¿Por qué un parque en Mendoza rinde homenaje a O'Higgins y Gabriela Mistral?

"¿Y por qué no?", podría ser la respuesta. Sin embargo, hay razones muy buenas de vinculación y hermandad con Chile que contamos en esta nota. Cuándo y quiénes avanzaron con las obras que ahora lucen completamente renovadas.

MDz Sociedad

La nueva imagen del teatro Gabriela Mistral.

Este fin de semana será reinaugurado, a nuevo y con actualizaciones a los usos actuales y nuevas costumbres, el parque Bernardo O'Higgins, conocido durante años con una "marca" simple y concreta: "Parque O'Higgins". Allí, también fue remodelado completamente otro espacio que nos trae a la memoria una vez más a Chile y sus personalidades más destacadas. Se trata del teatro Gabriela Mistral, un pequeño teatro griego que recuerda a la poetisa y Nobel trasandina que pasó de ser un galpón adornado a una obra que, sin dudas, a pesar de su sencillez, llegará a ser un ícono más de la Ciudad de Mendoza.

Pero, ¿por qué y a quiénes se les ocurrió tener en la capital mendocina espacios tan significativos en su simbología al pueblo chileno? En primer lugar, que ambos personajes históricos, cada uno en su tiempo, son más universales que locales: el libertador Bernardo O'Higgins por un lado, como socio de José de San Martín y la escritora Gabriela Mistral, que aquí hasta tiene un busto como hay pocos en Chile.

El "Gabriela Mistral"

El viejo Gabriela Mistral.

Fue creado por ordenanza municipal número 6245 del 17 de julio de 1957, se denominó oficialmente al teatro infantil al aire libre con el nombre de Teatro infantil Municipal “Gabriela Mistral”, que fue inaugurado ese mismo año. Se designó como primera directora de este teatro a Blanca Dalla Torre Vicuña, rivadaviense, quien ya impartía lecciones de teatro Infantil en un local municipal (situado entonces en la esquina noreste de calles Corrientes y Salta, en donde hoy está el gimnasio Luis Ángel Firpo). Fue aprobado entonces por el comisario político de entonces, Faustino Picallo. Torre Vicuña, ya había conducido otro miniteatro similar al Gabriela Mistral, el Pulgarcito, ubicado el parque San Martín. El antiguo local situado en Corrientes y Salta, constaba de 400 m2 dispuestos con distintas instalaciones: un patio de juegos para los niños, una dirección, galería y un amplio salón de actos con capacidad para 200 personas. El salón estaba provisto de un escenario con cortinados que se utilizaba para las prácticas escénicas. También tenía camarines y baños diferenciados para niñas y varones. El objetivo de este teatro era formar un conjunto de niños actores (de 3 a 11 años), como una verdadera compañía infantil de teatro y ballet. Se buscaba formar el carácter de los niños mediante una educación artística que se sumara a la de la escuela y del hogar.

Así, para la época, fue una verdadera institución modelo. En los cursos que allí se dictaban existía un número limitado de inscriptos a partir de una rigurosa selección de los alumnos para quedarse solo con los más aptos para este estudio.

Su denominación se debe a que en 1945, cuando finalizaron los trabajos de construcción del teatro, esto coincidió con el año del otorgamiento del Premio Nobel de Literatura 1945, a la poetisa y educadora chilena Lucila Godoy Alcayaga, más conocida como Gabriela Mistral (1889 – 1957). Se inauguró en el parque O'Higgins el 12 de enero de 1957 y el intendente era Julio Made. El 8 de enero de 1958, el antiguo Teatro Infantil Municipal situado en el Parque O´Higgins, cambió su denominación (Ordenanza Nº6245/57), pasando a llamarse “Teatro Infantil Gabriela Mistral” (seudónimo de Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga). Este fue el aviso publicado por Los Andes para su inauguración en el nuevo espacio:

La invitación.

El 12 de marzo de 1961, se realizó en el “Teatro Infantil Gabriela Mistral” la Fiesta de la Vendimia de la Capital . Entre las autoridades presentes estuvieron el Presidente del Concejo Deliberante a cargo de la intendencia Luis M. Galeano y el intendente electo, Jorge L. Peltier. En esta fiesta resultó electa reina de la Ciudad, la representante de la 4ta sección señorita Olga Leticia Rabino.

La relación con Chile en el eje

Se pensó en que enclavar un teatro con este nombre en el Parque O´Higgins, sería "un nuevo gesto de acercamiento" con Chile, país con el que Mendoza, particularmente, tiene vínculos de todo tipo, desde los históricos hasta los costumbristas, pasando por los viajes de veraneo y de compras, el uso del español y las comidas.

La obra de la nueva imagen del teatro Gabriela Mistral.

El busto de Gabriela Mistral fue donado el 1961, por el Club de Leones de Ñuñoa, Chile, al club de Leones de Mendoza (por ser este club chileno, padrino del formado en nuestra ciudad en setiembre de 1956).

La obra, del reconocido escultor chileno José Carocca Laflor (fallecido en 1966), fue emplazada en 1961 en el acceso al teatro. Con motivo de una remodelación de 1991, el busto fue trasladado a un atrio adoquinado frente a uno de los accesos al espacio teatral. En la actualidad, mientras se realizan las obras del parque el busto ha sido retirado y está siendo restaurado para su reubicación.

El busto, recuperado.
Busto de Gabriela Mistral.

El teatro Gabriela Mistral constaba en un principio de escenario y dependencias bajo techo, y graderías en forma de semi círculo al aire libre con capacidad para unas doscientas personas estando rodeado el lugar de una copiosa arboleda que brinda un ámbito especial para representaciones artísticas en el lugar. Luego, recibió numerosas  remodelaciones, la última en 2009, y  un gran incendio en 2017.

Parque O'Higgins Obras

No hay razones para explicar el por qué del nombre de todo el parque: el libertador Bernardo O'Higgins lo merece de lleno. Nuestro parque es un eje urbano con el mismo nombre y actividades diversas, tal vez al mismo estilo que lo tiene el del mismo nombre en Santiago, y que tantos mendocinos conocen y visitan habitualmente. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?