Deportes

A 24 años de la muerte de Senna, las dos hipótesis de su accidente

El 1 de mayo de 1994, el ídolo sudamericano falleció tras impactar contra el paredón de "Tamburello", en el circuito de Imola.

Tras una temporada con bajo rendimiento a bordo de su McLaren, en 1994 Ayrton Senna intentaría igualar a Alain Prost ganando su cuarto campeonato de la Fórmula 1 a bordo de un Williams. Tras un comienzo de calendario complicado, el 1 de mayo el brasileño lideraba finalmente una competencia, la del Gran Premio de San Marino, en Imola, circuito en el que el día anterior había muerto Ronald Ratzenberger y 48 horas antes se había salvado milagrosamente Rubens Barrichello, en sendos accidentes.

Pocos lo recuerdan, pero ni bien comenzó la carrera, con Senna ganando, sucedió algo histórico para la Fórmula 1: se estrenó el "safety car" ("auto de seguridad"), lo que permitía evitar la suspensión de la competencia (bandera roja) y retirar autos accidentados mientras los otros competidores circularían a velocidad lenta. Esto es un dato clave, ya que, para algunos, explicaría por qué, tras el relanzamiento, Ayrton Senna estrelló su Williams en la curva de Tamburello, por lo que moriría horas después.

Una de las explicaciones, años después de la muerte de Senna, indica que al ingresar el auto de seguridad y los autos reducir la velocidad, la presión de los neumáticos disminuye levemente. En el caso del brasileño, su moderno Williams tenía un sistema de piso muy bajo. Esa mínima reducción generó que en la curva de Tamburello el auto rozara con el pavimento más de lo normal y, por lo tanto, no doblara, más allá del intento del triple campeón mundial, quien giró claramente el volante hacia la izquierda.

Por otra parte, hay quienes sostienen que lo que provocó el accidente mortal de Senna fue la rotura de la columna de dirección. Y, para ello, usan como prueba la cámara a bordo del Williams. Allí, se ve que el volante se mueve en un eje vertical, saliendo de su posición normal. Sin embargo, los que insisten con la primera teoría, aseguran que es un movimiento lógico ante la presión que ejerce el brasileño para que finalmente su auto "obedezca" y doble.

La muerte de Ratzenberger y la reacción de Senna:

El tremendo accidente de Barrichello en Imola, el mismo fin de semana:

Opiniones (9)
15 de agosto de 2018 | 00:20
10
ERROR
15 de agosto de 2018 | 00:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. cuantas mentiras en este video!!! quieren decir que fue una casualidad lo del accidente cuando fue la barra de dirección que le habían cambiado haciendo una chastrinada! misma barra que se le incrustó a Senna y lo mató! hay todo un estudio brasilero donde muestran cómo de repente se deja de mover el volante del auto de senna, o sea, el remiendo de la barra de dirección se trabó e impidió que él moviese el volante! Como se ve en todos los videos, las ruedas delanteras no se mueven, siguen rectas, y si Senna tuvo tiempo para pisar a fondo el freno, por qué no intentó doblar??? o intentó y el "arreglo" de la barra de direeción no se lo permitió? Si fuese por lo que dice este video, que se clavó de trompa, el auto se hubiese ido para un costado y no hubiese seguido derecho!!! siguió derecho porque falló el remiendo que hicieron en la columna de dirección.
    9
  2. Williams, Prost y varios más, son responsables que hoy no viva Ayrton Senna.
    8
  3. Fray Williams y la p.... que te parió, Senna dijo muy claro que no quería correr ese GP y lo obligaste viejo de mierda, imperdonable lo tuyo.
    7
  4. Duele volver a verlo. Me inclino por la teoría de que el efecto suelo falló por el enfriamiento de los neumáticos. Una desgracia que él debiera perder su vida para que la F1 fuera más segura. Y eso que para ese entonces ya se había avanzado muchísimo, basta ver la carnicería que era antes (Jochen Rindt me pegó tanto como Ayrton en su momento, y recuerdo a Jackie Stewart haciendo huelga para que no se corriera si no se mejoraban las condiciones).
    6
  5. En esa oportunidad había demasiados antecedentes en los días previos y meses antes, que se estaba tramando algo contra Ayrton, eso nadie lo puede negar. Hay un vídeo antes de la carrera cuando él está tomado del alerón trasero del auto, que da muestras claras que algo no estaba bien, ya antes de comenzar la carrera. Había una enemistad manifiesta con uno que otro y el final, pues es lo que hoy lamentamos. Eso de aquella época, es no muy distinto a lo que ahora pasa con Verstappen, que todos sabemos que de una u otra forma éste, se matará llevándose alguien con él. Y nadie hace nada................... Con Bianchi fue responsable directa la FIA, ya que es la organizadora, junto con Eccleston en ese momento. Hoy quien cubre los desatinos de Verstappen es Charlie Whiting, obvio su padre y el dueño de Red Bull. De hecho el domingo pasado segundos antes que Verstappen le barriera la pista a Ricciardo por cuarta vez, desde el equipo, les dijeron que tenían vía libre para hacerse piedra entre ellos, por el puesto en disputa. Siempre, en esto hay alguien que gana dinero a costa de la vida de otra persona y el caso de Ayrton, fue intencional. Nadie puede negar, que éste, es el nuevo Circo Romano del siglo XXI, que si le impusieran las reglas de Nascar, no habría excepciones, ni privilegiados (de hecho quien causó el accidente hace dos años en que estuvieron involucrados 17 autos, le quitaron la licencia). Ya en el WTCR de tres carreras se manejan con bastante más criterio que en las otras carreras de Europa, y se sanciona más a los pilotos y equipos y obvio, hay menos accidentes. Si llueve paran, en F1 NO; y muchas más. En F1, hay errores humanos como el de Vettel el domingo, pero son sin dañar a terceros, de hecho en esa curva, se fueron todos y no hay el espacio suficiente para regresar a la pista, sin hacer un trompo controlado.
    5
  6. muy triste aun
    4
  7. El mejor de los mejores! (Después de fangio)
    3
  8. Pasaron 24 años pero lo recuerdo como si hubiese sido ayer. Después del accidente hubo un larguísimo proceso judicial, desarmaron completamente el auto y analizaron hasta el mínimo tornillito buscando las causas del accidente, sin encontrar nada. Hasta en el casco de Ayrton las buscaron. Creo que la respuesta es bastante más sencilla. Ayrton manejaba como los dioses, pero evidentemente era humano, no era Dios. Cometió un error y se dio un golpe fuertísimo. A la curva Tamburello, un F1 llega a 290 Km/h (llegaba, ya no se corre ahí), esto equivale a 80 m/s (un poquito más que eso, pero rendondeando). Un error mínimo, de apenas una décima de segundos a la hora de frenar significa 8 m de desplazamiento (una décima, apenas una décima, eso es casi nada). Esa distancia, 8 m, basta y sobra para perder la trayectoria, salirse de la pista y terminar en el muro. Creo que lo único sensato es pensar que eso fue lo que ocurrió. Ayrton no solo era genial como piloto, también fue uno de los más grandes ídolos del deporte mundial por su carisma. Parece que eso nos impide reconocer la dolorosa realidad de que simplemente cometió un error. Pero además hay algo muy grave. Ayrton fue el último muerto de la F1 y por ser quien era su muerte produjo una gran conmoción. No hubo casi repercusiones por la muerte de Ratzenberger el día anterior, por ejemplo. A partir de lo de Ayrton se tomaron medidas de seguridad que debieron tomarse mucho antes. Recién en 2015, en Suzuka, volvió a ocurrir un accidente fatal, el de Jules Bianchi. Desde hace un par de años vemos que otra vez se corre en circuitos poco aptos, sin vías de escape. Otra vez se ven murallones de cemento como el de Tamburello. Este domingo, en una maniobra absurda, Jean Grossjean se pegó en un muro de esos. Fue claramente su error, por desconcentración, pero es que ese muro no debía estar ahí. Ojalá no volvamos a transformar la F1 en una carnicería. En uno de sus últimos reportajes televisivos, Juan Manuel Fangio declaró: En los diez años que corrí en Europa murieron 30 pilotos. Es un disparate, una barbaridad, no hay porqué matar a nadie, las cosas pueden hacerse mejor y reducir muchísimo el riesgo. No creo que eliminarlo completamente, por desgracia, pero tampoco obligar a un piloto a lanzarse a esa incleíble velocidad contra un muro de cemento y con el espacio exacto para frenar y doblar, sin margen ni siquiera para un error mínimo de una décima de segundo. Si se equivoca, que pase de largo y pierda 18 puestos, pero no que lo condenen a muerte como a Ayrton.
    2
  9. Creo que es mejor no revivir ese momento tal como pasó, y hacer conjeturas. Los que vivimos la F1 de esa época, sabemos que no fue lo que en el vídeo se intenta armar como excusa. Es mejor que lo dejen ahí, ya que sino, más bronca da. Todavía está vivo el responsable de ese desastre que no fue accidental. Ya de alguna manera, le tocará pagar el daño que hizo.
    1