Vecinos de Vistalba denuncian ola de robos violentos

Vecinos de Vistalba denuncian ola de robos violentos

En el loteo El Casco han sufrido 6 atracos en dos meses. Aseguran que ya ninguna medida de seguridad resulta suficiente y apuntan a una finca aledaña como “pasarela” de los delincuentes.

En el loteo El Casco han sufrido 6 atracos en dos meses. Aseguran que ya ninguna medida de seguridad resulta suficiente y apuntan a una finca aledaña como “pasarela” de los delincuentes.

Vecinos de un barrio de Vistalba denuncian que sufren una ola de robos violentos y que nada parece detener a los delincuentes.

En concreto, en el loteo El Casco -en la zona de Guardia Vieja del distrito lujanino- señalan que han sufrido seis atracos en dos meses, en una seguidilla que comenzó a mediados de diciembre. “Se meten en las casas tanto cuando hay como cuando no hay gente y actúan con violencia e impunidad”, señaló Alejandro Anaine, quien días atrás sufrió el quinto robo en los dos años que lleva en esa casa.

Los delincuentes encapuchados entran a la propiedad de Anaine.

Según contó, ni la alarma ni las cámaras de seguridad disuadieron a los delincuentes, que violentaron una puerta y se llevaron un televisor y un acomputadora.

Los ladrones huyen con un TV al hombro.

Peor fue aún el caso de otro vecino al que “le reventaron la cabeza y lo desvalijaron”, relató Anaine. “Entre tres desmayaron al padre de familia a golpes... le reventaron la cabeza; después encerraron a la familia y tomaron lo que pudieron antes de que la hija pudiera escapar y activar la alarma”, detalló.

El último blanco fue un empresario que tiene un emprendimiento en la zona. Allí el sábado pasado los ladrones lo desfiguraron a golpes y se tomaron todo el tiempo necesario para revolver el lugar y escapar con una suma importante de dinero.

Anaine dice que han mantenido reuniones con autoridades policiales de Luján y que inclusive han avanzado en la implementación de una alarma comunitaria y grupos de WhatsApp vecinal pero que nada frena a los delincuentes. El vecino apunta a una finca colindante que los ladrones aprovechan para entrar al barrio, cometer los robos, y huir hacia la zona del barrio Chile. “A esa finca se puede entrar por atrás; se meten por calle Viamonte y salen justo al barrio El Casco”, detalla el hombre.

Una situación similar viven los vecinos del callejón Perón, en el otro flanco de la finca en cuestión. Tras la ola de robos Anaine asegura que, como él, varios vecinos están poniendo en venta su casa para mudarse a un lugar más seguro, no sin una alta cuota de bronca y resignación ya que se trata de una zona residencial en un atractivo entorno natural.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?