Se incrustó en un bolardo de la Arístides y costó mucho sacarlo

Ocurrió en el cruce con Granaderos. Una grúa del municipio tuvo que levantarlo al menos dos veces para liberarlo de la "trampa". La conductora de la SUV no vio el objeto al doblar y terminó encima.

Muchos no terminan de acostumbrarse a la presencia de los bolardos que colocó la Municipalidad de Capital al borde de las veredas en su plan de remodelación urbana. 

Esto le ocurrió hoy a la conductora de una SUV en calle Arístides Villanueva: la mujer no lo vio y su vehículo quedó incrustado en un de estos objetos metálicos.

Bolardo 1

El problema se produjo en Arístides Villanueva y Granaderos. La señora dobló desde Granaderos hacia Arístides, sin advertir en la maniobra la cercanía de una formación de bolardos. Como consecuencia, le pasó por encima a uno de estos objetos con la rueda delantera derecha y el vehículo terminó trabado, encima del bolardo, casi a la altura de la rueda trasera derecha, que quedó suspendida en el aire.

Dañó, por lo menos, una rueda y el caño de escape.

No fue un trabajo sencillo para los municipales sacar el vehículo de allí. Tuvieron que levantarlo al menos dos veces con una grúa, desde adelante y desde atrás. 

Al final lo consiguieron y se fueron rápido a solucionar un problema similar. Sí, otro conductor que había chocado con los ya famosos bolardos capitalinos, solicitaba asistencia.

Opiniones (11)
16 de julio de 2018 | 02:40
12
ERROR
16 de julio de 2018 | 02:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. que barbaros que halla humanoides que esten de acuerdo con las boludeces que han hecho en calle aristides , tantoen el parque gral.san martin en donde queda bien dicho CAMUFLADO TODAS LA SEÑALES ,BORDOS CORDONES SALIENTES Y DEMAS ,eso si si no yevas casco te multo,jamas pense que raquel blas tuviera razon cdo dijo que cabezas pelotudas nos gobiernan,alo cual agrego tbm los botan.-
    11
  2. Un desastre, maldigo a los que pusieron esas cagadas. Son unos bodoques peligrosos... pensar que hay gente que le pagan por ni siquiera tener sentido común.
    10
  3. otra de las payasadas de Suarez (intendente de capital)
    9
  4. Es increíble que hayan llenado de esas porquerías la Arístides. Estéticamente son un impresentables, seguridad le dan sólo quien cobra por ponerlas.
    8
  5. Esto "genios" de la seguridad vial, se llevaron la materia señalizacion con objetos a marzo.- Estas pseudo balas de cañon solidas, pintadas de negro (en entorno gris y negro, colo camuflage, ver pixelado camuflage de combate urbano), a cuarto de alturo, sin la pintura reglamentaria amarilla y negra, son trampas cuasi/mortales.- Es cuestión de tiempo para que empiecen las demandas por estos objetos peligrosos en la vía publica. Los genios también estragularon las bocacalles, con salientes "duras", conclusión: Si la idea es que todos conduzcan pendientes de los peligros, agregando peligros, objetivo logrado.- Es el criterio de los garantistas en dejar mas ratas sueltos para hacer mas peligrosas las calles así todos andamos mas atentos.- Un "cambio" que podría haber estado mas estudiado acorde alas normas de seguridad vial elementales.- A marzo los "genios".-
    7
  6. Buenísimo. Ojala pongan mas. Hay q estar más atentos
    6
  7. Ni siquiera se puede estacionar sin que uno de esos bolardos abollen la puerta al abrirla. Es lo más incómodo que podrían haber puesto. Si al menos fueran más chicos se podría estacionar más cómodamente sin ocupar tanto la calzada.
    5
  8. Y cuando estacionas se la pones con la puerta siempre porque son tan altos que las puertas siempre chocan con ellos, excepto que tengas una camioneta o algo asi.... un desastre y esteticamente otro.
    4
  9. Que buena idea la de los "bolardos"... Felicito al municipio!! ruego q de a poco los coloquen en todas las esquinas de capital y los otro intendentes lo imiten, p que los conductores esten mas atentos!! Dejen los celulares y conduzcan con mas atencion... Exelente medida..
    3
  10. Que genialidad esos bolardos. Habría que meterle una patada en el tuje a quien se le haya ocurrido la idea de ponerlos fuera de la línea.
    2