La Legislatura tendrá que decidir sobre la llegada de Uber

"Uber va a llegar a Mendoza", le dijo a MDZ Cornejo en junio del año pasado. Pero hay que esperar el debate legislativo.

La llegada del sistema de transportes Uber a Mendoza es un tema del que se ha hablado mucho. La propia empresa difundió en junio del año pasado -en medio de sus desaguisados legales con la Ciudad de Buenos Aires y el rechazo de los gremios de taxistas- el desembolso de 50 millones de dólares en la Argentina. Hablaron en ese momento de lanzar Uber Black, un servicio para ejecutivos, y UberPool, de car-sharing; además de servicios en las ciudades con mayor concentración de población (en Mendoza, Córdoba y Santa Fe pero también en destinos turísticos como Mar del Plata o Bariloche).

Ahora, el tema espera ser incluido en la discusión legislativa durante el tratamiento de la nueva Ley de Transporte, que no tiene fecha. La inexorable llegada de nuevas formas de transportes a Mendoza requiere de un marco legal apropiado. Las autoridades prefieren que quienes protestan pasen a la resignificación de sus formas de trabajo, como lo están intentando taxistas y remiseros con la creación de aplicaciones y recursos en internet, pero lo que no se logra aun es cubrir la demanda efectivamente, ni mejorar las condiciones del servicio.

En julio del año pasado el gobierno empezó a probar un sistema de modernización del sistema de taxis en Mendoza, que incluía el funcionamiento de una aplicación para celulares y la aceptación en los vehículos de tarjetas de crédito, algo que ya ocurre en otros países desde hace más de dos décadas y que -además de la comodidad- eximiría a los conductores de transportar dinero abordo y ser carnada de asaltantes.

El gobierno provincial está haciendo una fuerte apuesta por aggiornar el sistema de transportes en Mendoza. Pero el tratamiento de la Ley de Transporte o de Movilidad quedó relegada luego de que se gastara toda la energía en la discusión de una Ley de Tránsito que involucró a los municipios y que generó inclusive la aceptación "bajo protesta" de intendentes afines al gobernador Alfredo Cornejo. Pocos municipios están trabajando en su regulación y aplicación efectiva, además.

En diálogo con MDZ en la primera transmisión de una entrevista por Facebook Live, en junio del año pasado, el mandatario fue taxativo: "Uber va a llegar a Mendoza".  Según expresó Cornejo, el mundo atraviesa un periodo de innovación y reconversión laboral que afecta a distintos sectores y empleos. Entre estas transformaciones podría encuadrarse a la app móvil que de a poco ha empezado a revolucionar los sistemas de transporte en varios países.

 "La aparición de Uber hay que enfrentarla inteligentemente", aseguró el mandatario y adelantó que le brindarán herramientas a los taxistas mendocinos para que se desarrolle una aplicación móvil local con la que puedan competir. "La forma de competir con Uber es tener un 'Uber' local, no prohibiendo su arribo", advirtió Cornejo entonces.

Ahora el gobierno no está hablando del tema. pero sí aguarda que el complejo normativo del transporte privado los incluya en el debate que tienen que dar los legisladoque lo prohibió, sin más.

Encuestas:

 

 

Opiniones (23)
18 de agosto de 2018 | 05:51
24
ERROR
18 de agosto de 2018 | 05:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Desde que estás arriba de ese auto pintado de negro y amarillo, jamás sentiste el más mínimo respeto por la gente que te da de comer. Durante años te dedicaste a estafar a tus clientes instalándole a tu coche un piripipí para afanarle media docena de fichas a cada viaje, haciéndote un mango extra a costa de hipotecar tu moral. Te estacionaste en terminales de trenes y micros para currar a los turistas extranjeros y del interior, llevándolos a pasear para sacarles el doble de guita de lo que sale el viaje para quien sabe adónde va y cómo llegar. Compraste billetes truchos de cien pesos a cuarenta mangos, para pasárselos a esos mismos turistas y a ancianos que no se dan cuenta. En días de lluvia, ya tenías un viaje asignado por radio o pactado de antemano, así que no pensabas levantar un cliente de calle. Pero no te molestabas en apagar la bandera, cagándote de risa de ese pobre infeliz sin paraguas que salía de debajo del toldo y se arrimaba al cordón de la vereda a hacerte señas, para ver cómo lo pasabas de largo mientras él se mojaba por culpa de tu hijoputez. Cuando tenías ganas de cortar el laburo, en vez de apagar la bandera la dejabas encendida y tratabas de enganchar un cliente que te lleve para tu casa, sometiendo a quien te paraba a un escrutinio antes de dejarlo subir, y lo rebotabas si el viaje no te llevaba para tu barrio. Cuando el viaje se pasaba de un número redondo por un par de monedas y el cliente te ofrecía pagarte el número redondo, no aceptabas porque no querías perder esas dos monedas, pero si eras vos quien debías dar el cambio, no tenías problema en caretearle al cliente que no tenías cambio, y le garcabas esas mismas dos monedas que vos no querías ceder. Mil veces te pasaste a propósito del destino de un cliente o agarraste mal para tener que dar una vuelta de más y alargar el viaje, jugando con que el cliente, por no discutir, te iba a abonar el total, ya que vos no pensabas reconocer el error y descontarle ese adicional de la cifra final. Cuando el cliente que te hacía señas en la vereda estaba con valijas o alguna cosa que ibas a tener que meter en el baúl lo dejaste de garpe, porque te daba paja bajar y abrirlo por un viaje que quizás no era largo. Mil veces, en vez de cortar el laburo para ir a cargar gas o nafta, subiste el cliente igual, y luego lo hiciste perder tiempo esperando mientras vos cargabas en la estación de servicio, pero al final del recorrido, las fichas que cayeron por la espera se las cobraste también. Cuando un cliente te hizo señas antes de que cruzaras el semáforo y la luz roja te detuvo, se te subió otra persona pero vos no le dijiste que ya te habían parado. Subiste al cliente y pasaste frente al tipo que te había parado antes mirando para otro lado. Te cagaste en aquel de quien vivís de todas las formas posibles, y ahora que apareció algo nuevo que te hace la competencia y corrés el riesgo de perderlo, en vez de hacer un mea culpa y cuidar de ahora en más al que te queda, te ponés a hacer quilombo, cortás las calles -cagándole la vida al que tiene auto o viaja en bondi, y por ende, no tiene nada que ver con tu problema-, y boicoteás al nuevo servicio que te hizo descubrir tus propias limitaciones. Digo yo, ¿qué tal si madurás y te das cuenta de que siempre fuiste un forro, y tenés exactamente lo que te merecés? Y ya que estamos, te aclaro que tuviste suerte, y siendo un forro la piloteaste bastante tiempo...
    23
  2. El mes pasado tuve la suerte de estar en un país en el que Uber funciona normalmente y la verdad es que el servicio es excelente desde todo punto de vista. La sensación que me queda es que lo que importa es la regulación del servicio, ya que si la reglamentación que le imponga el Estado no es firme en cuanto a su calidad seguiremos sufriendo de los mismos males que con los taxis. Saludos
    22
  3. Si Mendoza pretende mejorar y revolucionar todo el sistema ,en vez de UBER yo apostaria por la APP Citymapper , eso si que seria visionario .
    21
  4. Jajajajajaja, si miras las encuestas, si lees los que opinan, no hay uno que se oponga a la llegada de UBER, el servicio de taxis no se arregla con una aplicación, por que las hay y el servicio, de app hacia adentro es muy bueno, ahora...cuando llega el coche con el mono con ametralladora que lo maneja, volvemos a lo de siempre...
    20
  5. Tacheros mafiosos, grasa y maleducados. No respetan NADA NI A NADIE. Espero que venga Uber y cualquier otro similar
    19
  6. He sido abandonado por UBER en Europa una madrugada que necesitaba ir a un aeropuerto. Otro dia me abandonaron a la tarde porque tenia que llevar una mesita y no me querian llevar.
    18
  7. Esto es serio, a mi viejo que es jubiliado el tachero le robó el celular en la cara..,. Se baja del auto se da vuelta le dice del celular y huye como rata. Hay que ser rata para robar así en la puerta de la casa de alguien. Ojalá venga el UBER, basta de estos patoteros gremialistas , que encima roban o tocan a las chicas...
    17
  8. ...URGENTE EL UBER, YA ESTOY HARTO DE SUBIR A TAXIS MAL OLIENTES, SUCIOS Y "TACHEROS" CON FALTA DE HIGIENE....
    16
  9. UBER,UBER, UBER,UBER,UBER,UBER. basta de taxis ladrones en autos viejos, rotos, sin aire acondicionado, sin lugar para equipaje, con musica mal muy fuerte, choferes fumando, sin pago con tarjetas de credito, con decoracion de mal gusto y con mal olor INSEGUROS!
    15
  10. TAXI es sinonimo de mafia, son asquerosos, cero cordialidad, cero atencion, son cada dia mas caro y encima antes de subir te preguntan a donde vas, si es corto el trayecto no te suben, buscan viajes largos, son impresentables. Se la pasan pidiendo aumentos en el viaje y son una "porq..a" por donde se los mire. Dan asco, son regrasas, no tienen interes por mejorar como personas , al menos en su aspecto personal, algunos parece que no se bañaran en meses. NO, realmente no sirven los taxis, bajo ningun concepto por donde se los mire. Lejos prefiero un remis. Y si uber viene a Mendoza, bienvenido sea, hay que generar comeptencia, es una forma de bajar los precios, al menos creo que seria tambien una forma de que estos señores tacheros, mejoren en todo aspecto, si no, seguiran siendo la misma "porq..a" que son desde hace muchos años atras, por no decir desde siempre.
    14