Lo que quedó del Motorola de Google: los efectos tras la venta a Lenovo

Revisamos los logros de la compañía de teléfonos durante sus dos años bajo el alero de Google y qué viene después para la empresa del buscador.
Avatar del

MDZ Trends

1/2
Lo que quedó del Motorola de Google: los efectos tras la venta a Lenovo

Lo que quedó del Motorola de Google: los efectos tras la venta a Lenovo

Lo que quedó del Motorola de Google: los efectos tras la venta a Lenovo

Lo que quedó del Motorola de Google: los efectos tras la venta a Lenovo

El 15 de agosto de 2011 Google anunció que compraría la rama de dispositivos móviles de Motorola, la recién formada "Motorola Mobility", por US$ 12.500 millones. Dos años, siete meses y 14 días después, Larry Page confirmó que Motorola sería vendida a Lenovo por US$ 2.910 millones.

¿Qué pasó entre ambas fechas? Uno de los proyectos más interesantes del mercado móvil en el último tiempo. Luego de que la adquisición cerrara en mayo de 2012, Google inició un cambio corporativo en Motorola, llevando a sus propios ejecutivos, como el ex vicepresidente de la empresa, Dennis Woodside, a la presidencia.

Si bien Motorola siguió lanzando equipos durante 2012, su nueva identidad como una "compañía Google" se vio recién en la segunda mitad de 2013, cuando presentó los primeros equipos del nuevo ciclo de desarrollo. Primero anunció una actualización de la línea Droid para el operador estadounidense Verizon y, pocas semanas después, presentó Moto X, un teléfono cuya principal característica no estaba en las especificaciones, sino en la experiencia.

La apuesta fue arriesgada. En un mercado cada vez más interesado por cifras de rendimiento, el número de núcleos o la cantidad de megapixeles de una cámara, Motorola y Google pusieron sus fichas en un equipo que técnicamente no deslumbraba pero ofrecía funciones realmente novedosas y bien ejecutadas, como un nuevo sistema de notificaciones y funciones de control de voz al conducir.

El resultado de la apuesta es debatible. Los resultados de venta no habrían sido los esperados pero la recepción de la crítica al teléfono fue favorable, extendiéndose también al Moto G, el segundo y último teléfono presentado por Motorola en la era Google. Un equipo de bajo costo (menos de US$ 200 en Estados Unidos) con buen rendimiento y funcionalidades.

¿Qué ganó Google?

Si se analizan los números, Google salió perdiendo. Invirtió US$ 12.500 millones y recibió US$ 2.910 millones en la venta del área de dispositivos de Motorola, más otros US$ 2.350 millones al vender la división de módems en 2012. Pero la empresa de Page y Brin no se queda sin nada: sólo cedieron 2 mil de las más de 17 mil patentes que tenía Motorola.

Google también se quedó con el área más interesante de Motorola: su grupo de Tecnología Avanzada, liderado por Regina Dugan, ex directora de DARPA (del Departamento de Defensa de Estados Unidos).

El grupo de Tecnología Avanzada pasará a Google, a la división de Android, por lo que Dugan reportará sus avances a Sundar Pichai, jefe de la plataforma, aunque según fuentes, manteniendo un rol más independiente al resto del equipo.

El proyecto más interesante en desarrollo por el equipo de Dugan es "Ara", con el objetivo de crear un teléfono modular donde se puedan vender distintas partes para actualizar el teléfono, eliminando la necesidad de reemplazar todo el dispositivo cuando, por ejemplo, falla la pantalla.

Otro logro de Google en su tiempo con Motorola fue mostrar a un público más masivo cómo es su versión de Android, sin modificaciones. Motorola impulsó un desarrollo más limpio, agregando funciones pero sin alterar el diseño, lo que sin duda volvió más popular un concepto que hasta ahora estaba limitado a los equipos de la línea Nexus.

La próxima semana Google entregará sus resultados financieros para el último trimestre. Los datos incluirán el rendimiento de Motorola, lo que entregaría una idea de por qué se decidió la venta de la compañía.

Fuente: EMOL