El creador de Candy Crush solicita cotizar en la bolsa de Nueva York

Los números de la compañía de videojuegos para dispositivos móviles son extraordinarios: 128 millones de usuarios activos diarios y 500 millones de apps instaladas.
Avatar del

MDZ Trends

1/2
El creador de Candy Crush solicita cotizar en la bolsa de Nueva York

El creador de Candy Crush solicita cotizar en la bolsa de Nueva York

El creador de Candy Crush solicita cotizar en la bolsa de Nueva York

El creador de Candy Crush solicita cotizar en la bolsa de Nueva York

King Digital, la compañía creadora del exitoso y adictivo videojuego 'Candy Crush Saga' ha registrado ante la Comisión del Mercado de Valores de EEUU (SEC) una solicitud formal para la inminente salida a bolsa de la compañía, que buscaría captar con esta OPV hasta 500 millones de dólares (367 millones de euros).

En la solicitud registrada ante la SEC, King Digital no ha precisado el número de acciones que serían objeto de esta venta, así como tampoco la horquilla de precios para la OPV. Por otro lado, la empresa ha expresado su voluntad de que sus acciones coticen en la Bolsa de Nueva York bajo el símbolo 'KING'.

La compañía indica en la documentación presentada que planea destinar los fondos captados a través de esta operación al fondo de maniobra de la empresa, así como a "otros fines generales de su actividad, incluyendo la posibilidad de realizar adquisiciones".

Asimismo, el estudio de desarrollo de videojuegos destaca que actualmente cuenta con 128 millones de usuarios activos al día que juegan 1.200 millones de partidas diarias, de los que un 73% proceden de dispositivos móviles. El crecimiento de King en todos los ámbitos (ingresos, beneficios, incremento de usuarios, expansión internacional etc.) durante el último año es extraordinario.

Según los registros, JP Morgan Securities, Credit Suisse Securities y BofA Merrill Lynch actuarán como colocadores principales de la salida a bolsa de la compañía en la que también participarán Barclays Capital, Deutsche Bank Securities y RBC Capital Markets.

Fuente: La Vanguardia