EEUU: Compra mentitas y un policía le apunta con su pistola

El arrebatado policía sacó su arma. El malentendido fue resuelto rápidamente, pero sus consecuencias aún perduran. Y habrá juicio.

José Arreola entró a una gasolinera en el sur de California el pasado 16 de marzo para comprar unos Mentos, pero todavía se sacude al recordar lo que sucedió aquella noche y cómo pudo terminar.

Según contó Arreola al periódico The Orange County Register el viernes pasado, en la tienda de Chevron en Buena Park él escogió unos Mentos que costaban 1,19 dólares. La transacción, que fue grabada por la cámara de seguridad de la gasolinera, transcurrió sin incidentes hasta que un oficial fuera de servicio ingresó al local. Se perdió la parte cuando Arreola entregó un billete de 20 dólares al cajero.

"Oye, ponlo de vuelta", dijo el oficial mientras sacaba una pistola. "Ponlo de vuelta. Soy un oficial de la Policía", repitió. "Acabo de pagar por esto", respondió por su parte el hombre.

El malentendido se resolvió en unos 35 segundos. El oficial tras hablar con el dependiente guardó su arma y se disculpó, pero el incidente fue lo suficientemente largo como para manchar la percepción de un hombre inocente sobre la Policía y para denunciar al oficial, que ahora está siendo objeto de una investigación interna.

"Me enojé. Sentí miedo y pensé en mi esposa. Mi esposa podría haberse quedado viuda esa noche", recordó Arreola este lunes. "Por la forma en que sacó su arma, pensé que me iba a disparar si hacía algo incorrecto", añadió.

Arreola ha afirmado que después del encuentro, presentó una denuncia ante el Departamento de Policía contra el oficial, que no había sido identificado, informa The New York Times. Sin embargo, el hombre al final rechazó el trato que le ofreció el Departamento porque la cantidad de indemnización ofrecida podría cubrir solo sus honorarios legales.

RT

Opiniones (3)
22 de junio de 2018 | 06:50
4
ERROR
22 de junio de 2018 | 06:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Excepto por la cantidad de munición en cargador, los delincuentes no se entiende por qué usan pistolas y no revólveres, que no despiden la vaina. Si dejando la vaina dejan su huella (la del arma y los atrapan), más el plomo propiamente dicho. Aunque sea con los números borrados y robada, se sigue la pista y se encuentra el último comprador, es un hecho. Aunque hay una forma para cambiar el ADN del cañón de la automática, cada vez que se usa, y cambia el ADN de la munición y vaina que nadie se da tiempo a recoger del lugar en que delinque. Por eso son ladrones..............no?. Cero neurona.
    3
  2. Y dedal nosotros que un chorro mata a un panadero miremos un poco el espejo de la miseria nuestra
    2
  3. Estan re locos los yankees
    1