Susana Dragotta: "El arte es hacer lo que me de la gana"

La artista que se destaca por su amplia libertad y quien además le da vida a personajes a través del arte en el vestuario, profundizó sus sensaciones del mundo creativo a través de esta entrevista.

Avatar del Muriel Del Barco

Muriel Del Barco

Susana Dragotta

Pachy Reynoso/MDZ

Susana Nancy Dragotta Lépore  es Profesora y Licenciada en Artes Plásticas- Facultad de Artes y Diseño de la Universidad Nacional de Cuyo. Autodidacta en Diseño de Vestuario Teatral.

Susana hace un tiempo fue presentada al premio Alberto Trabucco por la artista, profesora e investigadora de arte: Gracia Cutuli. Su obra ganó el premio mayor. Se trata de una escultura que se llama "Pieza de armadura". 

¿Qué es el arte para vos?

Las definiciones de arte cambian según la concepción filosófica de la época histórica o la cultura a la que pertenecen. También cada artista en su contexto ha hecho sus propias especulaciones alrededor de esta cuestión.

Mi respuesta personal es seguramente incompleta y en construcción permanente: es una actividad ligada con lo vital y tiene que ver con mi forma de vivir y de pensar. Es transformar la realidad en materialidad simbólica. Es comunicar. Significa poner en juego los conocimientos adquiridos en el campo del arte y la Historia del Arte Universal para reinventarlos. Es jugar con el azar y conectar con el inconsciente, hacer lo que me de la gana, lo que implica cierta libertad…

Susana Dragotta

¿Qué expresás a través de tu arte?

Últimamente mi obra gira alrededor de dos o tres ideas que se alternan y combinan según mis experiencias artísticas y vivenciales.Trabajo en armar y desarmar dispositivos que envuelven, transfiguran, degradan, acicalan o protegen los cuerpos de los seres vivos.

¿Se puede vivir del arte?

En realidad fue sucediendo. Vivir del arte además de sustentase económicamente con esta profesión, es “ser artista”, en el sentido de compromiso con este extraordinario invento de la humanidad; involucrándose con honestidad, persistencia, dedicación. El resultado puede ser excelente o regular, tendiendo en cuenta lo relativo y circunstancial de estas últimas afirmaciones.

Considero que mi rol en la enseñanza de la disciplina y mi trabajo como diseñadora de vestuario teatral son parte de mi obra artística y de mi soporte económico.

Susana Dragotta

¿Qué sentís cuando pintás?

Yo trabajo en distintos géneros artísticos.

En el proceso de la producción de la obra, pienso y resuelvo problemas artísticos acordes a la idea que estoy desarrollando.

Pongo el cuerpo en acción, miro mis apuntes y obras anteriores, investigo. Contemplo, limpio mi casa, lavo la ropa, hago compras, busco materiales; dibujo, armo y desarmo; escucho música, radio, veo TV. doy clases, etc. Sentir, pensar, hacer, todo se integra.

¿Cómo te enfrentás a un  lienzo en blanco?

No creo en los lienzos en blanco, ni en los espacios en blanco, ni en la mente en blanco (por ahora). Siempre hay algo que dejé pendiente y también toda la historia del arte está allí.

Proyecto mis obras con dibujos, planeo paso a paso lo que voy a hacer; no trabajo espontáneamente, aunque después intervenga el azar. Durante el proceso surgen los límites materiales, intelectuales, emocionales, sociales, etc., que también determinan la singularidad de la obra.

Susana Dragotta

Cuando mirás obras viejas tuyas, ¿te encontrás o ya no?

Mis obras anteriores son testimonio del camino de aprendizaje, de mi crecimiento como persona y artista. Las aprecio y las cuido.

¿Cuál es tu gran sueño?

Mi sueño es un mundo sin violencia, una humanidad solidaria, inteligente y amorosa, conectada con la construcción y no con la destrucción. Una utopía en la que necesito creer.

¿Te gusta mostrar lo que hacés? ¿Cómo te llevás con el marketing?

Disfruto ver mi obra montada e iluminada en el espacio; me interesa porque es una responsabilidad con el medio en el que me desarrollo.

Trabajo para mí y para un cierto espectador que imagino al lado mío en el proceso creativo, a quien va dirigida la obra. Mi propósito es provocar experiencias que nos resulten de algún modo significativas.

No me manejo con marketing. Sí es importante la difusión y la circulación de la obra por distintos ámbitos, sin eso, el arte no tiene sentido.

¿Qué te inspira?

Existe un “estar atento” para percibir aquello que me resuena en la etapa de trabajo en la que me encuentro; puede aparecer en la vida cotidiana, en la naturaleza, en la ciencia, en la TV, el cine, la música, la relación con los demás.

Ver arte que me conmueve moviliza mis energías para trabajar.

¿Qué sentís cuando terminás una obra?

Decido dejar la obra inconclusa durante cierto tiempo para luego volver a verla y evaluar si continúo. Tengo que lograr la coherencia con la idea subyacente. Nunca la termino. La abandono satisfecha.

¿Quién valora más tu arte el mendocino o el turista?

Nunca tuve una opinión de los turistas, y en cuanto a la otra pregunta, yo valoro mucho lo que hago, si no sería imposible permanecer en esta ocupación durante tantos años.

¿Dónde soñás con ver una obra tuya?

La verdad es que me gustaría que mi obra estuviera en lugares donde pudiera ser conocida por la mayor cantidad de gente posible.

¿Qué pieza te gustaría tener en tu casa que no sea tuya?

En este momento, una pintura de Turner, de John Constable u otros paisajistas del s. XVIII o XIX por unos días; también es interesante no tener nada, las preferencias en arte van y vienen.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?