven para nada. Su nostalgia por el pasado es tal que sale a la calle a pegar publicidades para su dojo con una cinta de karateka en la cabeza. Las burlas no se hacen esperar. Daniel, por su parte, parece tener una vida perfecta, pero desde el comienzo se ve que también sufre por la pérdida de valores de los adolescentes, y habla constantemente del pasado. Que su hijo no se despegue nunca de su tableta y lo trate como a un sirviente tampoco ayuda.

Los guiños para los fanáticos también están presentes, y logran mezclarse con la trama sin sentirse forzados. El hecho de que le hayan sacado totalmente la onda ingenua de las películas también es un gran acierto, ya que le da un tono nuevo a una historia que corría el riesgo de ser anacrónica o de transformarse en un meme de manera instantánea. En algún punto quizá el humor extra ácido quede algo desubicado, como cuando Johnny le ofrece un trabajo a una homeless que vive frente a su dojo, y esta le pide como forma de pago "metanfetaminas y comida". "Puedes gastar el dinero en lo que quieras", le responde.

En definitiva, Cobra Kai es mucho más que una serie creada para complacer a los fanáticos de una película de hace años: es entretenida, divertida y mucho más adulta de lo que se podía llegar a esperar. YouTube se anotó un acierto con una de sus primeras producciones propias.

Opiniones (5)
21 de agosto de 2018 | 18:57
6
ERROR
21 de agosto de 2018 | 18:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. diecorrea410 pero fijese que percibo un mistake en su frase tambien . Donde dice " have a problema whit that? " . Le falta el pronombre , en ese caso seria Have you problem whit that? .
    5
  2. diecorrea410 coincido con ud y su traduccion. El problema que veo es que ya no traducen literal ,sino que traducen las frases mas o menos.
    4
  3. No es " dale en la rodilla" lo que el sensei Reneses dice textualmente es "sweep the leg" have a problem whit that? Y su traducción sería......barrele la pierna, tienes algún problema con eso? Saludos cordiales
    3
  4. estilojuanpa, ayer vi la temporada completa...algunas sorpresas vas a ver...
    2
  5. Que gran pelicula y que gran mensaje . La formacion que le hizo Mr. Miyagui , filosofia asiatica . Solo hay que ver como Daniel Larusso fue un ciudadano exitoso y vuelve tres decadas despues .#NoMeLaPierdo
    1