Procrear Ciudad: el "monstruo" ya empezó a transformar la zona

Aún no se percibe del todo en las calles, pero poco a poco los más de mil departamentos de la Sexta Sección que ya recibieron a sus primeros habitantes comienzan a impactar en el barrio. Este lunes abrió un nuevo local de autoservicio y la semana que viene será el turno de un nuevo gimnasio. Quienes conocen el lugar desde hace años aseguran que si bien por el momento el movimiento es casi el mismo, la llegada de los cambios es solo cuestión de tiempo. Mirá el video.

Avatar del Ignacio de Villafañe

Ignacio de Villafañe

Con 1.109 departamentos y capacidad para albergar a 5.000 vecinos es evidente que el gran proyecto inmobiliario Procrear Ciudad impactará sobre la zona de la Sexta Sección donde está emplazado. En agosto se entregaron las primeras viviendas y desde entonces nuevos departamentos fueron asignados a nuevos propietarios periódicamente y sin freno.

Por el momento, las mudanzas no fueron suficientes como para alterar la tranquila imagen residencial que todavía caracteriza a la zona. Pero en los alrededores del predio comprendido entre la vías del Metrotranvía y las calles Tiburcio Benegas y Suipacha algunos oportunistas ya dieron rienda a su espíritu emprendedor y abrieron su negocio con la vista puesta en la explosión demográfica que más temprano que tarde llegará.

"Como verás estamos en plena obra", cuenta Enzo Storani (58) mientras recorre el espacio donde la semana próxima comenzará a operar "Galpón Fitness", un nuevo gimnasio orientado a las actividades grupales. Según los pronósticos de Storani, el local podría recibir 300 clientes mensuales en su primera etapa.

Otro nuevo negocio que ya cambió la vida en el barrio es "Market Express", un local de autoservicio que abrió sus puertas este lunes y todavía está llenando sus góndolas con mercadería. "Están empezando a aparecer", asegura Germán Ugarte (27), uno de los socios a cargo del emprendimiento -además de miembro de los Bomberos Voluntarios de Godoy Cruz-, al ser consultado por el impacto de los vecinos de los edificios de Procrear en las ventas. Sin embargo, aclara que todavía no fue "una locura" aunque resalta que "el monstruo de torres está la vista" y sí hay un "alto flujo de gente".  

Manuel Torrico (47) es verdulero y trabaja en la zona desde hace siete años. "El movimiento hasta ahora es normal", explica el comerciante y atribuye el mismo a que todavía "hay poca gente que llegó a los edificios". Aún así, Torrico no descarta que los cambios llegarán y asegura que los vecinos de siempre "están preocupados" por la posibilidad de que los servicios no den a basto.

Mirá el video y escuchá los testimonios completos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?